Política

Vox quiere censurar un concierto del grupo de rap político Los Chikos del Maíz en Sevilla

Aseguran que los músicos hacen "apología de la violencia" y que se caracterizan por sus ideas "totalitarias"

La portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Sevilla, Cristina Peláez, ha exigido al gobierno local del socialista Juan Espadas que suspenda el concierto que la sala privada de música Custom tiene programado para el 13 de diciembre con el grupo Los Chikos del Maiz, avisando de que se trata de un grupo “que se caracteriza por sus ideas totalitarias y por hacer apología de la violencia”.

En un comunicado, Peláez ha reclamado suspender tal concierto y “retirar el patrocinio que el Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS) mantiene para la celebración”. Según ha dicho, “es especialmente grave que una institución pública como el Ayuntamiento de Sevilla patrocine, con dinero público, un concierto de un grupo que se caracteriza por sus ideas totalitarias y por hacer apología de la violencia en las letras de sus canciones”, si bien fuentes municipales han asegurado a Europa Press que dicho concierto no está “subvencionado o promocionado” por el Consistorio.

Peláez ha recordado que no es la primera vez que esta banda toca en Sevilla, pues en 2010 un directo de dicho grupo en el denominado Concierto por la República ya motivó una intensa controversia. En aquella ocasión, después de que la Asociación Víctimas del Terrorismo Verde Esperanza denunciase el asunto ante la Audiencia Nacional en demanda de una orden judicial de suspensión del concierto, dicha instancia judicial archivó la denuncia, mientras el grupo solicitaba protección a la Policía Nacional por las supuestas amenazas de muerte recibidas tras vinculárseles con ideología proetarra y ‘abertzale’.

Rememorando que la Asociación Víctimas del Terrorismo Verde Esperanza atribuía un presunto de delito de enaltecimiento del terrorismo a este grupo, Peláez señala que en sus letras, esta banda arremete contra José Antonio Ortega Lara, “del que dicen que pasó de carcelero a contorsionista”, o “alaban a un radical de izquierdas condenado a cuatro años de cárcel por portar explosivos durante la huelga general del 14 de noviembre de 2012”.

“Nos indigna que el ICAS dedique recursos públicos necesarios destinados a la promoción de la cultura entre los sevillanos para promover grupos que propagan el odio contra los más firmes defensores de la democracia, la religión cristiana o el Estado de Israel”, ha dicho, toda vez que el Ayuntamiento niega que el concierto cuente con subvenciones municipales o promoción pública.

Finalmente, la portavoz de Vox ha asegurado que sobre la citada sala de música pesa “una orden de clausura emitida el 23 de abril de 2019 tras detectarse por parte de la inspección municipal numerosas irregularidades”, acusando a sus propietarios de “hacer oídos sordos a la orden de cierre”, lo que le ha llevado a señalar “la responsabilidad de las autoridades municipales que no hacen cumplir la orden de cierre de un local donde acude una importante cantidad de personas”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *