Sociedad

Un andaluz ‘indepe’ en las ‘marchas por la libertad’ de Cataluña

Juan Carlos Carrera, un profesor universitario natural de Jerez afincado en Barcelona desde 2011, participa en las movilizaciones convocadas por sindicatos independentistas

Juan Carlos lleva viviendo en Barcelona desde 2011, donde llegó “por amor”. Este profesor universitario, licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, y también en Publicidad y Relaciones Públicas, estuvo 20 años impartiendo clase en la Universidad de Cádiz y ahora lo hace en la Ciudad Condal. “Uno es de la tierra donde lo quieren y a mí me quieren aquí”, señala en conversación con lavozdelsur.es. Es jerezano de nacimiento, pero no se ve volviendo a tierras andaluzas, al menos de momento. “Aquí soy feliz, una ciudad como Barcelona que es apasionante, no pasa por mi cabeza volver a Jerez”, explica.

Desde que se conoció la sentencia del procés, que condenó a los políticos independentistas a penas de entre nueve y trece años de cárcel, las movilizaciones han sido constantes en Cataluña, con protestas en el aeropuerto de El Prat y numerosos disturbios por las calles de Barcelona, donde se han quemado contenedores, coches y ha habido hasta agresiones de ultraderechistas a jóvenes antifascistas. “Es verdad que hay incidentes, pero esta es una tierra de paz”, apunta Juan Carlos Carrera, en conversación telefónica mientras participa en una de las marchas por la libertad organizadas por sindicatos independentistas.

Él se unió en San Andrés de La Barca, a poco más de 20 kilómetros de Barcelona. “Hay miles y miles de personas”, cuenta, “seguro que se habla de una cifra histórica”. Hasta el momento, no ha trascendido. “En nuestra marcha se pierde ya la vista de la autovía, puede que ya estemos ocupando 10 kilómetros. Va a ser una jornada histórica, creo que superaremos el millón de personas”, insiste. A Juan Carlos le cuesta autodenominarse independentista, aunque simpatiza con la causa. “No me gustan las etiquetas, pero estoy a favor del derecho a decidir. No puede ser que la gente vaya a la cárcel por poner unas urnas, eso puede ser un delito de desobediencia, pero no hay delito de sedición”, añade.

Una imagen de las ‘marchas por la libertad’ convocadas por sindicatos independentistas.

“A los presos los queremos en casa, son nuestros cargos electos, esta no es una democracia propia de la Europa del siglo XXI”, agrega Carrera, quien destaca el “ambiente festivo” de las marchas por la libertad. Juan Carlos apunta que “la violencia es aislada”, y censura que “hay mucha manipulación, por ambas partes, no he visto tanta en toda mi vida como en los dos últimos años”. Para él, “la única violencia la ha traído la fuerza de ocupación”.

Hace dos años, en octubre de 2017, Juan Carlos recuerda que lo pasó “muy mal” durante el referéndum ilegal convocado por las fuerzas independentistas, cuando “vinieron 21 furgones a dar un montón de hostias buscando unas urnas que no encontraron”. Carrera recuerda el dato aportado por el Centre d’Estudis d’Opinió (CEO), que señala en una encuesta reciente que casi el 70% de los catalanes está a favor de realizar un referéndum, y que un 68,6% ve injusta la prisión preventiva de los políticos independentistas. “La gente no quiere políticos presos”, agrega.

El conflicto catalán, en opinión de Juan Carlos, “no tiene fin”, porque “desde Madrid se sigue echando gasolina” y “falta diálogo” entre las fuerzas políticas. “Con represión consigues el efecto contrario al que pretendes”, señala. Él está convencido de que “algún día este pueblo será independiente gracias a los porrazos que está recibiendo mucha gente”, una cuestión que “tardará en llegar, pero lo vamos a conocer”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Comentarios

  1. Tontos nacen en todos lados, y hasta terminan una carrera y son capaces de renegar de sus orígenes. Si quieren irse, la frontera está abierta, e incluso algún territorio de la antigua URSS de saldo. Medio border line, eso es territorio español desde que Jaime I los salvó del “yugo” musulmán, y como tal, es para los catalanes que se sienten españoles. Si quieren irse, que hagan una “vaquita” (que eso lo entenderás), y que se compren “su Cataluña” en Siberia, en Mongolia (que les pega más), o en en medio del Sáhara y se dediquen a la arena….

    1. También se tuvo que pegar el piro el grandísimo Luis Cernuda:

      ES LÁSTIMA QUE FUERA MI TIERRA
      Cuando allá dicen unos
      Que mis versos nacieron
      De la separación y la nostalgia
      Por la que fue mi tierra,
      ¿Sólo la más remota oyen entre mis voces?
      Hablan en el poeta voces varias:
      Escuchemos su coro concertado,
      Adonde la creída dominante
      Es tan sólo una voz entre las otras.

      Lo que el espíritu del hombre
      Ganó para el espíritu del hombre
      A través de los siglos,
      Es patrimonio nuestro y es herencia
      De los hombres futuros.
      Al tolerar que nos lo nieguen
      y secuestren, el hombre entonces baja,
      ¿Y cuánto?, en esa dura escala
      Que desde el animal llega hasta el hombre.

      Así ocurre en tu tierra, la tierra de los muertos,
      Adonde ahora todo nace muerto,
      Vive muerto y muere muerto;
      Pertinaz pesadilla: procesión ponderosa
      Con restaurados restos y reliquias,
      A la que dan escolta hábitos y uniformes,
      En medio del silencio: todos mudos,
      Desolados del desorden endémico
      Que el temor, sin domarlo, así doblega.

      La vida siempre obtiene
      Revancha contra quienes la negaron:
      La historia de mi tierra fue actuada
      Por enemigos enconados de la vida.
      El daño no es de ayer, ni tampoco de ahora,
      Sino de siempre. Por eso es hoy.
      La existencia española, llegada al paroxismo,
      Estúpida y cruel como su fiesta de los toros.

      Un pueblo sin razón, adoctrinado desde antiguo
      En creer que la razón de soberbia adolece
      y ante el cual se grita impune:
      Muera la inteligencia, predestinado estaba
      A acabar adorando las cadenas
      y que ese culto obsceno le trajese
      .Adonde hoy le vemos: en cadenas,
      Sin alegría, libertad ni pensamiento.

      Si yo soy español, lo soy .
      A la manera de aquellos que no pueden
      Ser otra cosa: y entre todas las cargas
      Que, al nacer yo, el destino pusiera
      Sobre mí, ha sido ésa la más dura.
      No he cambiado de tierra,
      Porque no es posible a quien su lengua une,
      Hasta la muerte, al menester de poesía.

      La poesía habla en nosotros
      La misma lengua con que hablaron antes,
      y mucho antes de nacer nosotros,
      Las gentes en que hallara raíz nuestra existencia;
      No es el poeta sólo quien ahí habla,
      Sino las bocas mudas de los suyos
      A quienes él da voz y les libera.

      ¿Puede cambiarse eso? Poeta alguno
      Su tradición escoge, ni su tierra,
      Ni tampoco su lengua; él las sirve,
      Fielmente si es posible.
      Mas la fidelidad más alta
      Es para su conciencia; y yo a ésa sirvo
      Pues, sirviéndola, así a la poesía
      Al mismo tiempo sirvo.

      Soy español sin ganas
      Que vive como puede bien lejos de su tierra
      Sin pesar ni nostalgia. He aprendido
      El oficio de hombre duramente,
      Por eso en él puse mi fe. Tanto que prefiero
      No volver a una tierra cuya fe, si una tiene, dejó de ser la mía,
      cuyas maneras rara vez me fueron propias,
      Cuyo recuerdo tan hostil se me ha vuelto
      y de la cual ausencia y tiempo me extrañaron.

      No hablo para quienes una burla del destino
      Compatriotas míos hiciera, sino que hablo a solas
      (Quien habla a solas espera hablar a Dios un día)
      O para aquellos pocos que me escuchen
      Con bien dispuesto entendimiento.
      Aquellos que como yo respeten
      El albedrío libre humano
      Disponiendo la vida que hoy es nuestra,
      Diciendo el pensamiento al que alimenta nuestra vida.

      ¿Qué herencia sino ésa recibimos?
      ¿Qué herencia sino ésa dejaremos?
      (Luis Cernuda,
      Desolación de la quimera (1962)

  2. Así que todo se reduce a ser querido. Pero el amor no llega a uno, parte de uno.
    Siempre he tenido debilidad por los amantes, aunque no creo que el amor todo lo justifique. El amor no justifica ni violaciones ni abusos, y mucho menos, da la posesión de la verdad, salvo la “verdad poética”, que todo lo oculta.

    1. Ya lo dijo el Arcipreste que, seguramente, de eso sabría mucho más que nosotros:

      Aristóteles lo dijo, y es cosa verdadera,
      que el hombre por dos cosas se mueve: la primera,
      por el sustentamiento, que la segunda era
      por haber juntamiento con hembra placentera.
      (…).
      Que dice verdad el sabio, claramente se prueba;
      hombres, aves y bestias, todo animal de cueva
      desea, por natura, siempre compaña nueva
      y mucho más el hombre que otro ser que se mueva.

      Y digo más el hombre, pues otras criaturas
      tan sólo en una época se juntan, por natura;
      el hombre, en toda época, sin seso y sin mesura,
      siempre que puede quiere hacer esa locura.

      Prefiere el fuego estar guardado entre ceniza,
      pues antes se consume cuanto más se le atiza;
      el hombre, cuando peca, bien ve que se desliza,
      mas por naturaleza, en el mal profundiza.
      (…).
      (Arcipreste de Hita)

  3. Este no se ha enterado de que los supremacistas catalanes detestan y desprecian a todos los españoles por el hecho de serlo, con independencia de su ideología política. Verdaderamente en España no cabe un tonto más.

      1. No, está usted muy equivocado. Los tontos útiles son aquellos que, siendo de izquierda y/o de regiones con rentas más bajas, apoyan ovejunamente al secesionismo supremacista de la burguesía corrupta catalana (como su partido Podemos, por ejemplo), traicionando a España y a Andalucía, porque si la Nación española se quebrara, quebrarían también Andalucía y el Estado de bienestar y quienes sufrirían más, quienes tendrían una situación desesperada serían los más desfavorecidos. ¿Lo entiende ahora? Pues deje de molestarme y de suplantarme, que eso es antidemocrático.

        1. Deja de acusar de delitos de los que no entiendes, que no me estoy haciendo pasar por ti (faltaria mas, me daria asco de pensarlo). Asi que no acuses de lo que no entiendes, gracias.
          La unica solucion pasa por un referendum, lo que pasa que a la derecha, esta que te paga 2 reales por publicar aqui tus tonterias, le interesa avivar este conflicto porque son los que realmente se benefician de ello.

          1. ¡Jajaja! ¿Un referéndum con qué censo? ¿Con todos los españoles para saber si aceptan modificar la Constitución (son los únicos que podemos hacerlo) y destruir nuestra Nación? Ese referéndum no lo quieren los secesionistas porque lo pierden seguro y sería ya su derrota definitiva; por eso no hacen una propuesta de reforma cobstitucional, como hizo en su día Ibarreche. ¿O un referéndum restringido sólo a los catalanes para que ellos decidan por todos los españoles? Semejante engendro anticonstitucional y antidemocrático y, por ello, imposible de hacer, también lo perderían porque los secesionistas son minoritarios en Cataluña, pero si los españoles consintiéramos ese plebiscito ya habríamos reconocido que no somos soberanos, que la Nación no existe y habríamos ganado la batalla pero perdido la guerra. Ningún país del mundo acepta un referéndum de secesión de una parte de su territorio. Su propuesta, que es la de la izquierda traidora podemita es una barbaridad; lo que decía, en España no cabe un tonto más. Y sobre delitos en la red es claro que lo desconoce todo; mejor deje de suplantar mi identidad. ¿De verdad que ese es el nivel de los trolls de Podemos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *