SociedadJerez

Ultimátum en la ayuda a domicilio con amenaza de romper la paz social en Jerez

El comité de las empleadas del servicio municipal advierte de próximas movilizaciones si el gobierno local no retoma las negociaciones para mejorar la situación laboral colectivo y de los usuarios. 

El comité de las empleadas del servicio municipal advierte de próximas movilizaciones si el gobierno local no retoma las negociaciones para mejorar la situación laboral colectivo y de los usuarios. 

Las trabajadoras de ayuda a domicilio, que de las 400 empleadas solo una treintena son hombres, exigen que el gobierno local retome las negociaciones del convenio que este les prometió hace ya 14 meses, en una semana repleta de reivindicaciones feministas. “Todos los políticos salen hablado de las mujeres, que tienen que estar en las mismas circunstancias, dicen… Pero a la hora de la verdad esto no se lleva a cabo”, denuncia Esther Hidalgo, presidenta del comité de empresa de ayuda a domicilio. Y en este sentido, amenazan con futuras movilizaciones: “Hemos estado intentando arreglarlo todo en los despachos, pero llega un momento en que tú dices, hasta aquí hemos llegado”.

“Este colectivo es mayoritariamente de mujeres —aunque se estén integrando hombres— pero este es un servicio prestado, sobre todo, por la mujer. Son trabajos de mujer. Porque…, ¿quién cuida de nuestros mayores, tanto en el trabajo como dentro de casa? ¡Nosotras decimos basta ya de tanta palabrería y que de una vez por todas se haga lo que se nos prometió, dignificar este oficio en todos los aspectos, tanto para los usuarios como para las trabajadoras! Llevamos muchos años sufriendo que no se nos respete”, expresa Hidalgo durante la rueda de prensa que el comité ha convocado este martes en la sede de CGT. 

Cuando la municipalización de esta empresa de ayuda a domicilio se concretó el pasado 1 de enero de 2017, las trabajadoras asumieron aumentar sus horas semanales de trabajo (de 35 a 37 horas y media), para que la administración local se ahorrara costes en la prestación del servicio y así, llevar a cabo una encomienda de gestión, siempre y cuando la empresa municipal, Comujesa, creara un convenio para ellas. “Hace casi 14 meses que nos reunimos aquí para daros la buena noticia de que nos habían remunicipalizado. En aquel momento os dijimos que estábamos contentas pero que no dábamos por hecho nada. Y desde lo prometido, seguimos en las mismas”, se dirige la presidenta del comité a los medios de comunicación presentes. “Seguimos todavía negociando el convenio que parece que es la historia interminable. Hoy por hoy, no tenemos nada claro”, añade. Hasta la fecha, las empleadas de ayuda a domicilio siguen bajo el ala del convenio de limpieza y con las negociaciones completamente paradas. “Pedíamos un convenio propio en el que se recogieran funciones reales y dignificaran nuestro trabajo. Cosa que a día de hoy, todavía no se ha hecho”, incide Mercedes García, trabajadora sindical de UGT.

Más allá del convenio, también reclaman que el Ayuntamiento reinvierta la mitad del dinero ahorrado —de las horas extras que las trabajadoras asumieron—, en el mismo colectivo para mejorar las condiciones de las trabajadoras y los usuarios. “Nosotras no queremos todo para nosotras. Queremos mejoras para el colectivo y para el usuario. Camas articuladas, que haya gruas… que se nos facilitara el día a día tanto a ellos como a nosotras”, destaca Esther Hidalgo. “Pero a día de hoy, esto todavía no ha pasado. Alegan que no conocen los números, pero eso es absurdo. La estimación de ese ahorro sí la tienen; lo que pasa es que es más fácil dar largas. En su día, a nosotras se nos habló de un ahorro de más de 700.000 euros, la cual la mitad iba a ir revertido a mejoras del servicio”, agrega.

Las portavoces del comité piden al gobierno local “que no miren a otro lado”, y que se sienten “de una vez por todas” con ellas, ya que en estos 14 meses, tan solo han mantenido una reunión con la alcaldesa, Maman Sánchez. “Y de casualidad, porque estuvimos en la calle protestando, durante la Semana del Mayor“, incide Hidalgo. Finalmente, la sindicalista de UGT exlcama ante los medios: “Que no reivindiquen tanta igualdad, porque esto es un colectivo de mujeres y si se va a reivindicar la igualdad que no se manifiesten en manifestaciones y que se manifiesten encima de la mesa”. 

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *