Sociedad

Un joven Down votará por primera vez este 2D: pero cerca de 6.000 andaluces se quedan fuera

La reforma de la Ley electoral, para que 100.000 discapacitados intelectuales puedan ejercer su derecho a voto, entrará en vigor a partir del 2019. No obstante, el jerezano Pepe Márquez, que luchó para estar censado, es una excepción

Pepe Márquez (Jerez, 2000) está más nervioso de lo normal. Por fin ha alcanzado la mayoría de edad y este próximo 2 de diciembre votará por primera vez. “Estoy muy feliz”, sonríe. “Para otras personas no tiene importancia alguna, pero él está muy ilusionado. Esto muy importante para él”, dice su madre, Mercedes Sánchez (Jerez, 1963) al tiempo en que su hijo la mira con mimo y la abraza. “Yo pensaba que sí, que mi hijo tenía derecho a voto. Pero cuando vi que no, me dije, cuando llegue la hora y vea que no puede… Y claro, si mi hijo no podía, no votábamos ninguno y se acabó. No queríamos que él se sintiera inferior”, confiesa Mercedes. Y es que hasta hace cuestión de un mes, su hijo Pepe (síndrome de Down) no tenía derecho a voto.

En 2006 la ONU aprobó la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, un documento en el que especificaban y ratificaban todos los derechos y libertades de las personas con discapacidad, entre ellos, el derecho al voto. Por ello, hasta hace 12 años, a nivel internacional, el derecho de sufragio estaba restringido en el momento en que un juez dictaminaba discapacidad mental a la persona en cuestión. España firmó dicha Convención y está publicada en el BOE desde 2008. No obstante, la Ley Orgánica de Régimen Electoral (Loreg) no se ha reformado hasta el pasado 21 de noviembre de este año, es decir, diez años después, con la aprobación por unanimidad del Senado.

Es ahora, a finales del 2018, que el Código Civil suprimirá los apartados c) y d), en los que establece que “carecen de derecho de sufragio los declarados incapaces en virtud de sentencia judicial firme” y “los internados en un hospital psiquiátrico con autorización judicial”. Sin embargo, Pepe dice que algunos de sus compañeros de Cedown no podrán ejercer su derecho a voto en estas elecciones andaluzas. La reforma, que fue aprobada por la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados el pasado 18 de octubre —con el retraso de algo más de un mes de la también aprobación del Senado— todavía no ha culminado, y se espera que se lleve a cabo el próximo 3 de diciembre. En este sentido, se calcula que cerca de 10.000 personas con diversidad funcional intelectual en Andalucía todavía no están censadas para votar, 6.747 de ellas, con síndrome de Down.

Pepe Márquez, durante la entrevista con lavozdelsur.es. FOTO: MANU GARCÍA.

El hermano mayor de Pepe, Francisco José Márquez (Jerez, 1983), cuenta que fue a finales de agosto, “que había rumores de que la reforma estaba en ciernes”, cuando a Pepe le llegó una carta, notificándole que estaba en el censo electoral. “Yo quiero venir con él a votar. Para todos es un hito histórico”, comparte. “Aquí el problema está siempre en el concepto de normalidad, cuando es algo totalmente arbitrario. Y para mí no es algo normal que mi hermano vote, sino que es un derecho. Más que hablar de normalidad, hay que hablar de inclusión, de integración. Son derechos universales, y hay personas como él, que tiene sus inquietudes, ideologías políticas y tienen que tener su momento de manifestarlas, y qué mejor manera que a través de un sufragio”, expresa su hermano.

Pepe, que todos los días ve el canal 24 horas, sigue muy de cerca a todos los políticos españoles y confiesa que ya sabe a quien va a votar este 2 de diciembre. Dice estar muy interesado en la economía y el medio ambiente. “La gente no puede maltratar a los animales, ni incendiar bosques o campos”, denuncia. Inquieto, Pepe manifiesta que está muy orgulloso de poder votar: “Es mi primera vez. Soy un luchador”. Y es que en la presentación del último calendario de Cedown, él y otros compañeros reivindicando el derecho al voto, a través de un vídeo. El jerezano, que aunque no era inconsciente de que hasta hace poco la ley no le permitía votar —como a otras 100.000 personas en España— le pide a la gente que valore su voto y que si votan están contribuyendo a la sociedad, “que es algo positivo”. 

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.