JerezPolítica Municipal

Un ex alto cargo del Ejército es el supuesto autor de las amenazas a la edil de IU y a los titiriteros

'Cautivo desarmado', el seudónimo con el que firma los email, escribe a la concejal: "Lo que no te tolero es ese odio y envidia que rezumas en tan temprana edad. Supongo que tu borracho padre te violaría".

‘Cautivo desarmado’, el seudónimo con el que firma los email, escribe a la concejal: “Lo que no te tolero es ese odio y envidia que rezumas en tan temprana edad. Supongo que tu borracho padre te violaría”.

“Muchos no tenemos más remedio que tragar con el sistema y con sanguijuelas como tú, pero lo que no te tolero es ese odio y envidia que rezumas en tan temprana edad. Supongo que tu borracho padre te violaría o tu pobre madre, que no tuvo la valentía de abortarte, se fugó con el del butano por no aguataros a ambos. No sé si fue el acné, tu indefinición sexual o un ridículo adolescente”. Este mensaje, al que ha tenido acceso lavozdelsur.es, es sólo una parte del correo electrónico que la concejal de IU, Ana Fernández, recibió el pasado verano nada más conocerse que la familia de José María Pemán iba a iniciar acciones legales contra la edil por llamar “asesino”, “misógino” y “fascista” al escritor durante el pleno en el que se pedía la retirada de su busto del Teatro Villamarta.

El email, uno de los que recibió Ana Fernández, ya que también fue amenazada por carta, hizo que el Ayuntamiento decidiera ponerle un escolta durante unas semanas, ya que en el citado correo electrónico, un tal Cautivo desarmado, también decía: “En cuanto me cruce contigo te voy a quitar a hostias todos tus complejos y rabias. Y como vuelvas a mentar a Pemán no voy a esperar ni a cruzarme contigo, te voy a esperar a la salida del Ayuntamiento y te voy a dar la del pulpo”.

El correo, recibido el 26 de agosto de 2015, terminaba con una postdata; “Es comprensible que la izquierda descendiente de los criminales y genocidas derrotados en la Guerra Civil española quiera borrar las huellas de sus atrocidades, lo incomprensible es que los herederos de los justos vencedores se lo permitamos”.

La persona que firma con el seudónimo de Cautivo desarmado, C.M-C.C., se da la circunstancia de que es la misma que amenazó también a Alfonso Lázaro y Raúl García, los titiriteros investigados en la Audiencia Nacional por un supuesto delito de enaltecimiento del terrorismo y otro contra los derechos fundamentales y las libertades públicas por representar una obra ante un público infantil en la que se podía leer el lema ‘Gora Alka Eta’, por lo que fueron encarcelados durante cinco días.

Lázaro y García, también por correo electrónico y del mismo Cautivo desarmado –la UDEF confirma por la IP que se trata de la misma persona–, según recoge el diario Público, recibieron amenazas como: “Esos efímeros segundos de gloria titiriflautera os van a costar muy caros, a vosotros y a Adeli, Mariluz, Juanma y Carlos, pues lo de menos va a ser el calvario judicial que os espera. Tengo unos amigos mexicanos y brasileños que me han dicho que con algunas cosas no se juega y menos niñatos comemierdas como vosotros”. Unas amenazas que suben de tono: “Ya podéis ir borrando vuestro rastro de la red y olvidaros del celular, pues creo que por cuatro dólares os quieren rodear de llantas y prenderos fuego (…) Creo que ni aunque os salgan los ojos en el cogote os vais a enterar cuando vayan a por vosotros”.

El supuesto autor de las amenazas, C.M-C.C., al que los titiriteros están pensando llevar a los tribunales, sí ha sido denunciado por Ana Fernández y, aunque estaba citado a declarar este jueves ante el juzgado de instrucción número 1 de la ciudad, no compareció alegando que reside en Madrid. “Que mi sincero reconocimiento de culpa, arrepentimiento y petición de perdón a la denunciante y a ese tribunal, así como mi firme intención de corrección, sean tenidos en consideración, además de servir como suficiente justificación para no personarme en la vista del juicio oral, en el que poco más podría aportar”, sostiene en un escrito remitido al juzgado. Para el denunciado el fiscal pide un mes de multa y el abogado de Fernández, 20 euros diarios de multa durante tres meses por injurias, otros tres meses por amenazas, el pago del escolta a Fernández que costeó el Ayuntamiento y las costas del juicio, así como la retirada de la licencia de armas, ya que se da la circunstancia de que Cautivo desarmado es un ex alto cargo del Ejército.

La sentencia, que previsiblemente se conocerá la próxima semana, determinará la pena que se le impone finalmente, aunque la edil de IU quiere que “se le caiga la cara de vergüenza” por “hacer apología del franquismo” y “perseguir a la gente de izquierdas”. El denunciado, en su escrito al juzgado, asegura que se arrepiente de haber enviado el correo electrónico: “El momentáneo acaloramiento y desasosiego por leer una noticia sobre una supuesta falta de respeto a hacia un reconocido intelectual y académico fallecido hace muchos años, al que solo me unen lazos de admiración y simpatía por su obra y el amor que creo tuvo a su tierra, a nuestra nación y a nuestra monarquía, no me daban ningún derecho para escribir ese email privado y anónimo pretendiendo devolver una supuesta ofensa”. Por eso, remata: “Al error de haber remitido sin identificarme y de forma privada ese irrespetuoso correo electrónico a la denunciante, a la que no conozco en absoluto, no voy a sumarle más error y cobardía negándolo, faltando a la verdad o intentando implicar a terceros”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *