Niños como héroes: la obsesión de un maestro de San Fernando que ha llegado a los Princesa de Asturias

Francisco Cid comenzó con esta iniciativa en julio de 2021. Seis meses después, la candidatura de los niños por su comportamiento durante la pandemia para el Premio Princesa de Asturias de la Concordia ya es oficial y ha recibido infinidad de apoyo, tanto de rostros conocidos, como de personas anónimas

Francisco Cid, impulsor de la iniciativa, con el lema de la candidatura. MANU GARCÍA
Francisco Cid, impulsor de la iniciativa, con el lema de la candidatura. MANU GARCÍA MANU GARCÍA

De repente, un día de marzo de 2020, los colegios cerraron. Los maestros se despidieron de las aulas sin saber cuándo volverían y los niños se encerraron en sus casas sin tener muy claro qué estaba pasando. “Cuando volví y lo vi todo tal y como lo había dejado fue una sensación apocalíptica”, son palabras de Francisco Cid, maestro de infantil del CEIP Quintanilla, en San Fernando (Cádiz).

La vuelta fue cinco o seis meses después, porque aquel parón en marzo supuso el fin del curso de forma presencial. Entonces, al virus no se le conocía muy bien y las primeras decisiones de las autoridades tuvieron un gran impacto en los niños, a los que se les trataba como si fueran “supercontagiadores”. Recuerda Cid que, incluso, a aquellos pequeños con necesidades educativas especiales se les puso un distintivo azul, “una auténtica barbaridad”. A partir de ahí, desde la cancelación de los cumpleaños a una visita atípica de los Reyes Magos. Como dice este maestro, “para ellos es su mundo”.

Francisco Cid en su aula habitual. MANU GARCÍA.
Francisco Cid en su aula habitual. MANU GARCÍA. MANU GARCÍA

La trayectoria de Francisco Cid es amplia y no es nueva. Durante los últimos años ha acaparado premios, reconocimientos y entrevistas por su novedoso método de enseñanza. Sin embargo, ahora no busca un reconocimiento para él, sino para los niños, precisamente por lo que han sufrido y por cómo se han comportado durante la pandemia. Por ello, en julio de 2021 empezó a mover lo que hoy ya es una realidad: la candidatura de todos los niños para el Premio Princesa de Asturias de la Concordia.

Aunque no tiene muy claro donde surge esta idea, Cid empieza a recordar momentos vividos durante estos dos años en su aula de este colegio de barrio. Pensando llega a una charla con un niño de cuatro años donde el pequeño le decía a su maestro que este año no iba a tener Reyes Magos porque había escuchado de sus padres que la cosa estaba “muy mala” con la pandemia y los Reyes no iban a traer nada.

“Me marcó mucho. Esa frase yo creo que fue el comienzo de esta locura. Escuchó una cosa que no tendría que haber escuchado nunca y lo soltó en la asamblea”, señala Francisco, quien a partir de esta frase también comenzó una campaña para la recogida de juguetes. Previamente ya se había movilizado para conseguir que Cruz Roja se encargara de llevar las tareas a aquellos niños que no disponían en sus casas de ordenadores.

"Todo lo que son las bases educativas, sobre todo en infantil había desaparecido de un plumazo"

Si la pandemia ha supuesto un cambio para todos, qué vamos a decir de pequeños de 3, 4 o 5 años. Lo habitual a esas edades es jugar y relacionarse con otros niños, el contacto diario y el desarrollo de la socialización. Cuando llegó el virus, todo eso cambió, hubo que modificar toda la metodología e incluso los valores que se enseñaban en estas aulas. Algunos de estos pequeños enlazaban hasta nueve horas con las mascarillas, desde el aula matinal hasta la salida del comedor.

FRANCISCO CID PROFESOR SAN FERNANDO 4
La forma de dar clases cambió por completo. MANU GARCÍA.

“Tuvimos que establecer la separación de metro y medio, nada de contacto, nada de compartir juguetes, nada de abrazos. Todo lo que son las bases educativas, sobre todo en infantil había desaparecido de un plumazo. Nos tenemos que volver individualistas y ariscos”, indica el maestro sobre la vuelta al cole tras el primer parón.

Todo suma para impulsar un reconocimiento al que ya se han adherido distintas personas con relevancia pública. La primera de ellas fue el cantaor David Palomar. Desde ese momento, las redes hicieron cumplieron su función y se unieron Dani Martín, el Arrebato, Alkorta o Juanjo Ballesta, entre otros. Sin olvidar a todos los centros educativos que iban conociendo la iniciativa y cuyos claustros enviaban vídeos de apoyo.

Diversas asociaciones relacionadas con la infancia y la enseñanza se han sumado a la propuesta y, por ejemplo, la Asociación Mundial de Educadores Infantiles se ha encargado de enviar un correo informativo a todos los centros educativos.

Tras estos apoyos y ver la solidez de la propuesta, cuenta Francisco Cid que decidió pasar a la segunda fase: la búsqueda del respaldo de las administraciones públicas. Algo que ha ido de forma excelente. Empezando por el Ayuntamiento de San Fernando, que hizo una declaración institucional. Después, llegaron otros muchos consistorios y diputaciones. Falta concretar con la Junta de Andalucía, aunque ya hay contactos preliminares entre el impulsor de la candidatura y el presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, y el vicepresidente, Juan Marín.

FRANCISCO CID PROFESOR SAN FERNANDO 1
Francisco Cid en un momento durante la entrevista. MANU GARCÍA

El proceso para proclamar la candidatura fue algo distinto a lo habitual para este galardón. Normalmente es necesario que sea un ente prestigioso el que proponga una candidatura para el premio. Sin embargo, señala Cid, “fue tal el movimiento social que se produjo que la Fundación Princesa de Asturias se puso en contacto conmigo diciendo que era de las primeras veces que se había aceptado la candidatura sin que hubiera detrás un ente con prestigio”.

"Necesitamos que todavía la gente mande más apoyo porque queremos colapsar la centralita"

Lo de movimiento social no es una exageración. La organización tuvo que facilitar un correo electrónico ([email protected]) para que la gente siguiera mostrando el apoyo a la candidatura. No es suficiente para Francisco Cid, “necesitamos que todavía la gente mande más porque queremos colapsar la centralita”. Este hecho no es definitivo, pero sí uno de los parámetros que usa el jurado para tomar una decisión. El plazo para presentar las candidaturas acaba el 3 de marzo y el ganador se conocerá en junio.

Francisco no se sentiría ganador, pero sí deja claro que estaría muy tranquilo en caso de que la candidatura fuese premiada por la “actitud ejemplar que han tenido los niños”. Este maestro también es padre y reconoce que le haría gran ilusión que el premio lo recogiesen sus hijos, de 7 y 11 años, “porque es una manera de reconocerles el gran esfuerzo que han hecho”.

Cada dato que Francisco conocía ha servido de empujón para pelear por la candidatura. Alguno de ellos muy duro como que uno de cada cuatro niños está sufriendo una ansiedad severa, comparable a la de zonas de coflictos bélicos, a causa de la pandemia o que se habían cuadriplicado las llamadas alertando de maltrato infantil.

"Con un maestro más se puede dividir la clase, la distancia de seguridad se ampliaría y habría menos riesgos de contagio"

La pandemia ha servido para ver todos los déficits del sistema educativo desde lo material hasta lo estructural. De repente, la educación española se encontró con que no tenía los medios tecnológicos adecuados para cambiar el modelo con un acontecimiento como este. De hecho, cuenta Francisco Cid que muchos maestros tuvieron que costearlos de su bolsillo mientras que otros tantos tuvieron que ponerse al día con las nuevas tecnologías por la falta de formación en este aspecto.

Pero lo más importante que ha destapado el virus es que la ratio actual hace inviable una educación personalizada. “Con un maestro más se puede dividir la clase, la distancia de seguridad se ampliaría y habría menos riesgos de contagio”, asegura Cid, que, a día de hoy, dos años después del inicio de la pandemia, tiene que seguir dando las clases con las ventanas abiertas en pleno invierno.

FRANCISCO CID PROFESOR SAN FERNANDO 2
Francisco Cid asegura que si consiguen el galardón se sentirá "tranquilo". MANU GARCÍA.

Al maestro del CEIP Quintanilla le gustaría que hubiera filtros “como en los aviones”, para mejorar las condiciones climáticas de las aulas, pero para eso “hay que gastarse dinero y en educación es una de las áreas donde menos se invierte”. “Yo no le puedo quitar los chaquetones a los niños”, explica.

Una de sus alumnas de 4 años, por las consecuencias de la pandemia, no se siente capaz de ir sola al baño, por lo que Francisco la tiene que acompañar, “ellos absorben lo que su entorno le ofrece y, desgraciadamente, se está ofreciendo mucho miedo por todo”.

"Al niño que había perdido el abuelo lo que menos le importaba que tú fueras la pantalla y le estuvieras enseñando"

Para paliar esto, Cid resalta mucho la importancia de la educación emocional, eso sí, “en España estamos en pañales”, lo hacía antes a través de sus novedosos métodos y lo mantiene, pese a que las posibilidades se han reducido por los protocolos. “Para qué quiero saber dónde está Marte si no sé dónde colocar mi tristeza”, citaba Francisco después de ejemplificarlo con un caso más concreto, “al niño que había perdido el abuelo lo que menos le importaba que tú fueras la pantalla y le estuvieras enseñando”.

Este premio también tiene algo de recordar lo que supone un niño en la sociedad “este Princesa de Asturias es un poco para eso, para darle la relevancia a los niños en la sociedad, a lo mejor nos hemos olvidado un poco de la importancia en cuanto alegría que supone un niño”, lamenta Cid que, por si acaso, recuerda que son el futuro de un país.

Si finalmente la candidatura termina consiguiendo el galardón, porque triunfar, ya ha triunfado, la dotación económica irá para el sector de la educación. Aunque Francisco Cid aún no lo tiene claro y ni sabe la cuantía ni le importa, empieza a darle vueltas sobre dónde destinarlo. Tiene claro que irá para niños desfavorecidos y sin recursos, menciona casas de orfandad… Donde sea, bien utilizado estará. Porque como dice este maestro, “los niños son el motor de la sociedad”.

Sobre el autor:

Emilio Cabrera.

Emilio Cabrera

Periodista.

… saber más sobre el autor



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído