Festival de Jerez

“Yo empecé con Los Beatles, pero a mí me gustan las ‘papas aliñás’, no el ‘fish and chips”

Ricardo Piñero toca el bajo flamenco, un instrumento con el que se inició en Barcelona de la mano de Mariano Martos, y del reconocido bajista Carles Benavent, acompañante del sexteto de Paco de Lucía

Ricardo Piñero (Jerez, 1980) es una de esas personas que sobrevive con la música en Jerez. “A veces te preguntan, como si esto no fuera un trabajo, y por hacer lo que nos gusta no pudiéramos vivir de ello”, dice entre risas, calificando la visión del músico como “peyorativa”.. Este jerezano, que el año pasado dio clases en el Festival de Jerez y que este año vuelve a estar entre sus actividades, se inició en el bajo flamenco en el Taller de Musics de Barcelona, de la mano de Mariano Martos, llegando a estudiar con el gran músico y bajista catalán Carles Benavent, que introdujo esta disciplina hace ya unos 40 años, y que tocaba, entre otros grandes artistas, con Paco de Lucía.

“El bajo en el flamenco es un instrumento en teoría nuevo, de finales de los 70 o principios de los 80 cuando empezó Carlos (Benavent)”, explica a lavozdelsur.es. Un instrumento que no tiene más de 40 años, y que nació en el mundo del flamenco al calor del universal artista algecireño. “El bajo flamenco está en el sexteto de Paco, y Paco ya de por sí en esa época tenía tras de sí la controversia de si lo que hacía era flamenco o qué flamenco era”, se sincera, sin ocultar su valoración sobre el purismo. “Pues imagina en Jerez, aquí la guitarra es de otro camino, de acompañar el cante, más de la tierra, más clásico, con aire, graciosa y de soniquetazo“, añade.

Ricardo explicando su trayectoria musical durante el encuentro con este medio. FOTO: MANU GARCÍA.

Con tan sólo 19 años, Ricardo cogió las maletas y se fue a Barcelona a estudiar jazz y música moderna. Allí fue donde conoció a Mariano Martos y a Carles Benavent, que le enseñó la disciplina del bajo flamenco, y empezó a tener conciencia de de dónde venía. “Yo hacía otro tipo de música antes, a mí lo que me atrapó fueron Los Beatles en una clase de inglés, pero un día tomé conciencia de que vivía en Jerez y no en Liverpool“, dice mientras observa a su alrededor. “Que lo que me gustan son las papas aliñas y no el fish and chips“, ríe.

Ricardo, que no tiene parientes relacionados con el mundo del flamenco o de la música en general, se introdujo en este mundo en un principio de forma autodidacta, hasta que fue a estudiar a Barcelona. Luego de su estancia en la ciudad condal, volvió a su Jerez natal en 2009, donde está establecido y tiene un hijo. “Fue entonces cuando empecé a trabajar con José Gálvez, con Marcelino Fernández y con otra mucha gente del mundo flamenco”, explica. En esa línea, reconoce la dificultad que tiene tocar el bajo flamenco en una ciudad como Jerez. “Aquí es difícil, es como el que toca blues en el delta del Missisipi, a lo mejor una guitarra eléctrica no pega”, dice con desparpajo. “Pero bueno, ha sido el instrumento con el que me expreso, y con el que me inicié con Carlos en Barcelona… ahora en mi ciudad lo que intento es llenar ese hueco de la manera más flamenca posible”, apostilla.

El músico Ricardo Piñero (Jerez, 1980) es un especialista en el bajo flamenco. FOTO: MANU GARCÍA.

Sobre la situación de los músicos en la ciudad, reconoce que no es fácil, pero es algo aplicable a todos los oficios. “En Jerez no es que sea difícil vivir en este mundo, sino que es difícil vivir en general”, al tiempo que se sincera y reconoce “buscarse la vida” actuando allá donde puede. “Tenemos una ciudad que tiene una música propia y no aprovecha eso, no explota ese recurso como se hace en Río de Jainero o en Nueva Orleans. Deberíamos potenciarlo”, mantiene. Después de haber tocado con numerosos artistas, como Antonio Rey, José el Francés, Paco Heredia, Luis de Periquin o Montse Cortés, el bajista jerezano hará lo propio este sábado 23 de febrero en La Guarida del Ángel junto al cantaor Samuel Serrano y el guitarrista Francisco León, dentro de la programación del VIII Jerez Off Festival.

El artista además participará en el ciclo de jam session Flamenco para [email protected], que albergará Damajuana desde el 24 al 28 de febrero y estará en la presentación del nuevo disco de Javier Patino el próximo 1 de marzo, sumándose a un elenco de artistas que van desde Salmonete y Gema Caballero al cante, Silvia Romero y Ana Valdés a la viola, Javier Morillas al violonchelo hasta Raúl Botella y Carlos Merino a la percusión. El próximo 9 de marzo, por su parte, participará en Triando Flamenco, otra de las actividades del VIII Jerez Off Festival, junto a Sara Holgado al cante, Joaquín Ramos a la guitarra, Malick Mbengue a la percusión, Rosa Escobar a la viola y Jesús El Guardia y Raúl Vicenti como artistas invitados. Entre sus últimos trabajos se encuentra haber colaborado en el disco de Alfonso Mijita Carpio, y en Odisea, de Andreas Arnold.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *