Sociedad

Un proyecto recauda fondos para fabricar productos ortopédicos para niños en 3D

Investigadores de la UCA promueven una iniciativa con la que pretenden mejorar productos de quirófanos para traumatología infantil

Investigadores de la Universidad de Cádiz, pertenecientes al grupo Innanomat y coordinados por el catedrático Sergio I. Molina Rubio, han puesto en marcha el proyecto Hospital 3D: Ayuda a niños con fracturas y problemas ortopédicos, una iniciativa centrada en llevar a cabo una serie de mejoras en el diseño de equipamiento y productos para realizar cirugías en el ámbito de traumatología y ortopedia, especialmente destinados a niños, así como la personalización de diversos productos.

Este trabajo, que toma como punto de partida la impresión 3D, focaliza sus esfuerzos en el hecho de que la personalización requiere de un sistema de fabricación que permita flexibilidad, crear geometrías complejas, rapidez, la obtención de una única pieza o serie corta y un coste lo más bajo posible, ya que los métodos tradicionales de fabricación no son adecuados, principalmente por este último factor: hace falta fabricar una serie grande de productos para que éstos tengan un precio competitivo. Esto dificulta de manera importante materializar las ideas de mejora que a los profesionales les gustaría implementar en este sector. Un equipamiento médico del mercado para el que se busca alternativas desde este grupo de investigación de la UCA.

De hecho, la impresión 3D “permite la personalización, es adecuada para series cortas y, además, tiene un impacto ambiental mucho menor que los procesos convencionales de fabricación, por lo que es más sostenible. Sin embargo, hace falta superar algunos retos para validar su uso en aplicaciones médicas”, como explican desde la entidad académica gaditana. Algo para lo que se necesita tener recursos que permitan desarrollar este proyecto, en el que también participan los profesionales integrados en el equipo de la Unidad de Ortopedia Infantil del Hospital Universitario Puerta del Mar (Cádiz) y de la Unidad de Ortopedia Infantil del Hospital Universitario Virgen del Rocío (Sevilla).

Este proyecto plantea una estrategia de financiación también diferente centrada en Precipita, una plataforma, impulsada por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (Fecyt) del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, especializada en promover la financiación colectiva de la ciencia, es decir, poner en marcha campañas de crowdfunding que ayuden al desarrollo de diferentes investigaciones científicas. De esta forma, gracias al apoyo de la ciudadanía y entidades privadas, se pretende dar un nuevo impulso y una aceleración.

El dinero de estas aportaciones será destinado principalmente a la contratación de un ingeniero de diseño industrial y desarrollo de producto o perfil similar, que trabajará, como primer producto, en el diseño y desarrollo de una cama pediátrica para enyesado pelvipédico. Con el objetivo óptimo, de 25.000 euros, el contrato se podrá extender por un periodo más largo. De esta forma, sería posible trabajar en todos los productos propuestos en el objetivo, e incluso realizar un estudio sobre otros productos susceptibles de mejora en el hospital.

Conseguir el máximo también ayudaría en la compra de los materiales necesarios y otros gastos asociados a la elaboración por impresión 3D de los prototipos y rediseño de los productos (fabricación, pequeño equipamiento y acabado superficial). El número de productos desarrollados dependerá de la financiación conseguida, ampliándose si se supera el objetivo óptimo previsto inicialmente. “Si superamos el máximo, también podremos crear el repositorio web para facilitar el intercambio de productos médicos y de conocimiento a nivel nacional”, como indican desde la UCA.

Ayudar a pacientes infantiles

Sus principales beneficiados serán los pacientes infantiles sometidos a procesos de cirugía y que requieran el uso de productos ortopédicos, que verán mejorada su calidad de vida, tanto en los procesos operatorios como en su día a día posterior. De igual forma, mediante este proyecto se facilitará el trabajo al personal sanitario, mejorando su ergonomía y aumentando la motivación laboral, pero además “nuestro trabajo beneficia a toda la sociedad, ya que contribuirá a mejorar la eficiencia del servicio público de sanidad y a reducir el coste público, y ello repercute en una mayor calidad de la atención sanitaria recibida por todos”.

Otra consecuencia muy positiva de este proyecto es que podría servir para sentar las bases de un futuro repositorio nacional de productos médicos. A este repositorio tendrían acceso investigadores, médicos e ingenieros que trabajen en el sector y cuenten con permiso, quienes podrían subir los ficheros correspondientes a uno o varios productos que hayan desarrollado, de forma similar a otras plataformas digitales que permiten compartir archivos (thingiverse, github).

De este modo, cualquier hospital público que necesite un producto, tendría la posibilidad de acceder a dicho repositorio e imprimir el producto localmente. Y todo ello sin olvidar que, si se consigue realizar productos exitosos a bajo coste, éstos no sólo podrían utilizarse en los hospitales españoles, sino que también podrían ser adquiridos por hospitales en países en vías en desarrollo, donde no es posible adquirir equipamiento médico de última generación por su elevado precio.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *