Una comparsa de Cádiz a 1.109 kilómetros

Publicidad

Una comparsa de Cádiz a 1.109 kilómetros

Un grupo de gaditanos emigrantes e hijos de emigrados forman una agrupación en Barcelona contando con la autoría en música de Luis Rivero.

13-10-2017 / 07:42 h.

1.109 kilómetros separan a la Tacita de Plata de la localidad catalana de Barcelona. Casi 1.200 kilómetros que son pocos comparada con la nostalgia que sienten los que allí trabajan y que un día partieron desde distintos puntos de la provincia gaditana. Si algo tenían en común, además de su sello como andaluces, eran la pasión por el Carnaval. Es la historia de un grupo que un buen día decidieron unirse para crear una comparsa de Cádiz. De Cádiz, pero en Hospitalet. “Un día me llamaron para que dirigiera al grupo, solo le pedí una cosa: que sonara a Cádiz”, así se expresa Juan Carlos Cruz, un gaditano que partió a Sant Sadurní de Anoia por trabajo, y por amor, mostrando su ilusión al presentar el proyecto.

Ensayan en la Asociación andaluza Claveles, un lugar donde se respira la Andalucía más coplera y festival, como punto de encuentro de diferentes asociaciones rocieras. “Hospitalet tiene su propio Carnaval y tiene alguna que otra agrupación, lo mismo que los pueblos de por aquí, pero claro, no es lo mismo”, sostiene Cruz que sabe que será difícil hacer algo distinto de lo habitual, “hay festivales por Cornellá y Mataró”.

Lo que sí es cierto es que el grupo está formado por gente de Cádiz o, como mucho, hijos de andaluces que viven en el norte “pero que tienen ese arraigo por la fiesta”. Es el de componentes gaditanos como Chico Fuertes, hermano de Jordi Fuertes, actual componente de la chirigota del Canijo o Álvaro Anillo, ex componente de Fali Pastrana y Tino Tovar. Las letras la harán entre ellos, aunque contarán con ayuda de gente de Cádiz, en concreto de Luis Rivero, casualidad o no, autor gaditano pero nacido en Tarragona.  

No es tan sencillo, entre otras cosas, por cuestiones de logística, ya que para ensayar no siempre se reúnen todos, por la distancia o por cuestiones labores. “Aquí trabajamos todos y eso se prioriza a los ensayos, como es normal”, por ello la agrupación no participará en el Teatro Fallo, aunque Cruz ya le gustaría, entre otras por coincidir con su hermano, que ahora pertenece al grupo de Los Carapapas. Como es normal, la temática de conversación entre los catalanes y andaluces emigrantes es la de la famosa independencia. Sin embargo, bien claro tienen que una vez se entra en el local de ensayo, la charla no deriva por esos asuntos ya que se habla más de Cádiz que otra cosa.

La realidad de este asunto es algo más profunda. No es la única agrupación que se forma en la lejanía, en la distancia, en la otra punta del mapa. Lo que da entender los sentimientos que mueve el Carnaval de Cádiz. “Aquí hay gente que echa mucho de menos el sur, pero su vida ya está hecha en el lugar donde le dio trabajo y a sus hijos”, analiza el comparsista, con cierta nostalgia por abandonar su tierra.

Comparsa infantil de Barcelona

Desde Cataluña, en concreto, una comparsa infantil participó en 1992 en el concurso bajo el título de Corazón Errante, integrada por niñas, escrita en letra y música por José Luis Fernández, alcanzó el tercer premio. Todo un hito teniendo en cuenta que su procedencia era de Barcelona, grupo compuesto por hijas de emigrantes que se reunían en torno al Centro Gaditano de la ciudad condal. El año pasado, sin ir más lejos, un gaditano afincado en Burgos movió todo un grupo para visitar el Gran Teatro Falla y, aunque la experiencia no fue del todo la más deseada en cuanto a la calidad, el poder volver a cantar en el teatro fue su satisfacción personal. También grupos de Madrid, que no van al Concurso pero sí se mueven por las salas madrileñas. Hace unos años el coautor de la chirigota de Los Borrachos, Erasmo Ubera, montó una chirigota ‘Los que seguramente los trajo una racha viento’ desde la capital del Reino.

Los Primavera es el nombre de la comparsa que actuarán por las ciudades barcelonesas y quién sabe si algún día darán con sus coplas en tierras gaditanas, bien con desde allí o, como apunta Cruz, desde Cádiz “tampoco estaría nada mal”. La pasión, la fiesta, la tierra, la nostalgia…

 
Publicidad
Publicidad