Vida

Una programación terrorífica llena el Zoo de Jerez de familias por Halloween

El parque registra una asistencia de 3.500 personas con motivo de la actividad celebrada el 1 de noviembre.

El parque registra una asistencia de 3.500 personas con motivo de la actividad celebrada el 1 de noviembre.

El Zoobotánico registra una asistencia de 3.500 personas con motivo de la actividad Un Zoo de miedo en Halloween, organizada el pasado miércoles 1 de noviembre, enfocada a niños y público adolescente que convirtió las zonas temáticas habituales del parque en una celebración de con motivo de la víspera de Todos los Santos. El teniente de alcaldesa de Participación, José Antonio Díaz, ha valorado “muy positivamente el desarrollo de este tipo de acciones temáticas, que evidencia el compromiso, esfuerzo y creatividad de los trabajadores del Zoobotánico y que también suponen un atractivo más para que el parque sea centro de visitantes con carácter familiar”. 

La actividad ofreció un taller infantil denominado Nuestros amigos los murciélagos, donde se explicó el hábitat de la citada especie y su conexión legendaria con los vampiros. “El personal del Zoobotánico aprovecha las ocasiones y transforma el zoo en un motivo para educar en el conocimiento de la naturaleza”, ha comentado el teniente de alcaldesa. Las lechuzas, los murciélagos y muchas criaturas nocturnas fueron los protagonistas de la fiesta de Halloween celebrada, que tanto interés despierta en los ciudadanos. El taller de murciélagos, e incluso en el desfile de disfraces, atrajo la atención de los visitantes sobre estas maravillosas criaturas tan denostadas por la mala información sobre ellas cuando son muy beneficiosas para los seres humanos.  

El Zoobotánico entregó un murciélago de peluche a cada niño y a cada premiado del desfile con información sobre estos animales. Tampoco faltaron las clases de anatomía en el taller de huesos que captaron la atención de cuantos asistieron. Del mismo modo, Un Zoo de miedo en Halloween ofreció cuentacuentos de terror, además de la pasarela infantil de disfraces, pintacaras de personajes terroríficos, y se explicó la “dieta Halloween” para los animales. También se instaló un photocall con motivos de terror para que los visitantes pudieran realizar fotografías. 

Uno de los aspectos más novedosos fue la creación de un cementerio de muertos vivientes en homenaje a científicos naturalistas ilustres, y que permitió explicar a los visitantes los avances de su línea histórica de investigación en relación al reino animal y vegetal. Po último, José Antonio Díaz ha recordado que el equipo del Zoobotánico “es un referente en la educación y la conservación de especies desde hace 64 años; muchas generaciones han desarrollado su amor y respeto a la naturaleza en este espacio durante más de medio siglo”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *