ProvinciaEconomía

Una profesora de Arcos, portada de Interviú para denunciar un “abuso” bancario

Toñi Tirado se convierte en la imagen de la revista para visibilizar la problemática del IRPH, un índice "abusivo" que tienen más de un millón de hipotecas en España.

Toñi Tirado se convierte en la imagen de la revista para visibilizar la problemática del IRPH, un índice “abusivo” que tienen más de un millón de hipotecas en España.

Antonia Tirado, más conocida como Toñi, firmó en 2001 la hipoteca de su casa, a pagar en los siguientes 25 años. Le calcularon la cuota a abonar, vio que podía permitírselo, y desde entonces viene pagando todos los meses sin excepción. Pero un día recibió una llamada de su entidad bancaria, Banco Popular, que le ofrecía un 1,97% de interés fijo por ser “buena cliente”. “Les faltó ponerme una alfombra roja”, señala esta cordobesa residente en Arcos desde hace tres décadas. De pasada, le dijeron que no tenía Euribor —que marca el tipo de interés de las hipotecas y que ahora mismo está en valores negativos—, sino otro índice “más estable”, y la quisieron hacer firmar un documento con el que renunciaba a interponer futuras reclamaciones. Pero en una simulación de la hipoteca que le hicieron vio unas siglas: IRPH. Y empezó a investigar.

El Índice de Referencia de Préstamos hipotecarios, que es lo que significan, es uno de los seis que existen para referenciar los préstamos a interés variable, y empezó a sonar cuando el Euríbor cayó a mínimos históricos. Pero el IRPH se mantuvo, lo que provocó que las hipotecas de más de un millón de españoles —los que se calcula que lo tienen— no hicieran lo propio. La de Toñi es una de ellas. Cuando fue consciente de ello, “pillé un sofocón, no podía dormir de la rabia”, porque ahí fue cuando supo que su banco “quería seguir engañándome”, después de ofrecerle pagar un 1,97% de interés fijo durante los próximos diez años. Eso fue en 2016 y desde entonces está luchando para que se conozca este “abuso”, junto a una plataforma establecida a nivel nacional. Lo que no se podía imaginar Toñi Tirado es que su lucha la iba a llevar a ser portada de la revista Interviú, junto a Rebeca Basoa, otra afectada de Ferrol (Coruña).

“El IRPH nos deja en pelotas” es el título de una campaña que hicieron los afectados de todo el país y que consistía en posar semidesnudos, con carteles con este eslogan, para una sesión de fotos y un vídeo en el que explicaban qué era este índice y en qué les afectaba. “El marido de Rebeca —la otra afectada que posa en portada— conocía a una redactora de la revista, vimos que la repercusión que podía tener podía ser más importante que en otras ocasiones y decidimos hacerlo”, explica Toñi, aunque matiza que “no era plato de buen gusto. Ni tenemos físico de modelo, ni estamos acostumbradas”. Pero querían visibilizar su problema a toda costa. Y no se puede decir que no lo estén consiguiendo. Cuando atiende a lavozdelsur.es, confiesa que la han llamado de programas de televisión y periódicos nacionales. “Ha sido un mal menor, son desnudos reivindicativos”, señala Toñi, que ejerce como profesora de matemáticas en un centro de Arcos. “Me parece penoso que los medios de comunicación no hablen del IRPH, espero que ahora no se queden solo en la anécdota del posado”, señala.

Ella confiesa que no tiene problemas para pagar su hipoteca, pero que hace todo esto por las familias que han perdido sus casas por no poder hacerlo, muchas de ellas debido al aumento de la cuota que supone la aplicación del IRPH en sus préstamos hipotecarios. “Los bancos no se conforman con una cláusula abusiva, con carácter económico tengo cuatro en la mía”, apunta. A saber: la cláusula suelo, el IRPH, el año comercial —que calcula intereses como si el año tuviera 360 días— y el redondeo al alza.  “Cuando lucho no lo hago solo por mi hipoteca, el objetivo es darle visibilidad, porque mucha gente que no tiene base de matemáticas no lo entiende bien”, dice. Por eso ella se lo explica a todo el que puede, “como una maestra, no como una abogada”.

El Tribunal Supremo debe pronunciarse al respecto, se calcula, que antes de final de año. Un juzgado de Bilbao ha admitido a trámite la primera demanda colectiva —que engloba a 250 familias—presentada en el País Vasco contra BBVA por la comercialización de hipotecas con IRPH. La Audiencia de Madrid, por su parte, ya ha declarado nulo este índice, al entender que Caja Madrid —ahora Bankia— sabía que el Euríbor caería “considerablemente”, pero permitió que la afectada que denuncia “siguiese abonando altas cuotas con la imposición de este índice”, declarado abusivo. La Asociación de Usuarios Financieros (Asufin) asegura que el IRPH, en 2013, era 3,3 puntos superior al Euríbor; en 2014 estaba 2,6 puntos por encima; y en 2016, la diferencia era de 1,96 puntos.

“Lo hicieron a conciencia, sabiendo que nos estaban engañando”, sentencia Toñi, que añade: “Los políticos no nos ayudan y los medios tampoco, pero como soy muy cabezona, no me resisto”. La profesora asegura que demandará a su banco para intentar reclamarle la devolución de lo abonado de más durante estos años. Estas demandas se amparan argumentando que el IRPH es un índice manipulable y que no cumple con las exigencias de transparencia establecidas por el Tribunal Supremo en su sentencia sobre las cláusulas suelo. Por el momento no hay una respuesta clara ante estas denuncias, habrá que esperar a que el Tribunal Supremo siente jurisprudencia.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *