Una universitaria denuncia a unos compañeros que hablaron de “marcarse una manada” con ella

Un grupo de jóvenes de la Universidad de Castilla-La Mancha en Albacete comentaron, a través de un grupo de WhatsApp, que querían "dejarla medio muerta dando espasmos" tras violarla. 

Un grupo de jóvenes de la Universidad de Castilla-La Mancha en Albacete comentaron, a través de un grupo de WhatsApp, que querían “dejarla medio muerta dando espasmos” tras violarla. 

Una estudiante de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), en Albacete, ha presentado una denuncia ante la Policía Nacional por presuntas amenazas de violación difundidas en un grupo de WhatsApp por parte de otros jóvenes del campus. En este grupo, se sucedían diferentes afirmaciones del tipo “marcarse una manada” y “dejarla medio muerta dando espasmos”, en referencia a la denunciante. Fuentes de la Delegación del Gobierno de Castilla-La Mancha han confirmado la interposición de esta denuncia, que ha sido trasladada al juez, que determinará el alcance penal de los hechos tras la investigación que ha iniciado.

Ha sido la Asamblea de Estudiantes Universitaria de Albacete la que ha difundido en su cuenta de Twitter un comunicado en el que dice tener constancia de la existencia de un grupo de WhatsApp de unos jóvenes de Albacete en el que se habla “con bastante facilidad y humor de cosas tales como violar a una joven”. “Todo esto tiene nombres y apellidos, se llama patriarcado. Seguiremos tomando a broma y con total normalidad algo tan serio como es el consentimiento y el acoso. Se sigue hablando de las mujeres como meros objetos sexuales que existen para satisfacer los deseos de los hombres”, argumenta. Asimismo, desde la Asamblea condenan los hechos y muestran su total apoyo a la joven en cuestión, “que movida por la valentía se ha atrevido a denunciar los hechos y pedir difusión”. “Por ello, deseamos que se lleven a cabo las medidas oportunas con estos jóvenes”, concluye.

Por su parte, la UCLM manifiesta su más absoluto rechazo ante cualquier tipo de amenaza, coacción y violencia que pueda tener lugar dentro o fuera del ámbito universitario. Tal y como consta en su Protocolo de actuación frente a todas las formas de acoso y violencia, la universidad recuerda que toda persona perteneciente a la comunidad universitaria que considere que está siendo objeto de acoso moral, acoso sexual o acoso por razón de sexo tiene derecho a efectuar solicitud de intervención, de acuerdo con el procedimiento establecido en el mismo. “Nuestra universidad muestra una vez más su firme compromiso con la prevención y erradicación de cualquier tipo de acoso a fin de garantizar la dignidad y todos los derechos fundamentales de las personas que forman parte no sólo de la comunidad universitaria, sino de la sociedad en su conjunto”, han indicado.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *