JerezPequeVoz

Un jerezano, finalista en la Feria Andaluza de Tecnología

El trabajo de un alumno del IES Seritium es reconocido en la Feria Andaluza de Tecnología, Fantec 2016, en Málaga, a la que han asistido tres mil alumnos y una centena de institutos.

El trabajo de un alumno del IES Seritium es reconocido en la Feria Andaluza de Tecnología, a la que han asistido tres mil alumnos y una centena de institutos.

El pasado 20 de mayo tuvo lugar en Málaga el concurso-exhibición Feria Andaluza de Tecnología, Fantec 2016, organizado por el profesorado de Tecnología de la provincia de Málaga.

Esta feria de la Tecnología en Andalucía, en su segunda edición ha convocado a cerca de tres mil alumnos y una centena de institutos que acuden una mañana a la Escuela Politécnica Superior de la  Universidad de Málaga, con el propósito de mostrar y poner en valor lo aprendido y trabajado a lo largo del curso escolar, contrastando sus ideas con las ideas del resto del alumnado de toda Andalucía.

Este año además han contado con la participación de la CTC Andalucía, un proyecto en colaboración con los fundadores de Arduino —David Cuartielles— , para la introducción de la electrónica recreativa y la programación en las aulas. Todos han disfrutado de inventos llenos de imaginación, de construcciones increíbles pero, sobre todo, de trabajos que hace unos años eran casi impensables: robots programados a base de tarjetas controladoras, videojuegos basados en miniordenadores, máquinas controladas electrónicamente, y estructuras y maquinarias fabricadas con piezas en impresión 3D.

El ambiente de modernidad imperaba en el evento, una corriente de cambio que está haciendo avanzar a nuestra Sociedad y que, a buen seguro, trastocará nuestra forma de pensar y de actuar, al igual que nuestro colectivo de profesores de Tecnología vislumbra, a pesar de las políticas retrógradas que nuestros políticos se empeñan en aplicar en el ámbito educativo, que la forma en la que enseñaremos en nuestra área (y posiblemente en otras) no será posible sin un cambio metodológico profundo.

Nuevos dilemas se ciernen sobre nuestras vidas, ya de por sí atribuladas por un estado de crisis económica que no terminamos de entender… ¡Como para empezar a estudiar las tres leyes de la robótica de Asimov y cuestionarnos la economía de mercado! Pues sí, porque ya Foxconn anuncia que robotizará su producción y prescindirá de un millón de trabajadores, y en algún momento un robot podría ser algo más que una máquina; podría aprender por sí sólo (replicar su propio software), y nadie puede prever las consecuencias que tuviese que un robot tuviese una consciencia equiparable a la humana. ¿Nadie? ¡Gracias, Isaac, por habernos hecho pensar en ello! ¡Quizás tus libros, en un futuro próximo, no se estudien sólo en la clase de Literatura!

¿Y que me dicen de poder, mediante un par de clicks, reproducir la pieza del coche que se me ha roto con una impresora en 3D? Y no, no la ha diseñado la empresa que me construyó el coche, sino alguien que ha colgado un diseño idéntico, información libre, en internet. ¿Y qué tal, ya puestos, de formar un grupo de whatsapp que intercambie información para construirse una réplica de un Ferrari Testarossa[7]?

¿Y el internet de las cosas? ¿Qué me dicen de este concepto? ¡Que mi camiseta sepa más de mí que mi propio médico no deja de ser inquietante!

En eso estamos con los chavales… Bueno, aún en los balbuceos de estas sorprendentes tecnologías que están explotando en estos convulsos tiempos. Junto con la consolidación de energías más limpias y renovables, y la posibilidad de fabricar nuevos y sorprendentes materiales, ya tenemos los retos tecnológicos de las próximas décadas. El tiempo dirá si viviremos una revolución comparable a la revolución industrial y cómo las sociedades humanas se verán alteradas por ello.

Mientras tanto, hemos abierto una pequeña tronera para atisbar ese futuro en Fantec. Y en ella, los jerezanos hemos tenido algo que decir. Desde aquí felicitar y agradecer al alumnado de nuestro instituto Seritium, Pablo García, su trabajo qu ha quedado finalista en Fantec y, agradecer asimismo la estimulación y apoyo por parte de pequeñas empresas como Fábrica Digital que apuestan y trabajan por y para chicos como Pablo. Reconocer el trabajo de mis chicos en el IES Seritium, dándole caña a nuestros proyectos durante muchos recreos, y que aunque a veces las cosas no salgan como se quisiera, en cada LED y en cada cable soldado hay mucho trabajo e ilusión.

Me acuerdo también de otros, como de Carmen, Andrés y Víctor, del IES Fernando Quiñones, y de sus chicos, que han demostrado que la mejor herramienta son sus ganas y el mejor espacio de trabajo donde ellos estén, aunque no estaría de más que no tuviesen que darse muchos codazos cuando trabajen. De Daniel, jerezano trabajando en El Cuervo, y de José Miguel (Trebujena), pionero de la robótica en los centros, llevando a sus chicos a Málaga. Y felicitar, a José María, del IES Pintor Juan Lara, de El Puerto, por su flamante premio.

Aurelio Gallardo Rodríguez, profesor del IES Seritium, de TIC e Informática, y Coordinador TIC del centro. 

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *