Naturaleza. FOTO: Thomas Strandebø Flickr
Naturaleza. FOTO: Thomas Strandebø Flickr

Muchos han relacionado la crisis climática con la aparición de la pandemia del Covid-19. ¿Se puede establecer una relación causal entre el cambio climático y la pandemia? Ciertamente no. Pero sí hay una relación directa entre las condiciones causales de la crisis climática y las condiciones causales de la pandemia de Covid-19. Ambos son efectos de una mismas condiciones causales y mantienen una relación de interacción. La asociación entre cambios en el clima y epidemias zoonótica está bien documentada. A pesar de que mucho antes de la crisis climática ya hubo terribles pandemias como la peste antonina (S VI d.c) las alteraciones bruscas en el metabolismo social siempre han estado en el origen de los brotes pandémicos.

Hace 28.000 años los neandertales se extinguieron por un infección crónica de oído de origen bacteriano (aquí). El peligro de los patógenos ha estado ahí siempre y cualquier disrupción brusca de los equilibrios ecológicos, locales antes del antropoceno y globales ahora, ha conllevado riesgos serios para la salud humana y animal en general en forma de epidemias o pandemias. Podemos simplificar en cuatro condiciones iniciales este polígono causal común que comparten tanto la emergencia climática como la emergencia sanitaria de la pandemia.

-Movimientos masivos de poblaciones humanas y animales. Esto pude ser debido a guerras, hambrunas o innovaciones en las redes de comunican facilitadas por cambios tecnológicos en los transportes o por interconexión de redes viales seguras. Un ejemplo dramático fue la conquista y colonización europea de América que supuso la extinción de millones de personas, el abandono de millones de hectáreas de cultivos y un cambio en el clima de la tierra que dio lugar a la pequeña edad de hielo (aquí).

-Condiciones de insalubridad pública. Crecimiento demográfico acelerado y no ordenado, hacinamiento, pobreza, contaminación de las aguas y del aire, deterioro de los sistemas colectivos de salud, sitios militares (aquí).

-Destrucción de hábitat naturales. Explotación intensiva de recurso por el crecimiento de la población, destrucción de bosques para extracción de leña, monocultivos, ganadería intensiva. Se trata de formas de deterioro más o menos severas del llamado efecto de dilución que genera la biodiversidad (aquí).

-Cambios o empobrecimiento en el régimen alimentario. Deterioro de la sanidad animales, ingestión de animales salvajes o hacinados (aquí).

Estas cuatro condiciones son estados que anticipan históricamente mini crisis ecológica locales que llevamos ensayando al menos desde el neolítico. Hasta el momento hemos sido capaces por medio de ajustes culturales, políticos o tecnológicos, más o menos finos, de aplazar el colapso. En la era del antropoceno los ajustes que nos han sido útiles hasta el presente ya no son factibles dada la escala global de los impactos (aqui).

Todo el exceso de complejidad que nos ha conducido hasta aquí debe también guiarnos en la nueva reflexividad que necesitamos para desplazar el colapso. Más de cien años de intensa crítica e investigación por parte de los movimientos sociales y de la comunidad científica nos han aportado experiencias e instrumentos cognitivos poderosos para pensar y construir un mundo mas allá del capitalismo y el extractivismo.

La epidemia de Covid-19 y la emergencia climática son fenómenos hermanos causados por las mismas condiciones. Estas condiciones están también en la base del origen de la crisis ecológica, verdadera matriz original de la emergencia climática; agotamiento de los recursos naturales, saturación de los ecosistemas y finalmente micro y macro colapso. La crisis sanitaria provocada por el Covid-19 es un ejemplo de micro colapso. Pero no nos engañemos el virus ha sido solo el tipo de agente oportunista que ha aprovechado la debilidad de un sistema mundo ya de por si muy debilitado por las crisis metabólica. De nosotros y nosotras depende que el micro colapso que ha provocado el virus no se convierta en un acelerador caótico del macro colapso climático.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído