Inmobiliaria

Un fondo buitre vende 47 pisos, locales, garajes y trasteros desde 47.000 euros y a 5 minutos del Arenal

Ronda de Muleros, 8, una promoción abandonada hace más de una década tras quebrar su promotora, es rescatada por Haya Real Estate, la inmobiliaria de un grupo norteamericano que controla una cartera de 45.296 millones en activos

Haya Real Estate, la inmobiliaria del fondo buitre estadounidense Cerberus, va a rescatar de las tinieblas que dejó parte del sector del ladrillo una promoción de viviendas en la primera corona del centro de Jerez. Esta gran cicatriz del crack inmobiliario está a apenas 500 metros, cinco minutos a pie, de la plaza del Arenal y lleva construida desde la caída de Lehman Brothers. Ya cuelgan estos días los cartelones del esperado reflote tras más de una década de abandono y expolio. El renacer llegará presumiblemente en el primer semestre de 2021. Al menos eso anuncia en su web Haya Real Estate, cuya publicidad en la vía pública oferta 47 viviendas, garajes, trastero y tres locales comerciales desde 47.000 euros.

Queda constancia aún en internet de cuando en junio de 2006 el consejo de gestión de la extinta Gerencia Municipal de Urbanismo, entonces controlada por el exalcalde Pedro Pacheco, concedió licencia para demolición de edificación y construcción de 52 viviendas en Ronda de Muleros número 8. La adjudicataria era Promociones Kabalan 1 SA, una empresa de Castellón que llegó a la ciudad al calor del pelotazo, que previamente había construido otra promoción en la calle Armas de Santiago y que hoy está en liquidación tras, entre otras cosas, adeudar casi 1,6 millones de euros a Hacienda.

“En el tabique que sirve de cerramiento permanente del hueco del garaje existe un butrón por donde se propicia la entrada de personas ajenas a la propiedad. Según el parte de servicio de la Policía Local, la promoción ha sufrido hurtos de persianas, carpintería, sanitarios, incluso instalaciones”. Es parte de la orden de ejecución que dictó Urbanismo en septiembre de 2013, recogida en el BOP de aquella fecha, sobre Ronda de Muleros, 8, una promoción aparentemente acabada pero que nunca se entregó ni consiguió la cédula de habitabilidad.

Ahora, tantos años después, aflora al mercado inmobiliario a manos de Haya, una inmobiliaria de capital estadounidense que ultima un recorte de plantilla a través de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), mientras prepara un bonus para sus directivos, según ha publicado recientemente eldiario.es. Como publica este medio digital, Cerberus “lleva más de un año intentando desprenderse de Haya tras cancelar en 2018 su salida a Bolsa“. Vinculada a paraísos fiscales y con bonos de alto riesgo entre su personal directivo, Haya “registró en 2018 las primeras pérdidas desde su creación en 2013, con unos números rojos de cerca de 1,9 millones. Pero estas se multiplicaron en 2019”.

Carteles que anuncian la ‘nueva’ promoción. FOTO: MANU GARCÍA

En cuanto a la promoción jerezana que ahora oferta, bajo el nombre de Residencial Altos de Jerez, su situación ciertamente es inmejorable. En cuatro plantas a ras de la Ronda Muleros, el conjunto de 47 viviendas está en la otra acera que separa al centro comercial e histórico de Jerez con el Distrito Sur, entre la mencionada ronda y la bajada de la hijuela del Agrimensor. “Los Altos de Jerez es un proyecto privilegiado enclavado en Jerez de la Frontera. Residencial de 1, 2 y 3 dormitorios a 500 metros del centro histórico”, recoge la publicidad de este renacido proyecto inmobiliario tras una dilata etapa de zozobra. A lo que añade, pensando en la inversión de fuera o directamente vinculada con el sector de los apartamientos turísticos: “Su excelente localización en la campiña hace que podamos disfrutar de la cercanía a la sierra de Cádiz pero también de multitud de playas de todos los estilos a tan solo 15 minutos en coche”.

Desde luego, y aunque la web de la inmobiliaria hable de “obra nueva en construcción”, lo cierto es que este vestigio de la gran recesión lleva años levantado, si bien es cierto que en los próximos meses habrá que acometer una profunda remodelación para que salga al mercado, tras años de ocupaciones ilegales, saqueo y vandalismo. Los pisos, que en algunos llegan a los tres dormitorios, tienen una horquilla de precios que va de los 67.500 a los 108.500 euros (con 114 metros cuadrados los más grandes).

Haya se fusionó el pasado año con Divarian, la firma que el fondo constituyó con BBVA cuando compró los activos inmobiliarios de este banco. En virtud de este acuerdo, recoge eldiario.es, “Haya incorporó todos los activos inmobiliarios de esta firma, pero también las capacidades operativas de administración y gestión inmobiliaria, incluyendo empleados y otros recursos. De esta forma, la plantilla de Haya Real Estate sumaba 1.039 trabajadores a septiembre de 2019”. La firma del fondo buitre Cerberus suma una cartera de activos bajo gestión por valor de 45.296 millones de euros. Además de para la Sareb, el llamado banco maloHaya da servicio a BBVA, Bankia, Liberbank, Cajamar y varios fondos institucionales.

 

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *