lavozdelsur.es - Noticias Cadiz-Jerez Hoy
DFINDSalir

Turismo activo: disfrutar del paisaje y el silencio

El proyecto 'Rutasiete' ofrece recorridos en 4x4 por toda la provincia de Cádiz, con especial atención en septiembre a la viña y las bodegas. “Me meto por lugares inusuales”, asegura Salvador Pineda, su artífice.

El proyecto ‘Ruta7’ ofrece recorridos en 4×4 por toda la provincia de Cádiz, con especial atención en septiembre a la viña y las bodegas. 

En el maletero del todoterreno guarda una nevera de playa donde mantiene botellas de agua bien frías, además de vino y algún que otro aperitivo. En la radio, flamenco y algo de música española. Y en sus asientos, extranjeros que buscan conocer la gran variedad paisajística de la provincia de Cádiz. La iniciativa formada por Salvador Pineda, Rutasiete, es un proyecto dedicado al turismo activo. Este amante de la naturaleza es pionero en crear este tipo de atracción turística en la zona. El enoturismo cada vez empuja con más fuerza. Cuenta que se inicia en el mundo de la flora y fauna a partir de los 8 años, cuando comienza a hacer expediciones de boy scout. Y comienza a diseñar rutas por la provincia en 1992, siendo el único en el sector. No obstante, no formaliza su idea hasta 2014, año en el que se consolida como “oficina de turismo rodante”.

“Suelo empezar por una zona de secano. La gente se cree que todo Cádiz es así, pero no. Luego les llevo a la zona de regadío y se quedan asombrados”

“Es un proyecto personal y exclusivo”, indica su artífice. Exclusivo porque con su 4×4 se introduce por zonas públicas y privadas a las que otras personas no tienen acceso con vehículo propio. Y personal porque él es quien esboza las rutas, el que conduce y el que explica todo al detalle. Tiene y es un todoterreno. “Soy un héroe nacional”, a lo que añade a modo de chiste: “Soy autónomo”. Salvador Pineda comparte que abarca la otra provincia de Cádiz. Esa que no se ve, a la que pocos tienen acceso: “Me meto por lugares inusuales”. Manifiesta que muchos vienen buscando paz, silencio y disfrutar sobre todo de las “vistas privilegiadas que ofrece este entorno”. 

En la Fiestas de la Vendimia ofrece únicamente La Ruta de las Viñas, uno de los itinerarios que tiene centrado exclusivamente en el vino de Jerez. Recorre los pagos del entorno donde explica los orígenes del vino desde los fenicios, las características del suelo, el clima y todo lo que tenga que ver con la vendimia. Como es lógico, en las semanas de la festividad, únicamente se dedicará a hacer dicha ruta. Recorrido de 3 horas y media que comienza desde La Cartuja y llega hasta el Castillo de Macharnudo en dos turnos, uno de mañana de 9:30 a 13:00 horas; y otro de tarde, de 17:30 hasta las 21:00 horas, para contemplar el atardecer. Aunque en la actualidad dispone de otros programas. Dice que con él se puede contemplar la totalidad de Cádiz en cinco días, en sus cinco rutas. El único trabajador de este turismo de experiencia, viaja por los pueblos blancos, dehesas, atalayas, el Guadalquivir, el Coto de Doñana, los Alcornocales, los Montes Propios y Tarifa, entre otros destinos. 
“En esta ruta suelo empezar por una zona de secano. La gente se cree que todo Cádiz es así, pero no. Luego les llevo a la zona de regadío y se quedan asombrados por la variedad que hay en la provincia”, espeta Pineda mientras conduce. Asegura que lo que intenta conseguir con sus rutas, es que la gente se enamore de Jerez, de la Bahía de Cádiz, de todos los “rincones especiales” que encierra la provincia. La mayoría de su clientela es extranjera, por lo que a veces va acompañado por intérpretes de francés, inglés, alemán y japonés. La gente da con él a través de agencias, redes sociales, y mediante el boca a boca. “Una vez vinieron unos catalanes que habían sido recomendados por unos amigos”, señala. Dice que los comentarios que le dejan en internet son de lo más gratificantes para una persona que le dedica al campo, al río y a la montaña, jornadas diarias de tres a diez horas seguidas, dependiendo del itinerario. 

A pesar de ser un turismo activo, de naturaleza, intenta mezclarlo con el enoturismo. Aprovechando la tierra que ofrece el territorio gaditano, complementa el recorrido, de vez en cuando, con una visita a las bodegas. “Algunas agencias utilizan un paquete completo en el que comienza con una ruta en el coche, un almuerzo maridado, una visita a las bodegas y finalmente una visita guiada por el casco histórico de Jerez”, expone. Sin embargo, comenta que ambos subsectores turísticos son lentos, van poco a poco. “Está arrancando el enoturismo en la zona, y una línea de trabajo, también financiada por los fondos ITI, es esa”, declara el teniente de alcaldesa de Dinamización Cultural y Urbanismo, Francisco Camas, miembro de la visita realizada a bordo de Rutasiete.

Etiquetas
Ver más

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close