Provincia

Una cadena humana de 1,5 kilómetros se opone al fondeadero de petroleros que se quiere instalar en Sotogrande

Verdemar-Ecologistas en Acción protesta contra la decisión de la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras porque cree que este proyecto "va a poner en riesgo el turismo y los valores ambientales de la zona"

La cadena humana organizada en San Roque por la agrupación Verdemar-Ecologistas en Acción para protestar en contra del fondeadero propuesto por la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras (APBA) para la Costa del Sol ha tenido un seguimiento de “miles de personas” y ha sido un “total éxito”.

Así se ha expresado el portavoz de la ONG, Antonio Muñoz, en declaraciones a Europa Press, quien ha detallado que la movilización ha abarcado una longitud aproximada de un kilómetro y medio, desde la playa de Torreguadiaro, en San Roque, hasta Sotogrande (Cádiz).

Muñoz señala que la cadena humana, que tenía como objetivo pedir a los partidos políticos “que se posicionen” sobre el mencionado fondeadero, ha contado también con la participación de representantes del PP, PSOE, Podemos, IU, el alcalde de San Roque (PSOE), la Asociación de Vecinos de Algeciras (Fapacsa) y la Asociación de Parques del Estrecho.

El representante de Ecologistas en Acción ha declarado que esta es una de las primeras reivindicaciones que se van a realizar, y que la próxima acción tendrá lugar en La Línea porque “el fondeadero también alcanza a este término municipal”.

Así las cosas, la ONG esta posicionándose en contra de esta propuesta de la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras ya que el fondeadero, que irá ubicado frente a la costa de Sotogrande, “va a poner en riesgo el turismo y los valores ambientales de la zona”. Según ha señalado el grupo de ecologistas, el pretendido fondeadero afectará al litoral de Andalucía desde Gibraltar, hasta la ensenada de Estepona (Málaga).

La organización ha relatado que el fondeadero de buques para petroleros, cargueros o butaneros, entre otros tipos de barcos, “va a provocar una presión antropogénica significativa sobre los hábitats bentónicos, con especial atención a los hábitats biogénicos y protegidos que representan puntos calientes de biodiversidad”, lo cual afectará al medio ambiente, y por ende, al turismo.

En este sentido, ha enumerado los espacios o elementos que se verían afectados, tales como “las praderas de fanerógamas marinas, hábitats de roca infralitoral y circalitoral, fondos de maerl —nombre genérico para algas coralinas—, comunidades profundas de corales de aguas frías, comunidades dominadas por pennatuláceos, agregaciones de esponjas circalitorales y profundas y jardines de coral”.

Ecologistas en Acción ha manifestado que el turismo de la Costa del Sol genera más del 20% del PIB de Andalucía, de modo que teme que el fondeadero influya en la calidad del mismo. “Entendemos que la gestión del medio marino debe orientarse hacia un desarrollo distinto al actual, apostando por la navegación a vela, la más respetuosa con los recursos naturales, dejando a un lado los fondeaderos y sus enormes impactos ambientales”, ha exigido.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *