Diez meses después de coger las riendas de la agria parcela económica municipal, Santiago Galván ha presentado un nuevo Plan de Ajuste "serio y realista" porque "ya no hay más margen, la situación es insostenible".

A las siete de la mañana ya ha estado revisando correos electrónicos. Normalmente, a las ocho ya se encuentra rondando el Ayuntamiento. No saldrá del entorno de la calle Consistorio hasta bien entrada la noche, salvo para algún acto o cita puntual. Es la rutina desde hace diez meses de Santiago Galván, teniente de alcaldesa de Economía, Hacienda y Planes Especiales. Es el responsable político de tratar por enésima vez de sacar a las arcas municipales de la UCI. Atiende a lavozdelsur.es unos días después de presentar un nuevo Plan de Ajuste municipal. Ni se sabe cuántos van ya en la última década. Hasta ahora, nadie en su puesto ha sido capaz de levantar la pesada losa de una deuda municipal que "ronda los 1.000 millones de euros". Bajo jornadas frenéticas, el joven economista del PSOE reconoce que "hay días que llego a casa a las once o a las doce de la noche". Si llega antes, sigue anclado al trabajo: "Tengo un pinganillo con Bluetooth que me lo enchufo mientras hago cosas en casa. Vivo solo y por la noche tengo que ver la ropa, la colada, hacer cosas... pero mientras, hablo por el pinganillo con los técnicos y reviso cosas pendientes". Saca de su maletín un iPad. Es lo que le mantiene conectado por control remoto al escritorio de su despacho en el Consistorio: "Es una gran ventaja porque firmo muchas cosas desde casa, pero también hace que sea casi imposible desconectar".

¿Qué ha aprendido en estos diez primeros meses de gestión política municipal?

A tener paciencia. Estaba habituado a la empresa privada y a la rapidez con la que se toman las decisiones, pero aquí he aprendido a sopesar más las cosas, pensarlas detenidamente, muchas horas, muchos informes jurídicos… Es madurez laboral, es diferente la forma de trabajar. Lo veo una virtud. Lo privado quizás es más de hoy para mañana pero aquí con los técnicos te lo tomas con más calma, piensas más las cosas.

¿Qué le ha sorprendido para bien y qué para mal?

Para bien, los trabajadores municipales. Con diferencia. No tenía un concepto tan bueno desde la calle, pero ves que hay muy buenos profesionales, gente muy bien preparada en todas las delegaciones. Para mal, que quizás no se aprovecha lo suficiente ese personal. Son los recursos más importantes que tiene este Ayuntamiento, los equipos humanos, a falta de recursos financieros. Quizás haya que escucharlos más, hacerles más caso, hay que darles más libertad a sus ideas… Han estado muchos años con mucho miedo, la gente nota todavía el ERE de 2012, y eso se ve. Ha habido mucha división… Pero el nivel del personal es espectacular.

¿Se ha arrepentido en algún momento, ha pensado en abandonar?

Para nada. Al revés, cada vez estoy más contento con la decisión e incluso más motivado. Personalmente, estoy convencido de que hay solución porque la ciudad tiene potencial. No hablamos de una pequeña ciudad, donde la deuda le come y no tiene recursos para poder salir. Es que hablamos de Jerez, de la quinta ciudad de Andalucía, la primera de la provincia. Tenemos recursos, tenemos capacidad, y ya no solo hablamos del flamenco, del motor, del vino, del caballo… El problema es que no hay grandes industrias asociadas a los grandes eventos, como el Gran Premio o el Festival de Jerez. Hay un potencial enorme en una ciudad con 215.000 habitantes y que es marca mundial.

"Aquí no hay medidas traumáticas. El empleado que menos gana, gana 25.000 euros al año y no hablamos de pegar un recorte a los trabajadores con sueldos más bajos"

Después de tantos mandatos de promesas incumplidas, ¿por qué la ciudadanía tiene que pensar esta vez que este Plan de Ajuste si es el principio del saneamiento de su Ayuntamiento?

Es difícil creer en un Plan de Ajuste cuando en los últimos años se han incumplido todos. El Ayuntamiento está ahora mucho peor que en 2012 cuando se hizo el primer Plan de Ajuste y todas las revisiones que ha habido se han incumplido.

Pero es que antes de ese hubo otro, bajo el mandato de Pilar Sánchez, y antes hubo otros que tampoco se cumplieron.

Es cierto, es cierto… ¿En qué cambia ahora? Estoy convencido de que en el pleno todos los grupos apoyarán mayoritariamente el Plan de Ajuste, me refiero a todos los grupos que están intentando trabajar para paliar la situación que tiene la ciudad y su Ayuntamiento. No sé qué intención tendrá el PP, que no está ni se le espera, por mucho que le hemos tendido la mano, pero lo otro será un aval. Será una garantía porque los grupos no van a levantar la mano porque sí, sino porque este es un compromiso serio y realista. Hay cosas que ya se están asumiendo, como el ahorro en alumbrado decorativo de las fiestas, y otras medidas que están en marcha, como la eficiencia energética o tocar el capítulo 1, que aunque no es voluntad de este gobierno, estamos obligados a ello. Los reales decreto-ley de 2013 y 2014 ya indicaban que había que bajar un 5% en personal y no se ha hecho. Hay seriedad y realismo a la hora de ejecutar las medidas, pero sobre todo es que ya no hay más margen, esta ciudad ha pasado por varios gobiernos, varios presupuestos, en los que se ha prometido y se ha prometido, pero hemos llegado a una situación insostenible. La deuda es 5 veces el Presupuesto municipal. ¿Qué empresa podría sostener eso, qué familia, qué autónomo podría sobrevivir así? El Ayuntamiento está en una situación realmente alarmante. Nos lo tenemos que creer el gobierno pero también la oposición y los ciudadanos. Es el único camino posible. El Plan viene recogido de forma ecuánime; el equipo de gobierno fue el primero en bajarse el sueldo considerablemente en comparación con otros gobiernos de la ciudad, y ahora toca que también la plantilla sea solidaria y que los servicios sean más eficientes sin bajar la calidad. Hay que ser muy eficientes. Y también hemos puesto el foco en los gastos menores, que parece que no, pero todos esos trabajos de cada delegación suman una cuantía interesante.

"Es difícil creer en un Plan de Ajuste cuando en los últimos años se han incumplido todos. El Ayuntamiento está ahora mucho peor que en 2012"

Hay cuestiones espinosas, como la bajada global en las productividades. ¿Temen la reacción de los sindicatos mayoritarios en el Ayuntamiento, y tradicionalmente beligerantes, como SIP y CGT ante esta medida?

Es contundente la reducción que se plantea en productividad, en un 40%, y lo que va hacer es que este concepto vuelva a los niveles de antes de 2014. Unos niveles normales de productividades. Y además se va a hacer con un reglamento de productividades, que no ha habido nunca. Todo era completamente arbitrario. En estos meses, además, este gobierno ha pagado las productividades condicionadas a ese reglamento, y los delegados hemos asumido hacerlo así. La ley obliga a asignarlas de forma objetiva y no como lo ha venido haciendo el Ayuntamiento de Jerez. Apelo al sentido común de los sindicatos y a que entre todos saquemos esto con el mayor consenso posible.

Pero ya otras centrales como el CSIF recelan de esos supuestos criterios objetivos.

Cuando tengamos un reglamento objetivo habrá una serie de ítems que valorarán la cantidad que haya que pagar. Luego aparte está la bolsa de productividades, que estaba en 8 millones y la vamos a bajar en un 40%, e irá en consonancia con ese reglamento. Es la forma más justa. Espero también que la oposición lo valide para que cuando haya cambio de gobierno siga siendo válido y no tengamos que estar a expensas de las arbitrariedades de cada gobierno.
¿Se contemplan medidas para bajar la carga financiera del Ayuntamiento?

En este Plan de Ajuste en concreto no.

¿Cuánto paga ahora el Ayuntamiento a los bancos?

Tenemos una deuda viva de 506 millones de euros, y este año concretamente se pagan 36 millones entre amortizaciones e intereses de gastos financieros. Es una barbaridad. Hablamos de un presupuesto de 194 millones, y de éste 36 son gastos financieros. Se hizo el planteamiento en Economía y tenemos previsto tener reunión con el futuro ministro de Hacienda cuando el Gobierno se establezca, que ya sabemos la incertidumbre que hay ahí, y habrá que plantearle esa devolución más a largo plazo porque la verdad es que la situación es inasumible para devolver ese dinero en diez años. El trabajo está hecho pero no se pone en el Plan de Ajuste porque queremos que las medidas sean realistas. Ahora mismo no tenemos luz verde del Ministerio como para poder decir que se ha bajado una deuda financiera que esta en tipo de prudencia, pero que igual la bajamos al 0% o al 0,3 o 0,4. Hemos preferido ser sobre todo realistas pero no quita que vayamos tomando líneas paralelas.

Otra cuestión polémica del nuevo Plan de Ajuste es el cumplimiento de la jornada laboral que marca la ley.

El anterior gobierno debió implantar las 1.642 horas que marca la ley pero al parecer el PP las implantó pero luego desapareció esta jornada. No sabemos a qué presiones respondió pero lo cierto es que no se cumple la ley.

¿Pero esto no se llama prevaricar?

Bueno, se llama convenio que va en contra de la ley y puede ser un convenio no válido.

"La deuda es 5 veces el Presupuesto municipal. ¿Qué empresa podría sostener eso, qué familia, qué autónomo podría sobrevivir así?"

La ley es muy clara y no se ha estado cumpliendo.

…Bueno… Es que pensamos además que las cifras hablan por sí solas cuando se han calculado desde Recursos el total de horas de menos trabajadas, 185.826 horas menos, que son una barbaridad, y en cambio se han pagado 68.652 horas extraordinarias. A bote pronto puede parece simplista, pero es que no se estaba cumpliendo con las 37,5 horas semanales en cómputo medio anual. Es importante esto porque se ha escuchado a algún sindicato hablar de esa media hora de cortesía. No, no, vamos a ver: cuando decimos que no se trabaja diariamente las siete horas y media, además de la media hora de cortesía, estamos hablando también de la jornada reducida en verano, en Navidad, en Semana Santa, en Feria… Pero la Ley habla de cómputo medio anual. Por tanto hay que compensar. Está muy bien la jornada reducida pero al final del año hay que hacer las 1.642 horas y eso es lo que no se estaba haciendo.

¿Y se va a hacer?

Eso es lo que se va a hacer. Se ha dado orden desde Recursos a nuevos cuadros horarios. Tenemos que estar al servicio de lo que esta ciudad demanda y de lo que la ciudadanía pide. Y creo que eso es fundamental. Esta es la medida del gobierno: el cumplimiento de la ley. Es hasta cierto punto doloroso, la gente que salió en el ERE de 2012, ¿qué puede sentir cuando ve esto? Impotencia y rabia porque ven que simplemente con el cumplimiento de la ley en horas de trabajo ya había forma de ahorrar sin medidas traumáticas. No es una medida de fuerza mayor ni que atenta contra derechos laborales. Está recogido por la ley. Dudo que algún trabajador pueda decir que estamos llevando un política de ogro en lo que a recursos humanos se refiere. Aquí no hay medidas traumáticas, ni reducciones drásticas. El empleado que menos gana, gana 25.000 euros al año y no hablamos de pegar un recorte a los trabajadores con sueldos más bajos en la tabla salarial.

¿A cuántas empresas calcula que afecta la subida del IAE que prevé el nuevo marco económico-financiero?

Hay alrededor de unos 2.000 contribuyentes. Es decir, unas 2.000 líneas de negocio que facturan más de 1 millón de euros al año en Jerez. Y ahí es donde este gobierno socialista ha focalizado la subida. Jerez estaba muy por debajo de los niveles de otras grandes ciudades, de localidades de la provincia incluso como El Puerto, Sanlúcar o Cádiz, y hemos planteado esta subida porque creemos que es justo que aquellos que más ganan paguen más. Es la medida estrella en cuanto a ingresos porque la otra medida es una revisión del Catastro, la revisión del IBI rústico, de fincas urbanas que han pasado a rústicas y otras que han florecido, que no estaban regularizadas, y por tanto también es cumplimiento de la ley ese padrón rústico que hemos aprobado.

¿Es partidario de que los tributos locales pasen a ser gestionados por Diputación?

Es una alternativa porque supondría liquidez para este Ayuntamiento pero hay que tener en cuenta que se le dejó una deuda a Diputación que ronda los 25 millones y ahora esa deuda se paga cediendo, principalmente, la gestión de las multas. Todo tiene sus pros y sus contras. Capacidad hay para gestionar nosotros pero bueno, todo es valorarlo. Al final hay que pagar esa deuda, es un acuerdo entra ambas partes, y Diputación también tiene mucho que decir aquí.
Recientemente el diputado de Hacienda animaba a incorporarse a aquellos municipios que, como Jerez, no han encomendado esta gestión a la institución provincial.

La línea de Diputación es aprovechar la economía de escala, aprovechar esa unión económica en la gestión de estos servicios tributarios.

También piensan actuar en las cesiones gratuitas de inmuebles de titularidad municipal. ¿Por dónde van a empezar?

Hay que hacer un estudio de todos los inmuebles que tiene el Ayuntamiento y que ahora están cedidos, son unos 200 del Ayuntamiento pero Emuvijesa también tiene locales, y hay que hacer un estudio en profundidad de quién no está pagando absolutamente nada y por qué. Porque al final están pagando todos los jerezanos y es justo que si alguna empresa tiene capacidad de pagar y está ocupando ese local, pues que no sean los jerezanos con sus impuestos quienes lo soporten.

"Apelo al sentido común de los sindicatos y a que entre todos saquemos esto con el mayor consenso posible"

Lo fundamental, pese a todo, es que el Ministerio de Hacienda autorice que es suficiente con lo que propone este Plan de Ajuste.

Tenemos el convencimiento de que vamos a recibir la luz verde del Ministerio, que eso es muy importante, y es la garantía de que este Ayuntamiento no va a estar intervenido.

¿Pero no lo está en la práctica?

Ahora mismo financieramente sí lo está. Es cierto que para cualquier paso que tenemos que dar necesitamos el visto bueno de Hacienda. Otra cosa es funcionalmente. Es el riesgo que tiene el Ayuntamiento en la situación en la que está. Le pasó a Marbella con los escándalos que hubo.

¿Hay riesgo de que ocurra algo como lo que sucedió en Marbella?

Estamos con graves incumplimientos en los últimos años y, por tanto, el peligro es real. Se podría llegar, por supuesto que se podría llegar. Se ha estado durante años incumpliendo reales-decreto ley, leyes de estabilidad, la ley de transparencia… y el riesgo está ahí y es lo que nos preocupa. Por eso este Plan. Hay que salir adelante, tenemos que sacar a la ciudad y al Ayuntamiento adelante.

 "Estoy convencido de que este verano vamos a tener Presupuesto en curso y las instrucciones son claras para que una vez que tengamos ese Presupuesto se trabaje ya en el de 2017"

El PP dice que el Plan de Ajuste es consecuencia del anticipo de 49 millones que solicitaron de la PIE.

Bueno, el anticipo te obliga a hacer una revisión del Plan, que ya se tenía que haber hecho por las desviaciones que tenía el anterior, y de hecho lo venimos comentado con el Ministerio. Si el Plan de Ajuste del PP se hubiera seguido, sin desviación, no habría necesidad de presentar un Plan de Ajuste ahora porque ese Plan ya absorbería este anticipo que ahora se convierte en préstamo a diez años. Pero en junio cuando entramos ese Plan de Ajuste tenía una desviación del 101% y en diciembre se bajó al 90%, lo que quiere decir que en el último semestre del año las cosas se han hecho bien. Con mucha contención, mucha economía de guerra, mirando todo con lupa... las cifras están ahí. Entonces, bueno, es que es muy real el riesgo de intervención funcional en la situación en la que está este Ayuntamiento. Y eso hay que intentar evitarlo porque un Ayuntamiento intervenido funcionalmente pierde el control de todas las decisiones. Perderíamos el control en políticas sociales, empleo y educación, que son nuestras prioridades.

¿Ustedes ocultan la liquidación presupuestaria, como aseguran también desde el principal partido de la oposición?

Eso ya lo expliqué. Confunden liquidación provisional de 2014, que es contabilidad nacional, que es la información que se sube al Ministerio, que da un déficit de más de 52 millones de euros, y esa es la realidad del Ayuntamiento; y otra cosa es la ejecución presupuestaria de 2014, que es lo que ellos confunden. Teóricamente hubo un superávit de 38 millones pero porque presupuestariamente no se tienen en cuenta las OPA de este Ayuntamiento, que fueron 24 millones en 2014 y eso es un gasto que no tiene reflejo en esa ejecución. Son facturas en el cajón que hay que reconocerlas en otros presupuestos, y nos hemos puesto a trabajar, especialmente con Ganemos, buscando alternativas para acomodar en futuros presupuestos todas esas facturas en el cajón. Esa es la realidad. Pero es que también hay que descontar 31 millones de los ICO, que es dinero que presupuestariamente entra pero es para pagar facturas de años anteriores; y además hay que restar el ingreso extraordinario de la venta del agua, unos 40 millones del segundo pago del canon; además hay que hacer el ajuste de los ingresos que se presupuestan que no son reales y son unos 15 millones, por lo que en total estamos hablando de una desviación presupuestaria de 66 millones. Ya lo he dicho en varias ocasiones, ojalá fuera una liquidación positiva, sería mucho más fácil, si el Ayuntamiento estuviera de verdad en 2014 equilibrado lo estaría también en el 15, en el 16, en el 17 y en el 18, entre otras cosas porque no puedes por ley incrementar el gasto. Estaríamos en un camino maravilloso que ni mucho menos es el que nos hemos encontrado. Intentan confundir.

"El PP intenta confundir. Ojalá la liquidación de 2014 fuese positiva, estaríamos en un camino maravilloso que ni mucho menos es el que nos hemos encontrado"

¿Es posible volver a corto plazo a la normalidad contable en la administración local? Estamos en abril y se sigue sin Presupuesto municipal del año en curso.

Es complejo, es complejo. La situación de deuda en la que se encuentra este Ayuntamiento, con esa cantidad de OPA, esas facturas que llegan tarde… se está trabajando a destajo y quiero agradecer a los trabajadores de la Delegación de Economía el esfuerzo que hacen diariamente. Estoy convencido de que este verano vamos a tener Presupuesto en curso y las instrucciones son claras para que una vez que tengamos ese Presupuesto se trabaje ya en el de 2017. Hay que ganar meses y procurar llegar. Logramos terminar el Presupuesto antes de final de año pasado porque cuando llegamos no lo teníamos, y ahora hay que ganar meses de trabajo respecto a otros años. La idea es tenerlo cuanto antes, junio o julio. Hay que procurar buscar la normalidad, no la anormalidad de los últimos años.
¿Hasta qué punto bloquea la gestión esta situación anómala y sin precedentes en el Ayuntamiento hasta el pasado mandato?

Imagínate. Mira, una cosa muy sencilla: los gastos financieros. Estos en un año varían con respecto al año siguiente, si prorrogas un Presupuesto donde tienes estipulado gastarte 15 millones en gasto financiero y este año tienes 36 millones, tienes un problema. Y eso es muy grave y llamativo. Ahí sí nos hemos encontrado con serios problemas. Pero igualmente con cosas que quieras hacer. Con el poco margen que tenemos, decides hacer políticas y cosas necesarias para la ciudad un año, pero es que al año siguiente te puede surgir un imprevisto grave, imagínate que se nos cae un edificio, ¿de dónde sacamos crédito para actuar? Estamos maniatados. Y también por supuesto a la hora de las nuevas inversiones: ¿cómo lo haces cuando tienes en el cajón ahora mismo más de 80 millones en facturas pendientes?

¿Pero los sucesivos préstamos ICO no habían limpiado los cajones de facturas ocultas?

Se suponía que con todo el fondo de ordenación y los ICO se limpiaban todas las facturas de proveedores pero no ha sido así.

¿Siguen quedando facturas de más allá del anterior mandato?

Siguen quedando, siguen quedando, eso fue faltar a la verdad porque hay una cantidad considerable en el cajón. Hay algunas que se pueden quedar, como la factura energética del último mes del año, que te llega en enero, has cerrado Presupuesto y tienes que tener un mecanismo para reconocerla al año siguiente, pero tiene que ser una dinámica normal, cíclica, pero no es normal acumular tanto.

¿Cuánto tiempo están tardando ahora en pagar a los proveedores?

La última cifra hablaba de cerca de 200 días de media para el pago.

"Creo que ningún Plan de Ajuste hasta la fecha ha presentado una reducción anual de 8 millones en gastos y 15 de ingresos. Esto no se ha hecho nunca, esto es una apuesta seria y realista"

Han empeorado la media.

Bueno, la realidad es que sin préstamos ICO hay dificultades para pagar, la tesorería tiene grandes dificultades. Hemos hecho una mesa del gasto precisamente para valorar en tesorería lo que tenemos disponible y poder contratar, siempre con la intención de bajar esa cifra.

¿Es este Plan de Ajuste una nueva patada adelante a los graves problemas económicos municipales?

No, esto sí es atacar la raíz de los problemas. Creo que ningún Plan de Ajuste hasta la fecha ha presentado una reducción anual de 8 millones en gastos y 15 de ingresos. Esto no se ha hecho nunca, esto es una apuesta seria y realista para intentar solucionar la situación. ¿Patada adelante? Eso es quizás lo que han venido haciendo en los últimos años, meterte en fondos de ordenación para pagar a proveedores pero a la vez generando más deuda por otro lado; meterte a hacer un ERE pero a la vez subiendo el capítulo 1… Eso es empeorar la situación y ahora estamos en el camino correcto, es lo que tenemos que hacer.

Las previsiones económicas de gastos contamplan la readmisión de los afectados por el ERE municipal con despidos improcedentes. ¿Cuándo?

La readmisión era un compromiso de la alcaldesa y del gobierno, y ya dijimos que llegaríamos hasta el final. Están incorporados y lo estarán en los Presupuestos, como no puede ser de otra manera. Ya se les trasladó incluso hacer una modificación de crédito para que tengan cabida incluso antes de que se apruebe el Presupuesto. El principal problema es el legal y por eso estamos esperando ese informe de la Dirección General de Función Pública, que es el que debe marcar los pasos y los tiempos en la readmisión.

Deuda municipal: "Creo que la culpa es de todos los gobiernos que ha habido porque ninguno ha sido capaz de frenar esta sangría"

¿Quién tiene más culpa de la situación del Ayuntamiento, Pedro Pacheco, Pilar Sánchez o María José García-Pelayo? 

(Piensa) Yo creo que todos en líneas generales. Nadie ha conseguido parar esto. La deuda ha crecido exponencialmente con el paso de los años. Podríamos poner unos criterios para valorarlo y si nos fijamos en la deuda, la época del pacto PP-Pacheco fue cuando más se incrementó la deuda en este Ayuntamiento; luego estuvo la época de Pacheco con Pilar donde también se incrementó, como en estos últimos cuatro años. Se podía repartir la culpa si nos fijamos simplemente en la deuda, que al final es lo que siente la ciudad. No poder prestar servicios en condiciones o no tener calles lo suficientemente dignas, pese a tener 215.000 habitantes, es fiel reflejo de la situación financiera del Ayuntamiento. Creo que la culpa es de todos los gobiernos que ha habido porque ninguno ha sido capaz de frenar esta sangría y hay que ser justos y realistas con lo que ha habido. Tenemos el pleno convencimiento de estar en el camino correcto para empezar la bajada. Hay que parar y empezar a bajar.

Teniendo en cuenta que dos de los exalcaldes están en prisión y la tercera en discordia, implicada en la Gürtel, ¿hasta qué punto relee los papeles antes de firmar?

Bueno, no pienso en esas cosas. Cuando en prensa leo tantos casos en los que se enjuicia a estos políticos, muchas veces me pregunto cómo eran capaces de hacer determinadas cosas que igual ahora vemos nítidamente que no se pueden hacer. Existen muchos controles en el Ayuntamiento para no hacer ese tipo de cosas o actuaciones.

¿Es difícil saltarse la legalidad en el Ayuntamiento?

Es realmente complicado. Primero hay que querer, que no es el caso obviamente de este gobierno ni de este delegado, ni mucho menos; y segundo, lo miramos todo con lupa, con informes, con mucha pausa, tenemos abogados que nos visan en los departamentos el trabajo... Pero no pienso en eso, pensamos en trabajar y sacar las cosas adelante. Realmente esto no es un cortijo propio, ni es tu casa. Es la casa de todos los jerezanos y a la hora de hacer cosas te lo tienes que pensar muy bien. No es tu nómina ni es tu dinero y el control y la fiscalización es imprescindible. Si hay una mínima alerta de que una decisión puede generar duda o no se ve clara, automáticamente se para, se reformula, se repiensa. Se puede tardar más tiempo pero las cosas se tienen que hacer bien y conforme a la ley.

"Realmente esto no es un cortijo propio, ni es tu casa. Es la casa de todos los jerezanos y a la hora de hacer cosas te lo tienes que pensar muy bien"

¿Servirá para algo la auditoría ciudadana de la deuda?

Eso se trabaja dentro de la comisión de auditoría y transparencia, que preside Ganemos, se hicieron unas jornadas abiertas muy interesantes y divulgativas, fueron de agradecer, y son cosas nuevas y positivas. Hay que hablar sin tapujos ni problemas de la deuda tan monstruosa que tenemos. Aunque sea el máximo responsable de las finanzas municipales es una deuda de todos los jerezanos. Al final es una mochila que, más o menos, en función de la conciencia que se tenga de ella, la llevan todos los jerezanos. Son sus impuestos y pesa en la espalda de todos. El objetivo es sacar conclusiones y sentar las bases de lo que no puede volver a ocurrir.

¿Están garantizadas las nóminas hasta final de año?

Están garantizadas hasta final de año y me atrevería a decir que, si seguimos el camino que marca el Plan de Ajuste, están garantizadas en la legislatura. Se consigue un importante ahorro, hay una fuerte generación de ingresos y es importante garantizar la estabilidad del capital humano, que es lo más importante que tiene el Ayuntamiento.

¿Ve indicios de que puedan mejorar otros ingresos ligados al ciclo económico?

Yo personalmente indicios no veo, pero también por la incertidumbre que hay en el Gobierno de la Nación, que va a condicionar. Es muy importante para una ciudad como Jerez el rumbo del Gobierno de la Nación. Nos afecta muchísimo. Este Ayuntamiento intervenido por Hacienda necesita ese nuevo Gobierno como también lo necesitan los sectores productivos de la ciudad, la educación, la inversión... Madrid es clave para poder salir de la situación en la que nos encontramos.

"Las nóminas están garantizadas hasta final de año y me atrevería a decir que, si seguimos el camino que marca el Plan de Ajuste, están garantizadas en la legislatura"

Han decidido municipalizar el mantenimiento del alumbrado público y es otra novedad en este Plan de Ajuste, ¿seguirán esa senda con otros servicios privatizados?

Este gobierno, lo ha demostrado en el Plan de Ajuste, va a apostar por el empleo público con las máximas garantías, y por eso hemos decidido la internalización del servicio de mantenimiento de alumbrado. Hemos visto que existía la posibilidad y tenemos capacidad para hacerlo. Seguiremos la misma línea con todos los servicios y todo lo que este Ayuntamiento pueda asumir lo vamos a hacer porque ya te digo que siempre vamos a apostar por ese empleo público y por ahorrarnos el beneficio industrial. Si una empresa viene a trabajar aquí es porque le es rentable y le saca dinero. ¿Por qué no lo podemos hacer nosotros?

Será porque tradicionalmente han usado a esas empresas como financieras para cubrir los gastos de personal y mantenimiento...

Claro, ese es el problema que tenemos a la hora de municipalizar los servicios. Estas empresas van pagando sus nóminas, van pagando, pero luego también es cierto que nos exigen intereses de demora…

Al final, todo más caro para el ciudadano.

Claro. Pero con esa deuda que ronda los 1.000 millones la dificultad es extrema. Al final municipalizar es asumir más capítulo 1, y son los gastos primordiales que hay que afrontar, y provocaríamos una carga que hay que estudiar muy bien si se puede afrontar porque si no sería aún más problemático.
Ya que la menciona, ¿a cuánto asciende la deuda global en este momento?

Bueno, la información que se nos dio a 31 de diciembre de 2013 era de 1.013 millones de euros y estamos pendientes de cerrar definitivamente el 14, porque tenemos todavía a Cirjesa y Ajemsa sin cerrar las cuentas, y nos pondremos con los técnicos para dar la cifra exacta a 31 de diciembre de 2014. Pero bueno, andamos en esas cifras tan monstruosas y eso lastra muchísimo, la tesorería lo sufre, no tiene margen. 

¿Habrá más merma en los servicios públicos?

Ninguna. Nosotros los únicos recortes que nos podemos plantear son en base a auditar los servicios que prestan las empresas concesionarias. Hay dos premisas claras: mantenimiento de empleo y condiciones de los trabajadores. El único tipo de recorte que se puede plantear está encaminado a una auditoría de servicios, sanciones por incumplimientos, y a hacer servicios más eficientes, pero en ningún caso habrá mermas ni en la prestación ni para los trabajadores. Hay cosas como en las que está trabajando el teniente de alcaldesa de Sostenibilidad que pasan por unificar las concesiones de la limpieza para dependencias municipales y colegios, pero no se pueden ver más mermados los servicios. Las concesionarias tienen un pliego y un servicio que tienen que cumplir.

¿No los cumplen?

Sí… Pero hay que ser vigilantes con esos pliegos. Y si ahora sacamos nuevos concursos de concesionarias, como es el caso de alguna empresa que va a salir, hay que estar vigilantes de que el servicio se presta perfectamente según el pliego. Hay que ir al estricto cumplimiento de los contratos.

¿Cómo es su relación con la alcaldesa? ¿Quién exige más a quién, teniendo en cuenta que por su mesa al final pasan las autorizaciones de gasto y muchas de las decisiones del resto del equipo de gobierno?

Hay un trabajo en equipo fantástico. No hay un peso de unos por llevar una delegación o de otros por llevar otra. Estamos todos con mucho peso de trabajo y toda ayuda es poca. Si por ejemplo la delegada de Recursos me pide ayuda, encantado de trabajar con ella, igual que ella conmigo.

¿Tiene ala crítica interna el gobierno local?

No. La única línea es hacer piña y trabajar conjuntamente. Todos los lunes tenemos reuniones de coordinación del gobierno y se plantean todas las dudas y necesidades de las delegaciones, y entre todos se acuerdan las acciones a seguir. Accesibles 24 horas, con la alcaldesa hay buena comunicación y eso es bueno. Ese trabajo en equipo es el que hay que seguir durante toda la legislatura en una ciudad compleja y en un Ayuntamiento muy difícil de llevar. Somos siete concejales, seis en el gobierno, y la unión es imprescindible.

¿Ha perdido la esperanza de que los socios de investidura formen algún día parte del gobierno?

Se le ofreció la posibilidad de participar y ahora espero responsabilidad. Hasta el momento, estoy encontrando respuesta en aquellos partidos que trabajan por sacar a la ciudad adelante. Tengo buena sintonía con Ganemos, IU y Ciudadanos, y si en algún momento deciden que pueden ayudar más desde el gobierno será cuestión de sentarnos a hablar. Hasta ahora nadie ha planteado nada, no existe el debate ni en el gobierno ni fuera de él, y es una decisión de cada uno de ellos. El clima de colaboración de trabajo que tengo con estos partidos es total, agradable, constructivo y de máximo compañerismo en el trabajo, y eso se agradece.

 "Somos siete concejales, seis en el gobierno, y la unión es imprescindible. Ese trabajo en equipo es el que hay que seguir durante toda la legislatura en una ciudad compleja"

Al PP veo que ni lo menciona, ¿es imposible la relación?

Ya me gustaría. Son once concejales, es una cifra importante, y si los once se pusieran a trabajar de verdad por la ciudad bienvenidos serían. Este gobierno municipal y este delegado están con la mano tendida todo el tiempo. Cuando quieran algo que me llamen: a cualquier hora y cualquier día. Pero no tengo feed back positivo, no he encontrado la respuesta que me gustaría y creo que se deberían sumar a sacar a Jerez hacia adelante. Deberían de arrimar más el hombro.

¿Es ahora mismo un lastre el Ayuntamiento para el futuro de la ciudad?

Totalmente, totalmente. Hay barrios y zonas que se merecen inversiones, como los colegios, que es responsabilidad municipal y no tenemos margen de actuación. Hay colegios que dan vergüenza, y lo hablo mucho con Laura (Álvarez, teniente de alcaldesa de Empleo, Recursos, Educación y Deportes). Tenemos una gran preocupación diaria y es triste ir a colegios como el de Lomopardo y ver como las cornisas se caen. El colegio lo tiene que mantener el Ayuntamiento y no hay capacidad de mantenerlo, y hay pocas cosas más preocupantes que eso. Y no hablemos ya del grave problema de desempleo que tenemos en esta ciudad. Tenemos ahí las competencias que tenemos pero hay que seguir volcándonos también en las ayudas sociales. El futuro de la ciudad pasa por contar con un Ayuntamiento que entre en el camino del saneamiento para tener posibilidades de invertir. No podemos seguir haciendo diez mil entrevistas hablando de lo mismo. Estamos peor que hace 20 años cuando ya se hablaba de todo esto. Hay que hacer la ciudad más sostenible, más eficiente e invertir más en investigación, desarrollo e innovación. Son proyectos a largo plazo y eso no da fotos en cuatro años, ni hay cintas para cortar, pero hay que apostar por eso, no por grandes obras.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído