Jerez

Urbanismo continúa con su campaña de vigilancia y cierra El Bichero por carecer de licencia

La delegación decreta la clausura provisional del establecimiento de la plaza Vargas tras retirar numerosos veladores de todo el término municipal de Jerez en las últimas semanas

Urbanismo decreta el cierre del restaurante El Bichero, de la plaza Vargas, por carecer de licencia. Las puertas del establecimiento están cerradas y, en ella, hay dos folios con la decisión tomada por el área de inspección urbanística de la delegación que dirige el teniente de alcaldesa José Antonio Díaz, que lleva unas semanas intensificando el control para detectar locales y veladores instalados sin licencia por toda la ciudad. “Decreto orden de suspensión de la actividad del restaurante por no disponer de los medios de intervención administrativa correspondientes”, se puede leer en la orden que firma el secretario municipal.

El incumplimiento de esta orden conlleva multas de 150,25 euros, “si bien se podrá aumentar su importe hasta el 50% en caso de reiteración del citado incumplimiento”. Si persistiera, “con dicho incumplimiento podría incurrir en la comisión de un delito de desobediencia a la Autoridad de los contemplados en el artículo 556 del Código Penal, por lo que se dará cuenta al Juzgado y/o al Ministerio Fiscal”. La decisión se mantendrá “hasta la obtención del medio de intervención correspondiente”, explica el documento impreso en la puerta del establecimiento, es decir, hasta la intención de la perceptiva licencia.

La medida se enmarca dentro de la campaña emprendida por Urbanismo para restablecer la Disciplina Urbanística en Jerez después de años de vista gorda. Dentro de esta campaña, establecimientos hosteleros de la plaza del Arenal han visto cómo se retiraban los veladores por carecer de licencia, al igual que ha pasado con otros negocios del entorno de la avenida Tío Pepe, o con la reformada La Vega, que se cerró provisionalmente por carecer de licencia de apertura y primera utilización tras su sonada inauguración.

“Es una demostración más de que Jerez no es una ciudad sin ley, que tiene todo el mundo que pedir licencia y que se otorgarán buscando el equilibrio entre la actividad económica y el tránsito de peatones”, apunta Urbanismo, que está inspeccionando escrupulosamente el término municipal para velar por el cumplimiento de ordenanzas municipales.

La ordenanza que regula la publicidad exterior en el municipio, aprobada en noviembre de 2013 durante el mandato del PP, se ha aplicado con tibieza en la ciudad, y ha sido seis años después cuando Urbanismo ha intensificado los controles, levantando actas de infracción en al menos una decena de negocios del centro, principalmente hosteleros de la plaza del Arenal y Lancería. El incumplimiento de estas normas puede acarrear multas de hasta 30.050,61 euros, según marca la ordenanza en el caso de las infracciones muy graves.

Apoyo de los comerciantes y hosteleros

El teniente de alcaldesa de Urbanismo, José Antonio Díaz, se ha reunido recientemente con las asociaciones de comerciantes del centro, Acoje y Asunico, y la patronal de hostelería, Horeca, para informarlas sobre la necesidad de regularizar la situación los veladores instalados en la ciudad.

El gobierno local agradece a Horeca su apoyo a iniciativas emprendidas por el Ayuntamiento “en su objetivo de impulsar la actividad económica en el centro con medidas y proyectos que contribuyan a un entorno más atractivo, habitable y sostenible”. Díaz añade: “Vamos a trabajar de forma conjunta con sus asociados, al igual que haremos con los comerciantes, asumiendo sus aportaciones y sugerencias, en coordinación constante, estamos deseosos de que aporten y que tengan esa colaboración que tienen con nosotros”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *