Política

Un consorcio ‘fantasma’ de la Junta solo organizó un acto en 8 años que costó 200.000 euros a los andaluces

El Gobierno andaluz disuelve el Consorcio de Guadalquivir, participado por seis diputaciones, CCOO, UGY y la CEA, creado en 2011 para potenciar la economía de los municipios ribereños, pero sin que tuviera jamás actividad

“Potenciar la economía de los municipios de la ribera del Guadalquivir”. Con ese objetivo nació hace ocho años un ente paralelo participado por la Junta, las diputaciones de las provincias ribereñas (Cádiz, Córdoba, Granada, Huelva, Jaén y Sevilla), los sindicatos CCOO-A y UGT-A, la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) y la Asociación Red de Ciudades Río Guadalquivir. Nunca tuvo actividad. Como se explicó en sus inicios, este nuevo órgano contó con un capital fundacional de dos millones de euros en sus primeros cuatro años de funcionamiento. De esta cantidad, la Junta aportaba el 53%; las diputaciones, el 36%; la Red de Ciudades Río Guadalquivir, el 5%; la CEA, el 3%; y los sindicatos otro 3%.

El vicepresidente del Gobierno andaluz y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, ha presidido este pasado viernes la reunión del Consejo Rector del Consorcio Guadalquivir, que ha aprobado por unanimidad la disolución de este ente, que entrará en vigor una vez que el acuerdo sea publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA).

Hace diez años se firmó el protocolo de colaboración para la constitución del Consorcio Guadalquivir, “a partir de ahí sólo tuvo un acto que se celebró aquí en la ciudad de Sevilla. Un acto inaugural que sirvió para presentar el proyecto y que tuvo un presupuesto de 200.000 euros. Hoy hemos disuelto algo que no tuvo ninguna función, ninguna actividad y que no tenía ningún sentido que siguiera funcionando”, ha asegurado Marín.

El Consorcio Guadalquivir, como se ha dicho, estaba formado por la Junta de Andalucía, las diputaciones provinciales de Cádiz, Córdoba, Jaén, Granada, Huelva y Sevilla, la Asociación Red de Ciudades de Guadalquivir, la Confederación de Empresarios de Andalucía y la Unión General de Trabajadores. Todos los miembros han votado a favor de su disolución.

La Consejería de Regeneración, que preside Juan Marín, ha encabezado esta propuesta, “que se enmarca dentro de la línea de reordenación de la Administración de la Junta de Andalucía que lleva a cabo esta Consejería. El consorcio no cumplía los objetivos para los que fueron creados y su disolución no ha costado un euro”, ha aclarado el vicepresidente.

En cuanto a la reordenación del sistema público que lleva a cabo Regeneración, Marín ha explicado que se trabaja “en un estudio exhaustivo de cada ente que pertenece a la Junta de Andalucía y en base a eso se harán propuestas para reorganizar el sector. Hay muchas piezas que no encajan: alguna fundación sólo tiene capítulo uno, otras no tienen actividad u otras no están donde tiene que estar. En el caso de la Fundación Mediara se tomó la decisión de reubicar sus competencias dentro de la propia Consejería de Justicia. Lo que queremos hacer es reorganizar el mapa de entes de la Junta de Andalucía para ser más eficaces”.

El consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local ha considerado que estos cambios en el sistema público “no sólo proporcionan un ahorro económico, el objetivo es prestar un buen servicio a los andaluces porque eso genera riqueza. A veces se paralizan proyectos por culpa de esa maraña administrativa. Desde esa perspectiva también hay ahorro. El objetivo fundamental es prestar un buen servicio”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *