Sociedad

Una niña de 9 años acosa a una compañera en un colegio de Córdoba: “Eres una puta asquerosa”

"O me coges el teléfono o en el colegio te vas a enterar", es una de las muchas amenazas que la menor le envió por audios vía WhatsApp, y la inspección de Educación se desentiende al entender que el acoso se produce "fuera del centro"

“Ay, pobrecita, la caquita, que no me lo coge –el teléfono—, ay pobrecita la bebé que no sabe pelear, pobrecita. Tú lo que tienes es miedo, mucho miedo y ¿por qué tienes miedo? ¿De qué tienes miedo, de que le digamos a todo el mundo que eres una puta asquerosa?“, es uno de los muchos audios que una niña de 9 años del colegio concertado Santos Acisclo y Victoria del Naranjo, en Córdoba, le envió a través de WhatsApp a una compañera de su clase, según publica Diario Córdoba. 

Te voy a echar porque como no eres mi mejor amiga ni la de nadie… a ver, pobrecita, no tienes amigas, bueno, las que tenías ya las has perdido… y ¿por qué? Por guarra, asquerosa y puta, como tu madre“, es otro de los audios que prueba el acoso escolar que sufrió la menor en le centro educativo.

“Nos hemos enterado porque la niña recibió varias llamadas al teléfono de su abuela, porque ella no tiene móvil, y como no le contestó, dejó esos audios”, explicó el padre al medio cordobés. Es por ello que la familia ha denunciado el caso ante el centro y a la inspección de Educación para cambiar a la pequeña de colegio.

“Me da igual que no me crean, se lo voy a decir a toda la clase y a todo el mundo, y menos mal que no has llorado porque como tú llores en el colegio o pongas mala cara, tú sí que te vas a enterar, yo no digo nada. O me coges el teléfono o en el colegio te vas a enterar“, es otra de las amenazas que la compañera de 9 años le dejó por audios.

Los padres de la niña acosada explicaron al Diario Córdoba que en el colegio no les habían comentando ningún tipo de protocolo para resolver la situación de bullying que estaba sufriendo su hija. “A nosotros no nos consta que se haya hecho nada”, confesaron los progenitores. La pequeña, al sufrir amenazas por parte de una de sus compañeras, perdió el apetito y tiene problemas para dormir “porque se siente aislada del resto de compañeros”, recoge el rotativo andaluz.

Si bien el acoso se produce por parte de una alumna a otra compañera de clase, la inspección de Educación entiende que deben denunciar el caso a la Unidad de Delitos Informáticos la Policía Nacional, al tratarse de un acoso que se produce “fuera del centro” a través de una red social. Esto se suma a que, según explica el diario, el centro educativo se comprometió con la familia a dar un parte semanal de la evolución y no tienen noticias desde hace varias semanas.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *