El gobierno del PSOE presenta el borrador de un nuevo Plan de Ajuste que no prevé despidos pero que impone las 37,5 horas semanales a la plantilla para ahorrar 1,5 millones en horas extra, y reduce las productividades en un 40%.

El gobierno municipal tiene hasta final de abril para presentar un nuevo Plan de Ajuste para el Ayuntamiento. Fue la condición que imponía Hacienda para solicitar, en octubre pasado, un anticipo de 49 millones de euros por toda la Participación en los Ingresos del Estado (PIE) de este año. Dicho anticipo ahora se debe transformar en crédito ICO y, como consecuencia, en un nuevo Plan de Ajuste municipal. Y más, teniendo en cuenta que la deuda (unos 1.000 millones) no se ha reducido, el anterior gobierno del PP se desvió en un 101% de sus programas de ahorro y control del gasto, y el déficit de la última liquidación presupuestaria (2014) llega a 66 millones de euros. Las nuevas medidas de control económico y financiero -unos 7 millones en mejora de los ingresos- se han ido dilatando en los últimos meses pero la fecha límite se acerca y ya no cabe más demora para el ejecutivo de Mamen Sánchez. En una precipitada convocatoria de rueda de prensa este viernes por la tarde, los tenientes de alcaldesa de Economía, Hacienda y Planes Especiales, Santiago Galván, y Recursos, Educación y Deportes, Laura Álvarez, han presentado las líneas fundamentales del borrador de un programa con el que se prevén ahorrar más de 145 millones de euros en los próximos diez años. El socialista ha considerado este nuevo escenario macroeconómico a largo plazo como "serio, riguroso, sensato, trabajado de la forma más ecuánime posible, y sin medidas traumáticas". 

A diferencia de los anteriores, ha especificado el responsable de la parcela económica municipal, "vamos a demostrar que se puede hacer un Plan de Ajuste sin tener que despedir a nadie, al contrario de lo que hizo el ejecutivo de la señora García-Pelayo con un despido masivo". Precisamente el coste por la readmisión de los afectados con sentencias improcedentes del ERE municipal de 2012 ya viene recogido en el capítulo de gastos de las nuevas previsiones económicas: 4,17 millones al año. En esta línea, Laura Álvarez ha afirmado: "El PP hizo un ERE, nosotros los deberes". "Esa es la diferencia entre unos y otros. Ninguna medida conlleva despidos ni pérdidas de empleo para la ciudad", ha agregado. En este sentido, dos de las medidas de ahorro en materia de personal vendrán por la reducción en un 40% de los sobresueldos a la plantilla, y por el cumplimiento de la exigencia legal de la jornada de 37,5 horas semanales para los empleados del sector público. Una norma que se viene incumpliendo en el Consistorio jerezano desde marzo de 2014, tal y como ya denunció lavozdelsur.es en su momento.

La readmisión de los afectados del ERE municipal se recoge en el capítulo de gastos: 4,17 millones al año

Como ha desgranado en la rueda de prensa, en el pasado 2015 se trabajaron un total de 185.826 horas menos en el Ayuntamiento de las que establece la ley, lo que supuso un incremento del gasto público de millón y medio de euros. "Simplemente, ni más ni menos que con voluntad, el PP hubiese implantado la jornada que pone la ley encima de la mesa y nos hubiésemos ahorrado ese dinero en horas extra. El PP decidió no implantarlo y nosotros vamos a hacer que se cumpla la norma", ha enfatizado la 'número 2' de Mamen Sánchez. A su lado, Galván ha añadido que se realizaron 68.652 horas fuera de la jornada laboral. Del mismo modo, el gobierno local pretende poner coto a las productividades y gratificaciones del personal. El objetivo es que pasen de unos 6 millones anuales a 2,4. "Las productividades -ha proseguido Álvarez- se tienen que asignar con un reglamento objetivo, y desde que llegamos al gobierno vimos que se pagan sin objetividad ninguna; tenemos un borrador que vamos a negociar con los sindicatos pero supondrá que las productividades se asignen con criterios objetivos". De hecho, ha comunicado que ya se le ha remitido convocatoria a la Mesa General de Negociación del Ayuntamiento, que está previsto que se reúna a partir del viernes de la próxima semana. "Nos veremos todos los días hasta cerrar un acuerdo", ha dicho.

Está por ver la reacción sindical ante un Plan de Ajuste que persigue ser ecuánime: "Las medidas se aplicarán a toda la plantilla por igual, no habrá distinciones. Las personas que integran la plantilla se tendrán que esforzar en las mismas condiciones". En previsión de que sindicatos tradicionalmente combativos como la CGT o el SIP estén ya velando armas, tanto Galván como Álvarez han querido hacer un llamamiento a toda la plantilla "para que se sumen a estas propuestas". "Apelamos a su colaboración para conseguir un plan que permita el mínimo perjuicio para los trabajadores y sanear las arcas municipales", ha sostenido, antes de avanzar que el ejecutivo local "entiende que estas serán las medidas mínimas para que el Ministerio de Hacienda nos dé el visto bueno". Dicho borrador estará colgado desde el próximo lunes en el Portal municipal de Transparencia.

A todo esto, la responsable municipal ha recordado que ya se han ido adoptando desde julio pasado otras medidas por la vía del ahorro como la reducción de la estructura administrativa (medio millón menos); el reajuste de todas las unidades de los distintos servicios; y la reducción de los costes de seguros sociales de los funcionarios con un ahorro de 1 millón de euros al año. En conjunto, el nuevo Plan de Ajuste prevé un ahorro estimado de unos 8 millones al año a partir de 2017, si bien para lo que resta de 2016 la reducción del gasto será de unos 5,5 millones de euros.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído