Urbanismo solo cederá suelos a la Iglesia a cambio de terrenos junto al Guadalete

El Ayuntamiento condiciona la concesión a la Iglesia de terrenos en el núcleo urbano a la permuta de los mismos por parcelas imprescindibles para desbloquear el arranque del proyecto de sendero lúdico y turístico junto al río.

El Ayuntamiento de Jerez, a través de la Delegación Municipal de Urbanismo y Patrimonio, solo cederá suelos bajo concesión administrativa a la Diócesis de Asidonia-Jerez si el Obispado los permuta con terrenos de su propiedad que son imprescindibles para desatascar el arranque de los trabajos de instauración de un sendero fluvial en la ribera del Guadalete. Este proyecto, que cuenta con 3,5 millones de euros con cargos a los fondos de la ITI, prevé conectar el trayecto entre el puente de la Cartuja, en Jerez, hasta el molino de mareas de El Puerto. Según ha podido saber lavozdelsur.es, la adjudicación directa a la Diócesis, aprobada en junta de gobierno local hace unos días, de la concesión administrativa de dos parcelas municipales para la construcción de equipamientos destinados a la realización de actividades en cumplimiento con los fines de la iglesia Católica está supeditada a un acuerdo “global” que se está negociando con el propio Obispado y que, necesariamente, pasaría por permutar estos terrenos y otros en los que tiene interés la institución católica por otros de interés general para la ciudad.

Más concretamente, estos suelos son los señalados en el entorno de la Cartuja y que son imprescindibles para poner en marcha un proyecto que dirige la Junta de Andalucía y que lleva casi medio año paralizado precisamente por esta circunstancia. “Esta cesión de suelos —a 75 años— entra dentro de una negociación de convenio general con el Obispado que necesariamente incluye permutas para la ciudad. Aquí no se va a regalar nada, pero como el convenio es más amplio y no se han acordado los suelos para permutar se ha anticipado esto a la espera de seguir negociando”, han confirmado las referidas fuentes. En todo caso, aseveran, “la concesión de esos suelos —en La Granja y en La Serrana— está parada hasta tanto en cuanto no se produzcan las permutas; no se puede ir a otra fórmula jurídica, esto es suelo público, de todos los jerezanos, y hay que permutarlos por otros que sean de interés para la ciudad”. 

La parcela municipal situada en La Granja tiene una superficie de 492 metros cuadrados y ya fue objeto en el año 2007 de una cesión temporal a favor de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús en el Soberano Poder por parte de la extinta GMU, sin que esta cesión llegase a tener efecto; asimismo, esta hermandad ha renunciado expresamente a esta cesión en un escrito reciente. El objetivo ahora es que el Obispado ceda los suelos que afectan al proyecto de naturaleza y turismo en torno al Guadalete a cambio de esta y otras parcelas de titularidad municipal. “Si queremos hacer un sendero por el Guadalete tiene que pasar por el Guadalete, no cabe otra, y la Junta lleva negociando con el Obispado desde diciembre pasado sin éxito, por lo que el Obispado tiene mucho que decir para que salga adelante el proyecto del Guadalete. Y por supuesto, los jerezanos tienen derecho a recibir suelo a cambio de sus suelos”, han recalcado. 

La reforestación de las márgenes del cauce, embarcaderos y zonas de aparcamiento son algunos de los alicientes de un sendero junto a la ribera del Guadalete que pretende devolver el río a la zona y colocarlo como un elemento capital de interés medioambiental y turístico. La conexión permitirá recorrer a pie, en bici o a caballo el tramo entre el puente de Cartuja y el Molino de Mareas de El Puerto de Santa María.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *