CulturaFestival de Jerez

Un ‘Flashmob’ para que “las tradiciones no se pierdan nunca”

La bailaora jerezana Marian Jiménez dirige un espectáculo público frente al Villamarta con alumnas de su academia, con motivo del Día de Andalucía y del Festival de Jerez. 

La bailaora jerezana Marian Jiménez dirige un espectáculo público frente al Villamarta con alumnas de su academia, con motivo del Día de Andalucía y del Festival de Jerez. 

Sacar el escenario a la calle, esa ha sido la idea de Marian Jiménez, la bailaora jerezana criada entre las calles Nueva y Ponce, “donde hay mucha gitanería y mucho arte”, que ha llevado a cabo el tradicional flashmob flamenco que se celebra con motivo de la celebración en la ciudad del Festival de Flamenco. Coincidiendo además con el Día de Andalucía, la artista ha querido hacer un homenaje a su tierra con la ayuda de sus alumnas. Gesto, que tanto los conciudadanos como los turistas le han agradecido con una enorme acogida y ovación. La plaza Romero Martínez, frente al Villamarta, se ha abarrotado media hora antes de que el espectáculo diera el pistoletazo de salida. “¡Vente pal flashmob!”, se ha podido escuchar desde la calle Honda durante la espera.

Minutos antes de la hora acordada, cerca de un centenar de espectadores han empezado a dejar un hueco en medio de la plaza para que las alumnas, vestidas con falda negra larga y una camiseta con una mariposa repleta de lunares, se fueran colocando poco a poco para esperar la llegada de Marian, la conductora y artífice de la función. Todas, a modo de distinción, han llevado pintado un lunar en la parte superior de la mejilla derecha. “Lo que queríamos expresar es que llevamos lunares en el corazón, corazón que vamos a sacar hacia fuera para traer el escenario a la calle”, ha explicado la artista. Palmas de María del Vaca, Jesús de Rebeco al toque, cante de Juan Gálvez -sobrino de Ripoll-, caja de Fran de la Jiménez y “¡vamos mi Jerez!”. Todo lo demás, por parte de las bailaoras, ha sido puro sentimiento, improvisación, zapateado, movimiento de manos y mucha alegría. Cerca de 30 alumnas de la academia de baile de Marian Jiménez han disfrutado de un espectáculo único junto a un público entregado que también ha querido participar en la celebración. “Jerez lo ha recibido y lo ha apreciado, se ha dado cuenta que hay que seguir trabajando en nuestro Jerez, una ciudad que desde siempre ha bailado en la calle”, ha indicado la bailaora. “Siempre, desde toda la vida, lo que hemos hecho ha sido bailar en la calle. Mi padre bailaba en lo alto de una pocetilla en la época de Terremoto, Caracol y toda esta gente”. Después de dos coreografías, la gente se ha arremolinado alrededor de las bailaoras “pitufas” para que estas se arrancasen un “bailecito”. Arte que ha puesto el broche de cierre a un espectáculo de risas y buen ambiente. 

Maestra y profesional del baile flamenco desde hace diez años, Marian Jiménez se ha llevado toda la vida formándose y acompañando en los escenarios a primeras bailaoras o bailaores. “Para mí ha sido una gozada que me hayan concedido este ratito a la par con el Festival de Jerez y que hayan confiado en mí para mostrar lo que sabemos hacer en el día a día las escuelas y las asociaciones culturales”, ha manifestado la jerezana, quien en reiteradas ocasiones ha jaleado a su tierra: “¡Ole mi Jerez!”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *