Helena Arriaza

Publicaciones

Hay tipos de diversión que no deben estar por encima de nuestra integridad como mujeres.

Decidir. En eso consiste la vida, en tomar decisiones. El problema es que, aún sin darnos cuenta, en la mayoría de ocasiones son otros los que las toman por nosotros.

Debemos entender que haya personas a las que no les guste el Carnaval, a las que no les hagan gracia las bromas que se escuchan en el COAC y menos aún si son protagonistas. 

“No nos metamos en eso”, dijo Rajoy hace unos días cuando le preguntaron por si una ley debería regular la brecha salarial que existe entre hombres y mujeres.