Sebastián Rubiales

Publicaciones

La línea que diferencia la salud de la enfermedad es más difusa de lo que parece.

A veces, nos sentimos compañeros en el esfuerzo de la humanidad valerosa y noble por conseguir el ideal humano. 

La tienda de Juan Rubiales estaba en La Florida, a poca distancia de la barcaza que cruzaba el río Guadalete. Entonces, hacia 1939, las obras públicas generaban numerosos empleos de albañiles y peones, pues la maquinaria escaseaba y todos los esfuerzos se hacían a golpe de riñones y sudor.