Bruno Miguel, cónsul de Portugal en la calle Medina

La reapertura de la vinoteca del emprendedor, afincado en Arcos y oriundo del Algarve, permite ‘viajar’ al país vecino dos semanas antes de que se levanten las fronteras y degustar un ‘vinho’ verde, un queso del Alentejo o un pan de higos con oporto: “Jerez es tierra de vinos, Portugal también”

Bruno Miguel posa para lavozdelsur.es. FOTO: MANU GARCÍA.
Bruno Miguel posa para lavozdelsur.es. FOTO: MANU GARCÍA.

Hace tres meses que Bruno Miguel no abría las puertas de la Vinoteca lusa, una tienda de productos portugueses en pleno centro de Jerez. Ahora este pequeño comerciante se anticipa a la apertura de fronteras con su país —prevista para el 1 de julio— dando la posibilidad a los jerezanos de viajar a Portugal a través del sentido del gusto. “Llevamos aquí desde octubre”, dice el emprendedor, que ha mantenido cerrado su negocio casi la mitad del tiempo. Bruno reside desde hace casi cuatro años en la vecina localidad de Arcos de la Frontera y se lanzó a esta aventura tras cambiar de actividad empresarial. “Ya sabes cómo es eso de sembrar la tierra, no da mucho dinero”, comenta en referencia al trabajo que le llevó hace unos a España: un invernadero entre Chipiona y Sanlúcar de Barrameda. “Como Jerez también es tierra de vinos y a la gente les gusta los licores y estas cosas, me animé a dar el paso”, explica mientras señala la extensa vinoteca del local.

Pese al reducido espacio, en este rinconcito en el número 15 de la calle Medina se puede encontrar desde el famoso vinho verde —el albariño portuguéshasta moscatel de Setúbal, licores portugeses como el Beirão o vinos de Oporto y de Madeira, más cercanos al cream, médium y otros tipos de jereces de gusto británico, hermanados con el país vecino. “En Jerez había bodegas que vendían Oporto y al revés”, dice Bruno, haciendo referencia a conocidas marcas como Sandeman y a otras que se encontraron en el camino con el sherry, como Taylor, que se llevó la Croft portuguesa, dejando a González Byass la española.

La Vinoteca lusa se encuentra en pleno centro de Jerez. FOTO: MANU GARCÍA.

Pero no todo es vino generoso, dulce o fortificado en este pequeño consulado de Portugal. “A mí me gusta un poquito de todo, lo que está bueno está bueno”, dice el propietario, que tiene un acento andaluz y portugués a partes iguales. Entre los blancos, los rosados y los tintos, como los del Duoro —al oeste de la Ribera del Duero española—, prefiere “los más fuertes”: “Personalmente me gustan más los del Alentejo —la región que limita con Extremadura—”. Sin embargo, hay para elegir, ya que todas las zonas vinícolas lusas tienen hueco en su vinoteca. “Somos tres veces más chicos que vosotros, pero aquí tenemos de todo, de norte a sur”, bromea.

¿Para maridar? “Quesos de todo tipo, mermeladas ecológicas y pan de higo con sabores”, explica a lavozdelsur.es. “¿Sabores?”, le pregunta este medio. Ni más ni menos que de algarrobo, de menta, de nueces e incluso de vino de Oporto. “Hemos hecho degustaciones para que se conozcan nuestros productos”, comenta. Ahora con la situación de emergencia sanitaria, prevé mantenerlas pero incrementando las medidas de seguridad. En otra vitrina, vemos más productos lusos: aceite de oliva, vinagre y hasta bacalao, el pescado portugués por excelencia. “Hay gente que viene todas las semanas a comprar vino y ha aprendido un poquito de la cultura portuguesa pero aún se conoce poco”, confiesa. De hecho, poco después de la apertura un jerezano despistado le echó en cara vender solo vinos portugueses en la ciudad. “Todo de Portugal… ¿no hay de Jerez? Hombre, si yo no digo que el vino de Jerez no sea bueno, es buenísimo, pero lo que vendemos aquí es portugués”, ríe.

Ahora Bruno se prepara para abrir las puertas de un restaurante portugués precisamente con el objeto de dar a conocer la rica gastronomía lusa. Este pequeño cónsul gastronómico y enológico no ha parado en estos días para adelantar la apertura de este segundo negocio de cara a la temporada de verano, con dificultades añadidas entre el papeleo y la llegada del coronavirus. “Lo hemos tenido complicado, pero esperemos que pueda abrir y que todo vaya bien”, asegura. Por el momento, solo le queda esperar y cumplir lo prometido para poder disfrutar de porto tawny con un pastéis de Belém en la capital del sherry. Saúde.

La Vinoteca lusa se encuentra en la calle Medina número 15 de Jerezy¡ y abre de 10:00 a 15:00 horas de lunes a sábado.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído