JerezCiudad

Un edificio de Plateros ‘resucita’ para albergar apartamentos y un local comercial

Inmojerez XXI quiere darle vida al inmueble donde estuvo durante más de tres décadas el Bar El Recreo.

Inmojerez XXI quiere darle vida al inmueble donde estuvo durante más de tres décadas el Bar El Recreo.

Más de 30 años estuvo abierto el Bar El Recreo, en plena plaza Plateros, donde Juan Manuel, de pequeño, trabajó más de una tarde y más de dos en el negocio familiar que, cuando el edificio se quedó vacío y empezó a presentar problemas, se trasladó a la acera de enfrente, en lo que viene a llamarse el Bar La Tasquita. Cuando llegó la crisis, el edificio que hace esquina con la calle Basantes, quedó en desuso. “Estaba medio en ruinas”, señala Juan Manuel Lechuga, propietario del citado bar y promotor del Residencial El Recreo, un proyecto que pretende dotar de vida el inmueble y, de paso, el centro de la ciudad. Un enorme cartel anuncia la intención de los propietarios del bloque: “Venta de apartamentos y pisos con máxima calidad y ascensor. Posibilidad de diseño interior personalizado. Todo ello en pleno centro de Jerez y a precios inmejorables”. La inmobiliaria Inmojerez XXI, en manos de la familia Lechuga, ya realiza labores de rehabilitación en el edificio que pretende estar habitable en unos pocos meses.

El edificio tendrá seis apartamentos de unos 50 metros cuadrados y un local comercial, en la planta baja, de 115 metros, y en el poco tiempo que se lleva anunciando, está despertando gran interés. “Nos están llamando mucho para interesarse”, apunta Juan Manuel, quien considera que esto es señal de que “la gente está volviendo al centro”. Él lo está comprobando desde su bar, situado en plena Plaza Plateros, una de las zonas de moda de la ciudad, a la que cada vez acude más gente. “Llevamos dos o tres años en los que se nota cada vez más afluencia de público”, remata.

“El edificio está apuntalado”, dice Juan Manuel, que anuncia que en unos cuatro meses puede estar listo para ser habitado, habida cuenta de las labores de rehabilitación y consolidación que está llevando a cabo la inmobiliaria que regenta su familia, aunque todo dependerá, añade, de la demanda, que puede acelerar los plazos. El edificio, que estuvo habitado hace más de tres décadas, se fue quedando sin vecinos al albor de las grandes construcciones realizadas en el extrarradio de la ciudad, aunque ahora Juan Manuel pretende que se produzca el efecto contrario. La obra busca, según su promotor, devolver la vida al centro, que “se está cayendo a pedazos”, pero por el que apuesta esta familia que ha “aguantado el chaparrón de la crisis” y ahora quiere rememorar viejos —y mejores— tiempos en la que es, hoy día, una de las zonas de mayor afluencia de la ciudad, sobre todo los fines de semana y durante los periodos festivos.

Nuevas viviendas en otras zonas de la ciudad

La adecuación del edificio de Plateros llega poco después de la vuelta de las hormigoneras y los obreros a otras zonas de la ciudad donde se han iniciado nuevas promociones de viviendas, las primeras tras ocho duros años de crisis. Una en la calle Paúl, promovida por Unicaja en un antiguo casco bodeguero, donde está previsto que se construyan 68 viviendas en régimen de cooperativa, con hasta una piscina y pistas de pádel. La otra, en la avenida Caballero Bonald, donde Iniciativas e Inversiones Inmobiliarias del Sur ya construye el complejo llamado Residencial Plaza Norte donde, en dos fases, se levantarán 51 nuevas viviendas en dos edificios de tres plantas, con bajos destinados a locales comerciales.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *