Aitor Arjol

Publicaciones

Las andotecas nacieron con la premisa de “tender un puente directo entre la gente y los libros".

Un oasis multicultural de productos y culturas, lo cual permite descongestionar el corazón de tanta imbecilidad patriótica en uno y otro sentido.

Almas viajeras y caminantes nos recuerdan no solo el río Duero, sino también la presencia de paisajes casi siempre anónimos, sembrados de escombros y ruinas.

"Puesto que ya andas, ven aquí conmigo y aprenderás a ser hombre de cárcel, donde tantos hombres desaprenden”.