urbaser-1024x768
urbaser-1024x768

El Ayuntamiento dio un importante tajo desde el verano de 2012 a todas las partidas de mantenimiento en los barrios de la ciudad: casi 11 millones de euros menos de presupuesto desde entonces para atención básica como limpieza viaria, materiales para el Área de Infraestructura o señalización viaria. Ahora, la alcaldesa anuncia un "batallón" que actuará a conciencia en ocho zonas de la ciudad: una al mes hasta las municipales

El Ayuntamiento tuvo un déficit presupuestario de 4,4 millones de euros en 2013. Fue junto a Jaén y Parla la única grande o mediana ciudad española que no cumplió con el equilibrio presupuestario, sancta sanctorum del ministro Cristóbal Montoro. Este desajuste, en cambio, habrá que imputarlo a otra serie de partidas, no así al capítulo de bienes corrientes que recoge también el gasto en servicios esenciales que se prestan en las barriadas. Apenas unos días después de que la alcaldesa, María José García-Pelayo, posara para los medios con motivo de la presentación del que ella misma denominó "batallón" de limpieza que recorrerá las calles de la ciudad, habría que recordar los profundos hachazos en servicios esenciales para las barriadas que su gobierno municipal acumula a raíz de los sucesivos planes de ajuste aprobados en el Ayuntamiento. Esto ha provocado, a ocho meses de las municipales (curiosamente el plan de actuación se divide en ocho zonas para actuar en una al mes), que al menos de cara a la galería hubiera que reaccionar ante la dejadez y el abandono permanente de las barriadas que vienen denunciando una y otra vez los propios vecinos.

En total, en el último año y medio largo se han recortado 10.705.863 euros en servicios básicos para el mantenimiento de los barrios y barriadas: parques y jardines, limpieza, señalización, recogida de residuos y suministro de materiales para el Área de Infraestructura. De los planes de ajuste que sucesivamente ha ido aprobando el gobierno local para ganar tiempo y tratar de salvar la legislatura ha tenido mucho eco ante la opinión pública el ERE municipal para 260 trabajadores y la privatización de Aguas de Jerez, pero mucho menos se ha hablado, huelga salvaje de basuras aparte, de los tremendos recortes en servicios esenciales para las barriadas.

En la comisión permanente de control y seguimiento presupuestario de diciembre de 2013 (hubo otra en julio pasado de la que no se facilitó documentación) se recogía un capítulo dedicado a los 'ahorros generados' a 30 de septiembre de 2013 y el ahorro mensual previsto en cada partida presupuestaria. En el capítulo de gastos en bienes corrientes, servicios y transferencias, pueden desglosarse las partidas específicas que más directamente inciden en el estado e imagen que presentan actualmente los barrios y barriadas jerezanas. Desde julio de 2012, cuando se produjo la primera reducción de gasto en el apartado de mantenimiento de parques y jardines, hasta el pasado mes de septiembre puede calcularse un recorte cercano a los 11 millones de euros. "Hemos modificado el sistema de trabajo, no por reducción del mismo, sino por reorganización de las distintas empresas concesionarias", declaraba Pelayo ante los medios esta pasada semana a propósito de su zafarrancho preelectoral en las barriadas. Pero, qué duda cabe, el trabajo sí se ha reducido.

El deterioro de los servicios públicos en barriadas, partida a partida

Protestas de trabajadores de Urbaser en Jerez, hace dos años, por los recortes del gobierno de Pelayo.

Veamos el apartado de parques y jardines, del que se ocupa la concesionaria Elsan (grupo OHL): a 30 de septiembre de 2013 el ahorro generado, según los datos oficiales, era de 532.438 euros. Mes a mes, el recorte en esta partida que ha dado el equipo de Pelayo ha sido de 44.369 euros. Si se multiplica desde entonces, la reducción total por esta partida que afecta al mantenimiento de zonas verdes o a la poda del arbolado acumula un recorte de 1,15 millones de euros en 26 meses. El siguiente servicio que se renegoció a la baja, con peores prestaciones lógicamente, fue el de señalización vertical y horizontal. Se trata de otro clásico de las reivindicaciones vecinales que en 22 meses, se redujo en noviembre de 2012, ha visto mermado su presupuesto en 302.434 euros. El ahorro anual que estableció el gobierno local es de 164.967 euros. Un mes después, también se recortó abruptamente el gasto en suministro de materiales para el Área de Infraestructura. Esto incide directamente en las labores de mantenimiento urbano, por ejemplo en rebajes de acerado, pavimentación, solería, eliminación de barreras arquitectónicas... En 21 meses se han gastado 970.515 euros menos que hace menos de dos años, algo que por lógico tiene que sentirse en los barrios y barriadas. En este capítulo se prevé ahorrar un total de 554.587 euros.

La madre de las quejas vecinales es la limpieza viaria y la suciedad que conlleva la recogida de residuos -limpieza de contenedores y sus zonas aledañas, escombreras ilegales...- y no puede extrañar a estas alturas. En 20 meses el Ayuntamiento ha recortado en estas partidas clave para la ciudadanía más de 8 millones de euros. Tras el sablazo a la nómina de la plantilla de la limpieza, en manos de la concesionaria Urbaser (grupo ACS, Florentino Pérez), que provocó una de las mayores huelgas que se recuerda en la ciudad, en el servicio de limpieza viaria se gastan 215.158 euros menos al mes que hace dos años, lo que supone desde que se aplicó el recorte -enero de 2013- un total de algo más de 4,3 millones de euros. En el caso de la recogida de residuos, la fecha de rebaja en el gasto fue la misma que el concepto anterior, pero el ahorro mensual algo inferior: 198.808 euros. En total desde entonces se han detraído de esta partida 3,97 millones de euros.

A todo ello se suma el ahorro en gasto eléctrico, partida en la que se incluye el deficiente alumbrado público, pero que es difícil desgranar dado que también incluye el gasto en consumo eléctrico en general del Ayuntamiento. En todo caso, desde que se redujo esta partida presupuestaria se han recortado 2,73 millones de euros por este concepto, lo que de alguna manera u otra también ha influido en que los problemas de alumbrado en los barrios y barriadas no se hayan resuelto.

Otra vez la herencia

"Se creado un gran equipo que actuará de forma simultánea y durante un mes en todas las deficiencias que existen en los distintas zonas en las que se ha divido el trabajo", insistió la alcaldesa en la presentación de un dispositivo que llega in extremis a los barrios de la ciudad. En este punto, la regidora popular obvió el aluvión de recortes que ha acometido en esta legislatura para centrar su discurso en culpar una vez más a gobiernos anteriores. “En todos los puntos de la ciudad se han detectado deficiencias y es que hacía muchos años que no se prestaban algunos servicios, por lo que vamos a poner la ciudad al día y a partir de ahí hacer un proceso de mantenimiento. En toda la ciudad hay demanda, y es normal que los ciudadanos que pagan sus impuestos lo que quieren es tener una ciudad en condiciones, lo más limpia posible, lo mejor iluminada posible, una ciudad en la que su saneamiento, su alcantarillado esté en condiciones, los árboles estén podados y los pasos de peatones estén pintados. Evidentemente vamos a ir a lo mejor posible, pero no quiero tampoco engañar a nadie y decir que no van a quedar cosas por hacer”. El denominado plan integral de barrios ha comenzado esta semana en la zona 2, distrito integrado por las barriadas de La Marquesa, La Pita, El Pinar, Santa Ana, El Rocío, La Asunción, La Canaleja, El Pelirón, Las Viñas y Las Delicias.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído