Domingo Jiménez

Publicaciones

La última vez que voté al PSOE fue en 2004. Ya llevaba, en aquel entonces, tiempo votando a Izquierda Unida pero voté a Zapatero movido por eso que llaman el voto útil, que en esa ocasión era también el voto del miedo.

A los que no hemos hecho de la política una forma de vida casi que nos dará igual. Sí, el casi es importante. Ya lo sé.

Si ya participaba poco en (y de) Podemos, la defenestración de Sergio Pascual es el último empujón que necesitaba para cuestionármelo todo y del todo. Otra decisión abrupta, arbitraria, destinada a concentrar aún más poder en las manos del -ahora si-todopoderoso Secretario General.

Un país abandonado: juventud, talento y emigración.