Mil y una historias de Jerez

Un barril de moscatel de Jerez para el papa León XIII

Historias, anécdotas, personajes populares, recuerdos y acontecimientos notables de Jerez a lo largo de los siglos, de la mano del historiador Manuel Ruiz y el archivero Cristóbal Orellana

La Ilustración Española y Americana de septiembre de 1881 dio cuenta de un estupendo regalo de vino de Jerez al papa León XIII. Se trató de un barril de moscatel de Jerez del año 1830 y corrió a expensas del comerciante gaditano y almacenista en Jerez Aurelio Antonio Arana de la Hera, quien perteneció al Partido Liberal, fue miembro de la Orden Carlos III (1878), del Casino Gaditano, concejal del ayuntamiento gaditano, etc. Recibió por ese regalo una medalla de oro con la efigie de Leon XIII (La Paz, Murcia, 22-10-1881).

La Ilustración Española y Americana describió minuciosamente la iniciativa del comerciante: “El inteligente comerciante gaditano y almacenista en Jerez de la Frontera Sr. D. Aurelio Antonio Arana acaba de hacer a Su Santidad el Papa Leon XIII un presente de gran valía: un precioso barril con vino moscatel del año 1830, que nunca ha sido rociado, según la frase técnica que se emplea en la industria, y que conserva, por lo tanto, la pureza, el sabor y los principios activos de su primera elaboración, aumentados inmensamente con el transcurso de más de medio siglo. Pero si el vino de la ofrenda es, en tales condiciones, un verdadero elixir de vida y obsequio impagable, si se nos permite la palabra, el barril que le contiene y el estuche correspondiente son dos objetos de valor intrínseco y artístico que merecen  particular descripción.

El barril está construido con duelas escogidas entre varias botas de las mejores que había en Jerez, perfectamente unidas y barnizadas; los aros que las sujetan son de plaqué bien pulimentado; las bocas del barril y del falsete, la canilla, el destornillador, las asas y la boca-llave son de plata maciza; los dos fondos aparecen tallados con delicadeza suma, teniendo el anterior el nombre del cosechero y la indicación de la clase de vino en una inscripción de plata, encerrada en caprichoso escudo, y el posterior, un racimo de uvas perfectamente esculpido.

El estuche, que es de nogal negro, así como los pies del barril, representa un bello mueble del Renacimiento; guarnécenle en sus cuatro ángulos retorcidas columnas salomónicas, y ostenta en la parte superior una gruesa paca votiva (de plata) con la dedicatoria A Su Santidad Leon XIII – Moscatel 1830 – Aurelio Antonio Arana – Cádiz; está forrado, en fin, en el interior, de raso banco, y en el lado correspondiente a la tapa tiene las armas de Su Santidad, delicadamente bordadas en oro de diversos matices.

Anuncio en los medios de la época.

Ambos objetos han sido construidos por artífices gaditanos, y reproducidos por el fotógrafo Sr. Nal expresamente para nuestro periódico”.

En La ilustración Española y Americana de 8 de diciembre de 1882 el Doctor Thebussem escribe un artículo (Sartén y pluma) sobre gastronomía y cita este llamativo regalo de vino de Jerez por parte de Antonio Aurelio Arana al papa: “…que el Sr. Arana, comerciante de Cádiz, regaló a Leon XII un tonel de exquisito vino, recibiendo expresiva carta de gratitud escrita de orden de Su Santidad… Lujosos son también los anuncios de licores, dulces y conservas de la Sociedad Vinícola Española, de Aurelio Arana, de Herrán, de Río-Martín, de Prast, de Matías López, de Venancio Vázquez, de la Mahonesa, de Pecastaing y otros…”

En el Diario Oficial de avisos de Madrid, de 27 de mayo de 1881, volvemos a ver a Antonio Aurelio Arana dando una comida, sistema publicitario que hoy ya no se estila, en Madrid, a unos amigos de la prensa española y portuguesa; una comida donde él aparece como corresponsal del periódico Comercio de Cádiz: “Ayer obsequió a algunos de sus amigos con una magnífica comida en el restaurant del café de Madrid el conocido capitalista y vinicultor gaditanos D. Aurelio Arana. Presidía la mesa la señora del distinguido periodista gaditano portugués Sr. Coelho, y formaban parte de la concurrencia el Sr. Coelho, los sres. Alba Salcedo y Mellado, diretores de La Patria y El Imparcial; D. Luis de Santa Ana, director de La Correspondencia; el sr. Danero, de la Europa; los sres. Pérez Cossío, padre e hijo; el sr d. Nilo Fabra, el sr. Virgil, de la prensa Filipina, el dignísimo coronel Miranda, administrador del real sitio de Aranjuez, y el sr, Rancés, redactor de la Época.

Todos los concurrentes pronunciaron brindis entusiastas por España y Portugal, por las señoras de los periodistas presentes, por los sres. Santa Ana, Gasset y Marqués de Valdeiglesias, directores y propietarios de periódicos de nuestra patria, por la prensa portuguesa, por la industria nacional y por la prensa de provincias representada por el sr. Palme, que a los postres vino, y el anfitrión, corresponsal del Comercio de Cádiz”

Cristóbal Orellana González es archivero municipal de Jerez, http://memoriahistoricadejerez.blogspot.com/)

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *