Cultura

Xera Festival, algo se mueve en la ‘ville’

La muestra internacional de músicas del mundo pretende demostrar este fin de semana que otra apuesta por la cultura es posible y que dicha apuesta puede escapar de los límites convencionales a los que nos tienen acostumbrados nuestros gobernantes

En su último libro, Richard Sennett, Building and Dwelling: Ethics for the City, plantea el conflicto entre la ciudad física o construida (la ville) y la ciudad vivida (la cité). A propósito de este ensayo, Joan Subirats, catedrático de Ciencia Política en la Universidad Autónoma de Barcelona, concluía en un reciente artículo en El País que “una cultura de ciudad nos permitirá defender nuestra concepción de ciudad vivida (cité)”, mientras que “una ciudad que ponga el acento en la cultura evitará que la ciudad construida (ville) acabe siendo un lugar en el que solo algunos puedan vivir con plenitud”. Bajo esta lógica, parece que al fin Jerez se mueve.

El inicio, este pasado jueves, de la primera edición del Xera Festival, una muestra internacional de músicas del mundo por las plazas del centro histórico de la ville, es una excelente noticia por muchos motivos. Porque supone sumar una nueva iniciativa para dinamizar la ciudad desde una perspectiva ajena a los recursos más manidos y tópicos; porque abre fronteras gracias a su carácter internacional, y permite abrir los ojos y oídos a otras músicas y culturas  —“seré extraño a quien permanezco extraño”, asegura Subirats—; porque permitirá disfrutar de artistas que vienen por primera vez a España, como Callum Stewart, o de otras propuestas tan interesantes como la de Fanfare Ciorcarlia o el reencuentro tantos años después con La Jambre, uno de los grupos más singulares que ha dado la música española en los últimos tiempos; y porque, asimismo, el festival también incluye un amplio apartado dedicado a los niños y niñas —el futuro—, con talleres donde conocerán unas músicas fuera de los circuitos habituales y las podrán ubicar en su contexto histórico mediante un concierto en vivo, con concursos de dibujos para expresarse libremente y con cuentacuentos musicales que les llenarán la cabeza de imaginación y pájaros suficientes para volar.

Avance Xera Festival Internacional de Músicas del Mundo

¡Un aperitivo a golpe de click sobre lo que nos espera en el Xera Festival los próximos 18, 19 y 20 de octubre! ¡Estos son nuestros cabezas de cartel y aún tendremos muchos más conciertos! ¡Música a raudales por las calles de nuestro centro histórico! ¿Te lo vas a perder?

Publicada por Xera Festival en Sábado, 15 de septiembre de 2018

Y, desde luego, también este primer Xera Festival es para estar de enhorabuena porque amplía el efecto de otra iniciativa tan sugerente y edificante como ha sido el festival de cultura alternativa Intramuros, cuya segunda edición se ha celebrado hace algo menos de un mes en la plaza del Mercado. Ambas iniciativas, correlativas, demuestran que otra imagen de Jerez y otro relato de ciudad es posible. Poner el acento en la cultura transforma la sociedad, hace que evolucione la ciudad física y enriquece la manera en que todos vivimos la ciudad.

Hace menos de un mes, fue bonito ver cómo las vecinas históricas del intramuros jerezano se resistían a abandonar sus balcones casi en la medianoche para no perderse los sones de Martirio o Mariola Membrives. La respuesta de público fue excelente y el buen ambiente y la ausencia de incidentes presidió un festival en intramuros que reivindica la regeneración del barrio.

Ahora el Xera pareciera reivindicar que apostar por la cultura en Jerez es posible y que esa apuesta, tan popular como cualquier otra, puede escapar de los límites convencionales a los que nos tienen acostumbrados nuestros gobernantes —sea conciertos de sevillanas en la plaza de San Dionisio, procesiones extemporáneas o muestras de teatro amateur—. Como si vociferara con mucho gusto en su diseño y concepción que, sin ir más lejos, el flamenco es parte de nuestro ADN y una de nuestra señas de identidad ineludibles, pero no tiene por qué ser la única.

En cualquier caso, bienvenido sea este nuevo festival y larga vida a los proyectos culturales que enriquecen y construyen una ciudad más humana y habitable para todos y todas. Proyectos, en síntesis, de ciudad que deberían trascender a partidos y organizaciones —aunque en ambos casos, las iniciativas hayan partido de Ganemos (Xera) e IU (Intramuros)— y prolongarse más allá de los horizontes electorales y del gobierno local de turno. “Bien está que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.