Jerez tiene unas 5.300 casas vacías, casi las mismas que necesita para absorber la demanda actual

El gobierno local ultima el Plan Municipal de Vivienda y Suelo 2019-2022 abriéndolo a la participación para definir, entre otras cosas, si se proyecta más población con una oferta inmobiliaria "atractiva" para vecinos de municipios próximos o cómo se regulan los 800 pisos turísticos que ya tiene la ciudad censados

Viviendas en el centro de Jerez, en una imagen reciente. FOTO: MANU GARCÍA
Viviendas en el centro de Jerez, en una imagen reciente. FOTO: MANU GARCÍA MANU GARCÍA

Ni gente sin casa ni casas sin gente, era una de las consignas del movimiento del 15M. Aquel estallido de los indignados al inicio de la gran crisis va camino de cumplir una década y la situación socioeconómica no arroja cambios significativos. Una de las grandes cicatrices que dejó la recesión fueron las viviendas vacías en manos de los bancos tras el crack inmobiliario. Ahora, solo en Jerez, se sabe que hay 5.361 viviendas vacías, el 6% del total de un parque residencial en el municipio que supera los 90.000 inmuebles —81.202 son residencia habitual—. De forma llamativa, según se desprende de los datos del Documento de Avance del Plan Municipal de Vivienda y Suelo 2019-2022sería prácticamente la misma cantidad de pisos que requiere Jerez para absorber las necesidades actuales de vivienda de sus vecinos.

Con un tamaño medio por hogar en Jerez es de 2,65 personas, en términos únicamente cuantitativos, "se requieren 5.787 viviendas para atender a la demanda global en la ciudad", reza el informe, presentado este lunes en el Ayuntamiento por la alcaldesa, Mamen Sánchez, junto a otros miembros de su ejecutivo local socialista. De estas necesidades, 1.562 son necesarias únicamente para atender a demandantes de vivienda protegida, mientras que el resto, 4.225 viviendas, se requieren para atender a la demanda de vivienda libre. Del mismo modo, expone el documento oficial, Jerez necesita rehabilitar 3.474 viviendas para mantenerlas en condiciones de habitabilidad. En los próximos cinco años hará falta cubrir una expectativa de alojamiento para 87.956 hogares, con una creación de 3.895 nuevos hogares.

La regidora jerezana ha explicado ante los medios que “no se trata solo de intentar que tenga vivienda el que no la tiene, o mejorar las condiciones de vivienda del que la tiene. Se trata de que definamos si aumentamos población haciendo atractiva la vivienda a ciudadanos de otros municipios cercanos, o qué hacemos con las viviendas turísticas. Ver la vivienda desde aspectos relacionados con las zonas desfavorecidas, el centro histórico. Este Plan debe contemplar la perspectiva de género, la atención a la discapacidad. Debe tener en cuenta el punto de vista de la infancia, la juventud, los mayores”.

800 pisos turísticos

En la ciudad hay 297 familias que comparten domicilio con otra familia y por tanto necesitan una vivienda para constituir un hogar independiente. Cada año se detectan, de media, por los Servicios Sociales 71 casos de alojamientos por emergencia social. En el otro extremo, inmuebles vacíos que son ocupados por temporadas y como actividad económica, Jerez cuenta actualmente con más de 800 viviendas dedicadas a alojamiento turísticos. La ocupación media de estos alojamientos, mantiene el informe, en la ciudad es del 48%. La duración media de estancia es de 2 o 3 días. Asimismo, el parque de segunda residencia gira en torno a las 1.880 viviendas, por lo que se calcula que serequerirán 792 nuevas viviendas para atender la demanda de vivienda secundaria y de otros usos.

El Documento de Avance ha requerido del estudio de las características socio-demográficas de la población, sus necesidades en materia de vivienda, el parque de viviendas existente, su estado de conservación, las necesidades de actuaciones para la mejora de la accesibilidad, así como el estudio de los suelos disponibles para actuaciones residenciales.

La presentación, que también ha contado con la presencia de la delegada de Vivienda, Ana Hérica Ramos; la delegada de Acción Social, Carmen Collado; y el gerente de Emuvijesa, Antonio Sánchez Mato, ha servido para avanzar que, como prioridades de actuación, se han establecido las siguientes líneas de trabajo: el centro histórico, la zona rural y núcleos diseminados, la infravivienda y San Juan de Dios, la intervención para atender a los desahucios y las actuaciones en barriadas históricas de la ciudad. Del mismo modo, se plantea actuar sobre las viviendas vacías, fomentar el alquiler, accesibilidad y ascensores, diseñar un plan de actuación integral de mantenimiento de promociones públicas de viviendas, la gestión de los alojamientos turísticos y viviendas de entidades bancarias, registro de solares y la inspección técnica de edificios.

Un momento de la rueda de prensa.

Los objetivos que se pretenden alcanzar son de esta forma garantizar y hacer efectivo el acceso a una vivienda digna y adecuada a la ciudadanía de Jerez, renovar y mejorar el parque de viviendas existente mediante las oportunas medidas de rehabilitación y conservación, que eviten el despoblamiento y favorecer la integración social; facilitar la gestión, la información y la tramitación de ayudas para hacer más ágil el acceso a la vivienda, potenciando los servicios del Ayuntamiento en materia de vivienda a través de Emuvijesa; y la reactivación del Plan Municipal del Ordenación Urbana.

La alcaldesa desataca que “Emuvijesa se convertirá en la Oficina de Información, seguimiento y gestión del mismo, asumiendo las funciones de poner a disposición de todos los agentes intervinientes, información y estadísticas que den soporte a la toma de decisiones, no solo de carácter cuantitativo sino también de marcado carácter cualitativo”.

Una década con un Plan Municipal de Vivienda irreal

Mamen Sánchez ha señalado que “partiendo del análisis de la situación de la vivienda, se tienen que establecer las estrategias, las propuestas, la planificación y la actuaciones para llevarlo a cabo. El Plan anterior 2008-2018 no ha cubierto las expectativas que reflejaba, puesto que la previsión de la evolución de la economía y de la población no se han cumplido. Por tanto, es necesario adaptarlo a las circunstancias de necesidades actuales”. La alcaldesa ha incidido en “que las personas tengan vivienda digna y de calidad debe constituir una de las prioridades de la acción política, no sólo del Gobierno municipal, sino también de un plan de ciudad”.

La alcaldesa ha destacado que “en el mes de julio se ha terminado el documento de avance, que va a pasar posteriormente por un proceso de participación. Un estudio de análisis tan detallado como este no se ha tenido nunca antes. Por ello tengo que destacar el agradecimiento a la Delegación de Vivienda, a los técnicos de Emuvijesa y a quienes han participado de otros departamentos municipales”.

Igualmente, ha señalado que “es un documento de avance de lo que será este Plan Municipal de Vivienda y Suelo, que deberá pasar por un proceso de participación, según la normativa del Plan Andaluz de Vivienda. Este nuevo Plan Municipal recogerá las necesidades de vivienda y suelo, programando las actuaciones que se deben impulsar para responder a la demanda existente, tanto de obra nueva como de rehabilitación, con la participación de todos los agentes sociales y económicos de la ciudad”.

La oferta de viviendas en la ciudad puede oscilar entre 500 a 900 viviendas aproximadamente. Hasta la fecha actual se han edificado en la ciudad 20.278 viviendas protegidas, el 22,5 % del parque urbano. Actualmente Jerez dispone de un parque de 3.099 viviendas protegidas en régimen de alquiler. Los bancos tienen una oferta de viviendas de 279, detectadas en sus portales inmobiliarios, mientras que el sector inmobiliario tiene 1.756 viviendas, de ellas 78 para alquiler y el resto para venta.

En cuanto al nivel de conservación del parque residencial jerezano, el municipio cuenta con 33.665 edificios, de ellos el 95% se encuentran en buen estado. El 4,5 % presenta alguna deficiencia y sólo el 0,5% de los edificios se encuentra en estado malo o ruinoso. Teniendo en cuenta, mantiene el avance del Plan, las 448 viviendas que quedarán obsoletas, se obtiene que a lo largo del periodo de vigencia del referido Plan serán necesarias 4.995 viviendas para alojamiento principal. Igualmente, en la ciudad hay empadronadas 14.757 personas mayores de 75 años, de las cuales 4.513 viven solas. Se prevé que anualmente y por distintas razones 203 de estos hogares unipersonales desaparecerán dejando en muchos casos viviendas vacías habitables.

Fase participativa

La delegada de Vivienda, Ana Hérica Ramos, ha explicado la importancia de la fase participativa que comienza ahora. En este sentido, ha señalado que “queremos generar ese debate público, donde a partir de las necesidades de vivienda de la ciudad, se propongan medidas consensuadas. Para lo que resta de la elaboración del Plan se fomentará la participación de los agentes políticos, económicos y sociales más representativos de la ciudad, así como la colaboración de las asociaciones profesionales y vecinales”.

La delegada ha señalado que “tenemos el propósito firme de que los ciudadanos hagan suyas e identifiquen como propias las propuestas que se plasmen, atendiendo a las problemáticas esenciales para la población. Para el desarrollo de este aspecto, se ha diseñado por parte de la Delegación de Participación un programa de participación, que forma parte del documento principal”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído