Jerez

Una gala de poderío feminista y orgullo jerezano

Los premios Ciudad de Jerez reconocen el esfuerzo de proyectos como 'Recaída 0', impulsado por dos doctoras; la capacidad de reinventarse de Brotons; la creación artística de talla internacional de Daniel Sánchez-López o el éxito de las jugadoras del CD Guadalcacín Fútbol Sala Femenino

En algo más de una hora y media la Junta de gobierno local ha premiado la labor y el esfuerzo de ocho personas que han conseguido que Jerez destaque en todos los niveles: local, nacional e internacional. En estos premios Ciudad de Jerez 2018, celebrado en los Museos de la Atalaya en vez de en Los Claustros, los galardonados solo han tenido palabras de agradecimiento para familiares, amigos, ciudadanos y aquellos quienes les han reconocido su tesón por perseguir sus sueños. Olvidando, también, que ha sido tanto la sociedad como los servicios públicos del país los que le han ido poniendo obstáculos a ese trabajo que en la noche de este 9 de octubre, día del patrón de San Dionisio, les reconocen a modo de un casco griego. Ya lo dijo una de las galardonadas de este año a lavozdelsur.es: “Los premios denotan la carencia de algo”.

Para abrir boca, la pianista flamenca Rosario Montoya, alias La Reina Gitana —premio Ciudad de Jerez 2017 a la Creación—, interpretó En las montañas de Azerbaiyán junto a la flauta de Delia María Peña. El dúo dio comienzo a una gala donde los discursos fueron escuetos, dulces y, sobre todo, muy agradecidos. Rafael Lorente fue el primero en levantarse a recoger –de la mano de la diputada provincial Isabel Armario— su premio Ciudad de Jerez a la Conservación Patrimonial, ya que el jerezano hizo posible la recuperación y rehabilitación de una casa palacio que data del siglo XVII y que se encontraba abandonada hasta que él la adquirió en 1989 y restauró durante una década. Más allá de felicitar a los albañiles, fontaneros, arquitectos y demás personalidades que le ayudaron a levantar el inmueble histórico ubicado en la calle Bizcocheros, también pronunció: “Menos mal que la adquirí, porque si no, ahora sería un bloque de pisos”. Constatando así, que desde la iniciativa privada, Lorente pudo conservar una casa palacio que es hoy patrimonio cultural y natural.

María Rosa Durán y Cristina Blázquez durante su discurso. FOTO: MANU GARCÍA.

Las siguientes fueron la matemática María Rosa Durán y la hematóloga Cristina Blázquez, promotoras de ‘Recaída 0: Matemáticas contra la leucemia infantil’, un proyecto matemático-científico que busca diagnosticar si los niños con cáncer en la sangre volverán a pedecer leucemia infoblástica aguda. Ambas recibieron el premio a la Iniciativa, de la mano de la teniente de alcaldesa de Igualdad, Carmen Collado. “Podríamos escribir un libro infinito para agradecer a todos los que han hecho posible este proyecto…”, saludó Durán al público, al tiempo en que insistió en la importancia de la investigación para avanzar. Además, contaron que no pudieron obtener financiación pública para un proyecto pionero que salvaría la vida de niños, y que en cambio, tuvieron que acudir al crowdfunding. “Conseguimos más de 85.000 euros en tres meses”, resaltaron, agradeciendo de nuevo la participación ciudadana que apostó por ellas. “Ya no sumamos, sino que multiplicamos”, apostilló, con voz temblorosa, la doctora Blázquez.

Carmen Menacho, presidenta de Adifi (Asociación de personas con discapacidad física), fue la que subió al escenario para, en representación de su asociación que este año cumple su 15 aniversario, recoger el premio a la Integración, a manos del teniente de alcaldesa de Movilidad, José Antonio Díaz. La presidenta de Adifi, antes de poder dar las gracias, le entregaron un ramo de flores y un micro de mano. “Hay 30.000 personas que viven con discapacidad en Jerez y todavía quedan muchas barreras por eliminar, muchas mentes por abrir… Pero a medida que van cayendo ellos van siendo más felices y ciudadanos de pleno derecho”, expresó Menacho, quien terminó su discurso diciendo que Jerez “es la ciudad de la sonrisa, de la inclusión y de la igualdad”.

Carmen Menacho tras recoger su casco griego. FOTO: MANU GARCÍA.

Tomás Brotons y las cinco generaciones que le preceden fueron los cuartos en recibir el premio a la Excelencia —de la mano del teniente de alcaldesa de Economía, Santiago Galván—, al ser una de las grandes firmas a nivel nacional e internacional de disfraces y cabalgatas. Lo que empezó siendo una sastrería en 1859, terminó siendo una empresa de referencia que trabaja por todo el mundo, desde Rumanía hasta China. Un galardón más que merecido por su “capacidad de reinventarse y de crecer en sus casi 160 años de historia”, destacó la alcaldesa Mamen Sánchez en su discurso de cierre de gala. El director de fotografía de cine, Daniel Sánchez-López, recogió el siguiente premio a la Creación, entregado por el teniente de alcaldesa de Dinamización Cultural, Paco Camas, por su trayectoria en Hollywood y Bollywood, además de numerosas producciones premiadas en las que ha participado a nivel internacional.

Sánchez-López fue uno de los pocos que denunció la emigración a la que se vio obligado por la falta de oportunidades para ejercer en su tierra. “Quiero agradecer a mi tierra por reconocer mi carrera artística y por dale luz a la generación mejor preparada” que ha tenido que desarrollar su talento fuera, en el extranjero. Por ello, dedicó su premio a su familia, amistades, compañeros y “para los que seguimos luchando y resistiendo”. El siguiente en recibir el premio al Deporte fue el CD Guadalcacín Fútbol Sala Femenino, recogido por el presidente del club, Luis Delgado Flores, y la capitana del equipo, Lorena Bocanegra, de la mano de la teniente de alcaldesa de Deporte, Laura Álvarez. Delgado Flores tan solo tuvo palabras de agradecimiento para jugadoras, patrocinadores, junta de gobierno local y aficionados. Olvidando que a pesar de que es el único equipo de la ciudad que se encuentra jugando en Primera División, ninguna de las jugadoras puede vivir a día de hoy del fútbol sala.

Daniel Sánchez-López sosteniendo su premio, junto a Paco Camas. FOTO: MANU GARCÍA.

Las dos últimas galardonadas fueron las que quizá se extendieron más y se dejaron llevar por la pasiones en sus discursos. La enfermera, antropóloga y extécnico del Ayuntamiento de Jerez, Valentina de Jesús recibió, de la mano de la alcaldesa de Jerez, Mamen Sánchez, el premio a la Igualdad por sus más de 40 años de servicio público ininterrumpido en pos de los derechos humanos de las mujeres, del colectivo LGTBI y todas aquellas minorías que son discriminadas. “Tengo un sentimiento muy especial”, indicó, pero al momento hizo un giro de 180º para denunciar el terrorismo machista existente en nuestro país. “Son muchos los obstáculos, y hay muchas voces de mujeres que están en los márgenes: prostitutas, transexuales…, que no van a callarlas”, apuntó. “Aprendí que para cambiar el mundo primero debemos cambiar nosotros mismos”, continuó, al tiempo en que acabó su discurso recordando que el premio que hoy recibió pertenece a todas las mujeres.

Finalmente, la bailaora María del Mar Moreno fue la última en recoger su premio Especial en los Ciudad de Jerez 2018, entregado también por la alcaldesa del municipio jerezano. La bailaora quiso dedicarle el galardón a su madre —”que es un volcán, la alegría, la pasión…”—, y a su padre —”que es la cordura, los valores…”—. “Sobre todo a las mujeres, que somos las más pesás del mundo”, manifestó Moreno, quien también hizo mención a Antonio Malena, a Pilar Távora, la directora del espectáculo que Moreno protagoniza, Medea, y en especial a su maestra Angelita Gómez, “que no ha podido estar hoy aquí, y que sin ella hoy yo no estaría aquí”.

María del Mar Moreno durante su discurso. FOTO: MANU GARCÍA.

Mamen Sánchez, a modo de cierre, hizo un repaso por todos y cada uno de los galardonados. Pero sin duda lo más reseñable de su discurso, fue el dato de que “hacía un siglo que no s nombraba a una hija predilecta en Jerez”, en referencia al nombramiento de Angelita Gómez como hija predilecta de Jerez durante el pasado Festival de Jerez. “Es tan importante visibilizar y empoderar a las mujeres… Jerez siempre ha destacado por ser pionero en España al crear las primeras áreas de igualdad y en colocar la bandera LGTBI en el balcón del Ayuntamiento, pero se ha tardado un siglo en darle a una mujer este reconocimiento”, destacó. “Porque cuando una mujer abre la puerta, la abre para todas las demás”, apostilló.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.