Voces y afonías

Voces y afonías de la semana en lavozdelsur.es

Algunos de los nombres, para bien o para mal, que han sido protagonistas de los últimos siete días entre las noticias más destacadas

Manuel Ángel Vázquez Medel. Catedrático de Literatura y Comunicación de la Universidad de Sevilla.

La Biblioteca Universitaria, situada en el Campus del Carmen de la Universidad de Huelva, ha obtenido una importante donación que vendrá a engrosar sus fondos con un ingente legado, el que ha donado el catedrático onubense Manuel Ángel Vázquez Medel en forma de libros, revistas, discos compactos, DVD, así como otros materiales y documentos de gran valor. En total, unos 14.000 ejemplares. “Mi agradecimiento a la Universidad de Huelva por hacerme el honor de recibir mis libros de toda una vida”, ha afirmado Vázquez Medel.

Rafael Vera. Animador cinematográfico.

Buñuel en el laberinto de las tortugas (Sygnatia, S.L., The Glow Animation Studio, Hampa Studio) ha recibido este pasado sábado el Premio Goya 2020 a la Mejor Película de Animación. Lo que quizás no sepas es que en la película de Salvador Simó ha participado Rafael Vera, sevillano afincado en Rota y que allí fundó Verjim Animation Studio, dedicada a la animación 2D digital y que no para de crecer con nuevos proyectos.

Rodrigo Alonso. Parlamentario andaluz de Vox.

La Mesa de la Diputación Permanente del Parlamento andaluz ha reprobado por unanimidad la conducta del portavoz adjunto del grupo parlamentario de Vox, Rodrigo Alonso, por quitar documentos de CGT expuestos en el tablón sindical de la Cámara. El sindicato había denunciado que el diputado “los arrancó, los hizo una bola y los arrojó a la papelera situada bajo el tablón, todo ello en presencia de dos trabajadores de su grupo parlamentario”, según CGT, que añadía en un escrito que el diputado “realizó esta actuación pese a la recriminación y advertencia de su ilegalidad por parte de dos funcionarias que presenciaron los hechos”.

Amancio Ortega. Propietario de Inditex.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha confirmado la sentencia que condenó a Zara por discriminar a dos trabajadoras de Almería cuando decidió cambiarlas de centro de trabajo “exclusivamente” por el hecho de tener reducida la jornada laboral por razones de guarda legal de hijos menores de edad, y a quienes dio a elegir entre aceptar esta modificación, la renuncia a sus derechos o el despido. El Alto Tribunal andaluz desestima el recurso interpuesto por la empresa contra el fallo del Juzgado de lo Social 3 y rechaza que la medida adoptada estuviese “amparada”, como alega la empresa del grupo Inditex en su impugnación, por razones económicas, técnicas, organizativas o productivas.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *