Una gigantesca tortuga en Sancti Petri para combatir la contaminación de plásticos en el mar

Publicidad

Una gigantesca tortuga en Sancti Petri para combatir la contaminación de plásticos en el mar

La playa gaditana ha sido el escenario elegido por el artista holandés Marcel van Es para realizar una pintura en la arena de más de 25 metros, con motivo de la celebración del Día de la Tierra.

15-04-2018 / 16:40 h.

La playa de Sancti Petri ha sido el escenario elegido por el artista holandés Marcel van Es para realizar una gigantesca pintura de una tortuga rodeada de plásticos de más de 25 metros de diámetro en la arena, y para denunciar así la contaminación por plásticos que sufren los océanos. Así lo explica en un comunicado Greenpeace, que con esta acción se ha sumado, junto a Ecologistas en Acción, al European Environmental Bureau en la celebración del Día de la Tierra, el próximo 22 de abril, que ya se ha realizado de manera similar en otras playas europeas.

Las organizaciones ecologistas denuncian así los "graves daños que causan los plásticos que se encuentran en todos los mares del mundo por nuestro consumo desmesurado y la mala gestión que se realiza de ellos". Van Es, de 53 años y procedente de Amsterdam, lleva más de tres volcando su arte en las playas de Cádiz, y la tortuga es, en su opinión, el animal más representativo de la vida marina de la región, según explica Greenpeace.

Para la organización ecologista, el problema de la contaminación por plásticos, aunque "no es nuevo", está adquiriendo "dimensiones desproporcionadas y, lo que es peor, todo indica que aún puede ir a más". En su informe Un Mediterráneo lleno de plástico del pasado verano, Greenpeace señalaba que el 96% de las muestras de basura marina que se encuentran en la superficie del mar Mediterráneo son plásticos, "una crisis que afecta a más de 550 especies de animales marinos e indirectamente al ser humano".

"Cada minuto se vierte en el mar el equivalente a un camión de basura"

Alba García, responsable de la campaña de Plásticos de Greenpeace, señala que "cada minuto se vierte en el mar el equivalente a un camión de basura". "Nos han intentado convencer de que la solución a la contaminación por plásticos depende de la separación de residuos y del reciclaje. Pero sabemos que más del 90% de los plásticos que se han producido hasta ahora no se han reciclado", abunda, para sentenciar que "es hora de que los supermercados y empresas responsables de este problema eliminen los plásticos de un solo uso".

Por su parte, Ecologistas en Acción publicó el año pasado Basuras marinas, plásticos y microplásticos, un estudio que recoge "una amplia revisión bibliográfica de más de 300 publicaciones científicas internacionales y proporciona un completo resumen sobre los orígenes, impactos y consecuencias de las basuras marinas". Según Tania Montoto, una de las autoras del informe, "el problema radica en el enfoque del ciclo de vida: el modelo lineal que siguen los recursos utilizados, desde su fabricación a su posterior descarte, a menudo tras un solo uso y durante un tiempo corto, generando una acumulación incesante de residuos".

Las organizaciones ecologistas citadas entienden que las administraciones españolas y europeas "deben hacer una apuesta clara y firme por incorporar medidas que prohíban por completo el uso de estos plásticos pero, además, que promuevan sistemas de retorno de envases que se han demostrado como los más eficaces para disminuir el consumo de recursos y la generación de residuos".