Un cortijo para pernoctar y degustar las carnes de retinto

Publicidad

Un cortijo para pernoctar y degustar las carnes de retinto

A la entrada de Benalup-Casas Viejas se halla un establecimiento que engloba hotel y un restaurante conocido por las aves de campo, los guisos tradicionales y la ganadería jandeña.

13-09-2017 / 18:24 h.
Publicidad

Cerca del Parque Natural de Los Alcornocales, a pocos metros del conocido como Tajo de las Figuras, a unos minutos del campo de golf, en plena comarca de La Janda, se encuentra un establecimiento que hace las veces de restaurante y hotel. La familia Román Guillén lleva desde 1986 regentando un negocio especializado en las carnes de retinto y los desayunos tamaño familiar. Benalup-Casas Viejas acoge este local con un estilo rústico que Juan Román y Ramona Guillén pusieron en marcha y que ahora gestionan junto a su hijo Juan Andrés.  

El Cortijo Las Grullas, que engloba el Restaurante y el Hotel del mismo nombre, tiene un diseño de cortijo típico andaluz, con un patio central y las habitaciones alrededor en una planta superior. Debe su nombre al ave más popular dentro de la laguna de La Janda, poseyendo una torreta anexa al edificio y un amplio salón comedor en el restaurante. Equipos como el Cádiz Club de Fútbol han aprovechado este establecimiento para el avituallamiento cuando han realizado su stage de pretemporada o, este mismo año, el UD Melilla que han estado unos días realizando la preparación pernoctando en este negocio.


L.Rossi
El interior del restaurante Las Grullas.

Habituales son los desayunos, poniendo en la mesa diversos productos de la comarca, amén de los cotidianos aceites y mantecas. Las conocidas como aves de campo (en arroz o con tomate) o los potajes tradicionales, los guisos caseros, son marcas de la casa muy premiadas por los clientes que llegan hasta el lugar, buscando mesa y/o cobijo. En las noches en verano en el patio central, rodeado de vegetación, el carbón de la barbacoa hace las delicias de los clientes.


L.Rossi
Pasillo hacia el salón comedor de Las Grullas.

En cuanto a pernoctaciones, los dueños del hotel se felicitan de haber conseguido casi el cien por cien de ocupación tanto en verano, como en los meses de invierno. El turismo de interior también se lleva en verano y, para complementar la oferta de ocio una empresa se encarga de hacer excursiones con los visitantes que, en su mayoría, son de fuera del país. Grupos familiares que van a montar a caballo, a la piscina o a hacer senderismo por Los Alcornocales. En definitiva, una oferta de ocio complementaria a lo que es el turismo propiamente dicho.


L.Rossi
Patio de Las Grullas.

Históricamente, cabe destacar que el negocio se fundó en 1972 pero no en su actual ubicación, sino justo enfrente y con el paso de los años se ha convertido en un lugar de tránsito de vecinos cotidianos, pero también de reconocidos miembros de la política nacional o la cultura. Manuel Chaves, Arenas, Alberto Cortina, los toreros Paquirri, Yiyi o Antoñete, así como las artistas Lolita, Isabel Pantoja o El Lebrijano y Chano Lobato. El entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero también forma la nómina de clientes ilustres que ha tenido el establecimiento.


L.Rossi
La grulla, el ave reina de la laguna de La Janda.

Un negocio familiar que sigue adelante exportando el máximo estandarte de los guisos tradicionales, combinándolos con productos frescos del mar de las localidades cercanas. Certificados europeos avalan su excelencia en este establecimiento encuadrado dentro de la Ruta del Toro y con el sabor agreste que impregna un sitio tan histórico como es Benalup.

 
Publicidad