JerezEl Eco

Un merendero de 1903 convertido en techo para ‘okupas’

El Ayuntamiento gastó unos 100.000 euros de dinero público en recuperar un templete-mirador de fundición que hoy es pasto del abandono en la Alameda Vieja.

El Ayuntamiento gastó unos 100.000 euros de dinero público en recuperar un templete-mirador de fundición que hoy es pasto del abandono en la Alameda Vieja.

Con todos sus cristales de colores intactos y su hierro fundido flamante. Así lucía una mañana de junio de 2009 el rehabilitado merendero-mirador del padre Damián. El gobierno de la entonces alcaldesa Pilar Sánchez invirtió en aquel momento unos 100.000 euros de dinero público (con cargo al Plan E) en recuperar una pieza de 1903. Donada por una familia jerezana después de haber sido pasto del olvido en la finca burguesa de recreo en la que se encontraba, la idea era potenciar el “conjunto monumental” del entorno de la Alameda Vieja.

“Ponemos de nuevo en valor este templete de fundición y lo devolvemos a un primer plano en sus facetas tanto histórica como turística”, dijo entonces la regidora socialista. También advirtió de que se cerraría por las noches para ahuyentar a los vándalos y a los ‘okupas’. Si los cristales de colores duraron poco tiempo, la realidad de esta valiosa pieza del patrimonio local es que a día de hoy, casi siete años después, está abandonada y sirve de techo improvisado para indigentes y ‘sin techo’.

Unos cartones sobre el suelo, zapatos viejos, restos de basura, cristales rotos… Evidencias de que este templete, que constituye uno de los ejemplos más innovadores y poco peculiares de la arquitectura en hierro en la ciudad, ha sido de todo menos conservado en óptimas condiciones. Tras múltiples emplazamientos, el Ayuntamiento lo rescató de la casa de ejercicios espirituales del padre Damián, situada en la carretera de la Cartuja, pero visto como lo ha conservado y el dinero público despilfarrado, mejor hubiera sido mantenerlo allí, alejado del vandalismo y la degradación.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.