Alicia Domínguez

Publicaciones

Nos repiten que debemos estar sanos y fuertes, ser exitosos, ricos, eternamente jóvenes. Y no serlo supone una derrota personal difícilmente digerible pues está directamente ligado a la valía personal.

Soy de izquierdas, pero soy mujer. Antes fue lo segundo que lo primero. De ahí que tenga una deuda de gratitud con Mercedes Formica. Por feminista y a pesar de ser falangista.

A pesar de que cada vez hay más campañas institucionales para fomentar la igualdad en los anuncios de juguetes, la realidad es tozuda.

No todas las soluciones se hallan transitando por el carril de siempre. A veces, cada vez más veces, es necesario tomar un desvío y darle el esquinazo al neoliberalismo.