Sociedad

Vecinos de Sanlúcar llevan hasta 15 meses esperando para cobrar la renta mínima de inserción

Izquierda Unida eleva al pleno el retraso del Gobierno andaluz en la concesión de ayudas a familias vulnerables

Izquierda Unida eleva al pleno el retraso del Gobierno andaluz en el pago de la renta mínima de inserción en Sanlúcar. En la actualidad las familias que se acogen a esta ayuda económica sufren retrasos de hasta 15 meses en el pago de la RMI, “agravándose la situación económica y social por la que atraviesan al no poder pagar servicios mínimos como la luz, el agua y el alquiler de la vivienda”.

La concejala portavoz de IU, Carmen Álvarez Marín, pide al gobierno local “sensibilidad y apoyo máximo a estas familias sanluqueñas en riesgo de exclusión social”. Hasta 15 meses de espera y retrasos para recibir por parte del Gobierno andaluz una ayuda económica que permita a familias en riesgo de exclusión social pagar servicios mínimos como la luz y el agua. Esta es la “grave situación”, lamenta Carmen Álvarez Marín, que están sufriendo muchas familias sanluqueñas pendientes del pago de la renta mínima de inserción “para poder sobrevivir en condiciones dignas”.

Tras mantener un encuentro con representantes de las familias afectadas, la concejala portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Sanlúcar pedirá en el próximo pleno ordinario “máxima implicación por parte de toda la corporación municipal y del gobierno local a la hora de tratar este asunto. El Ayuntamiento debe ser representante y defensor de estas familias que lo están pasando verdaderamente mal en nuestra ciudad”.

En la actualidad las familias andaluzas que tienen reconocidas la ayuda de la Renta Mínima de Inserción (RMI) deben esperar como mínimo ocho meses para que se resuelvan sus expedientes, “incumpliéndose de esta forma el artículo 32.2 del Decreto – Ley 2/2017 del 19 de diciembre que establece dos meses para la resolución de los informes”. En Sanlúcar decenas de familias están en esta misma situación, “sin poder pagar los servicios mínimos para sobrevivir ante unos retrasos que por otro lado están saturando el trabajo que se realiza desde los servicios sociales municipales”.

En algunos casos se llega a esperar entre 13 y 15 meses. “Algo insostenible”, según la concejala, “ya que se está dejando a estas familias en el abandono total, en riesgo de desahucio y expuestas a cortes de suministros básicos como la luz y el agua. Y lo que es aún peor, esta situación está afectando a los hijos y las hijas de estas familias, que en muchos de los casos no tienen ni para comer ni para vivir dignamente”.

Carmen Álvarez Marín expone que el Defensor del Pueblo Andaluz ha denunciado ya en varias ocasiones esta situación, “siendo el silencio la única la respuesta por parte de la administración regional”. Para Izquierda Unida es “urgente y necesario resolver esta situación, no solo porque ayudaría a mejorar las condiciones de vida de estas familias con necesidades económicas y sociales, sino que además aliviaría las arcas municipales de este gasto social que compete a la Junta de Andalucía”.

Carmen Álvarez Marín recuerda que “estas familias se encuentras solas, desamparadas, sin la ayuda ni el asesoramiento del Gobierno andaluz”. Y es por ello por lo que desde IU solicitan al gobierno local que “medien por el bienestar de estas familias sanluqueñas y exija a la Junta de Andalucía que agilice los trámites administrativos para que estas ayudas lleguen en tiempo y forma y se pueda así paliar de alguna manera la grave situación que están padeciendo muchas familias en una ciudad aquejada por el desempleo y el clientelismo del PSOE en los planes de empleo y en los servicios sociales municipales”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *