Andalucía

Valentín se cura: “Durante años el cáncer era igual a muerte, pero ya no”

El periodista de Canal Sur Radio, Valentín García, en tratamiento por cáncer desde enero, ha viralizado el hastag #yomecuro gracias a sus vivencias que cuenta en un blog personal

Madrileño de nacimiento, pero trianero de adopción, Valentín García, periodista de Canal Sur radio, retransmitía el pasado 22 de diciembre, junto a Tom Martín Benítez, el programa especial del Gordo de Navidad cuando se notó un dolor en el pecho. Al acabar la retransmisión acudió al hospital, donde le detectaron una pericarditis, pero además los doctores vieron que tenía una mancha en el pulmón. La palabra cáncer llegó a sus oídos como un mazazo. Aun así, reconoce que aquel día le tocó verdaderamente la lotería. “Si no me hubiera dado ese dolor, a saber cuándo habría detectado el cáncer y si lo habría cogido con tiempo”.

De eso hace casi seis meses. Lamentablemente, tras el pulmón se le detectó metástasis en la hipófisis. Tras cinco meses de tratamiento se reconoce “cansado”, porque “la quimio es cada tres semanas y te afecta muchísimo”. Pero Valentín se siente “fuerte y animado”. Todavía le quedan tres ciclos de quimio, ya no tiene que aplicarse radioterapia y los dolores han disminuido. “Hago una vida prácticamente normal, pero con menos batería. Por la tarde ya suelo estar muy cansado. Pero en general, estoy bastante bien”.

El periodista no es ni será la única persona afectada por el cáncer, pero a través de su blog personal, en el que cuenta su experiencia con la enfermedad, ha sido capaz de mandar un mensaje de esperanza para todos los que, como él, se encuentran luchando por ganarle la batalla. Publicó Metástasis —título de la una entrada de su blog— el pasado abril, cuando supo que el cáncer había llegado a su hipófisis. El final de su entrada era toda una declaración de intenciones: “Sigo siendo positivo y espero contagiar a quien le haga falta. Estoy ‘reseteando’ la situación, porque con la metástasis esto va a ser más largo, más pesado y con nuevos riesgos. Lo que no cambia es el final, porque me voy a curar”.

Valentín, con una camiseta con el famoso hastag #yomecuro.

Tras enlazar su entrada a Twitter, acabó viralizándose en redes sociales. Más de un millón de compartidos en apenas unos días, en el que su mensaje final de “me voy a curar” se transformó en un hastag que ya se ha hecho famoso #yomecuro. Familiares, amigos, compañeros de trabajo y cientos de personas han hecho suyo su lema a través de las redes. “Ni de casualidad, ni en las mejores de las suposiciones pensé que fuera a tener tanto impacto y una transcendencia tan feliz”, reconoce.

Valentín tiene claro que hay que afrontar el cáncer como una enfermedad más, por eso critica esos eufemismos que, desde la propia profesión periodística, empleamos a veces. “¿Por qué hay que decir que tal o cual persona ha muerto de una larga o penosa enfermedad? Tener cáncer no es vergonzoso, como tampoco significa que te vayas a morir, no hay motivos para no decirlo. Pero todavía hay un miedo, un tabú, y en ese sentido los jóvenes y los que trabajamos en los medios tenemos la responsabilidad de darle un giro a eso”. Entiende así que “falta positivismo. Durante años cáncer era igual a muerte, pero ya no”.

García sí reconoce que “nadie está preparado para que le digan que tiene cáncer. El suelo desaparece bajo tus pies, tu vida pasa en un segundo por tu cerebro, como en las películas, y es un shock. Yo estuve unos días noqueado, pero me encontré al poco tiempo con que no estaba hundido, que tenía ganas de vivir y que no me iba a morir y que tenía que hacer lo que me dijeran los médicos y además con el apoyo de mi familia”. Y añade: “El miedo a perder a determinadas personas, como mis dos hijos, son las que me dan fuerzas”.

La enfermedad le está enseñando “las cosas que en realidad merecen la pena. Me enseña el valor del tiempo, del cariño, de la compañía, de las personas, de las cosas que no podemos comprar. Esto lo sabemos en realidad, pero cuando te viene una situación así ves que todo es cierto y que quieres incorporarlas a tu vida”, dice. Ahora se siente “más cerca de los míos, no tengo pereza por hacer cosas y siento cada minuto como una oportunidad”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close