La investigadora del CSIC que se 'crió' en la UCA y que estudia el fondo marino para entender el cambio climático

Isabel Caballero presenta ante la Comisión Europea el proyecto 'Sen2Coast', que aplica potentes técnicas de teledetección para examinar estuarios, playas, corales o aguas continentales

Isabel Caballero, investigadora del CSIC, en un fragmento de un vídeo.
Isabel Caballero, investigadora del CSIC, en un fragmento de un vídeo.

“Antes, la Agencia Espacial Europea manejaba los datos de forma privada, pero con el programa Copernicus, que puso en órbita seis satélites, usamos el Sentinel-2 para estudiar el estuario del Guadalquivir, las playas de Conil o la Bahía de Cádiz”, explica Isabel Caballero de Frutos (Dueñas, Palencia, 1981), que ejerce como investigadora postdoctoral en el Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y que este jueves presentará ante la Comisión Europea, en Bruselas (Bélgica), un proyecto que pretende “ofrecer herramientas” para, en un futuro, corregir los efectos del cambio climático en las costas.

“Estudiamos la calidad del agua y su turbidez tras dragados u obras de emergencia en playas”, explica Caballero en declaraciones a lavozdelsur.es. Con el proyecto llamado Sen2Coast: Desarrollo de algoritmos de batimetría y calidad de agua mediante los satélites de alta resolución espacial Sentinel-2A/B para el avance de aplicaciones costeras —de la convocatoria I+D+i Retos de la Sociedad de Jóvenes Investigadores del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades (2019-2022)— pretende “dar un paso adicional para mapear el fondo del mar somero —aguas poco profundas— y desarrollar herramientas que permitan estudiar la profundidad del agua para investigar los efectos del cambio climático”, agrega.

Con estos satélites, señala Caballero, “somos capaces de recopilar información que se puede usar para investigar y gestionar regiones costeras”. Y pone un ejemplo: “El río Guadiaro tiene un problema en Sotogrande de cierre de la barra mareal, pues con estos satélites vamos a poder tener mapas y saber cuándo se cerró la barra, cuando estaba abierta y hacer modelos predictivos”. Los satélites Sentinel-2, del programa europeo Copernicus de observación de la Tierra, se usan para desarrollar herramientas que ayuden y den soporte a la gestión marina y costera, aplicando las potentes técnicas de teledetección para examinar estuarios, playas, corales o aguas continentales.

Ante la Comisión Europea, en Bruselas (Bélgica), Caballero presentará uno de los cuatro proyectos europeos de los 100 que participan en la mesa redonda informativa llamada Copernicus4Regions Breakfast Debate, organizada por la Comisión, la Agencia Espacial Europea y la Network of European Regions Using Space Technologies. A la investigadora la acompañará Gregorio Gómez Pina, jefe de Demarcación de Costas de Andalucía-Atlántico, como representante de los agentes y gestores que se han visto beneficiados por los resultados generados con la transferencia de conocimiento. Además, también participarán los investigadores Zane Atstaja, de Letonia; Jean Rapp, de Alemania; y Antonio Mingozzi, de Italia.

“El Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía es pionero en las aplicaciones costeras de los satélites Sentinel-2 y acudiremos como única representación española y única representación en aplicaciones costeras”, asegura Caballero. “Esta es una excelente oportunidad para situar al CSIC como líder en estas iniciativas y para afrontar los desafíos en el contexto del Espacio Europeo para la investigación, desarrollo e innovación de elementos que ayudan a una mejor gestión de los ecosistemas marinos en consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, agrega.

https://www.facebook.com/CsicAndalucia/videos/189857915545289

El CSIC explica que el objetivo del proyecto es generar nuevas herramientas para cartografiar los fondos marinos someros y obtener datos de batimetría con el uso de los satélites espaciales. “A pesar de la necesidad de gestionar y proteger las áreas costeras, la base de datos disponible hasta la fecha es sorprendentemente incompleta: la mitad del fondo marino costero del mundo permanece sin cartografiar”, señala la investigadora. “A medida que la actividad económica en aguas costeras se intensifica, y los impactos del cambio climático están aumentando en todo el mundo, este proyecto es fundamental para promover las oportunidades que nos ofrecen los datos de satélite del programa Copernicus en la gestión de los recursos costeros, regiones estratégicas de gran valor ambiental, cultural y socioeconómico”, concluye.

"He tenido suerte, aunque he trabajado mucho"

Isabel Caballero de Frutos nació en un pueblo de interior, en Dueñas, un pequeño municipio de Palencia, pero fue durante los veranos que pasaba en la costa de Cantabria donde se interesó por el mar y todo lo que lo rodea. Por eso decidió estudiar Ciencias del Mar (en la Universidad de Vigo) y posteriormente se doctoró en Ciencias por la Universidad de Granada, siendo investigadora en el departamento de Física Aplicada de la Universidad de Cádiz, tras lo que realizó una estancia de dos años en la National Oceanic and Atmospheric Administration de Washington (EEUU). Ahora ejerce como investigadora postdoctoral en el Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) .

“La investigación es muy difícil y, lograr estabilidad, casi improbable”, señala Caballero a lavozdelsur.es. En su caso, “diría que he tenido suerte, aunque he trabajado mucho”. Su caso es “muy atípico”, porque tras estar dos años en EEUU, regresó a España —“nadie vuelve de allí”— y ahora lidera un proyecto investigador siendo mujer. “Me gustaría que sirviera para representar a esas mujeres que piensan que no se puede ascender y ser responsable de trabajos científicos", señala. Con el ingeniero Gregorio Gómez Pina han “invertido los papeles”, ya que él es quien recurre a Isabel “cuando necesita nuevas herramientas”. “Me gusta el dúo que formamos”, dice.

Su carrera investigadora la ha ido forjando “el día anterior”. Un día antes decidió qué carrera quería estudiar, que se iba a Dinamarca de Erasmus, que aceptaba la beca que le otorgó el departamento de Física Aplicada de la Universidad de Cádiz o que hacía las maletas para irse a EEUU. “Pasé de la precariedad de la universidad a la estabilidad del CSIC, lo que me abrió muchas puertas”, confiesa Caballero. De momento, no le ha ido mal.

Sobre el autor:

Francisco Romero

Francisco Romero

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Antes de terminar la carrera, empecé mi trayectoria, primero como becario y luego en plantilla, en Diario de Jerez. Con 25 años participé en la fundación de un periódico, El Independiente de Cádiz, que a pesar de su corta trayectoria obtuvo el Premio Andalucía de Periodismo en 2014 por la gran calidad de su suplemento dominical. Desde 2014 escribo en lavozdelsur.es, un periódico digital andaluz del que formé parte de su fundación, y con el que obtuve en 2019 una mención especial del Premio Cádiz de Periodismo.

… saber más sobre el autor



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído