JerezEconomía

Tres amigos para Cuatro Gatos

Diego Pérez, Juan González y Juan Manuel Medrano resucitan el bar Cuatro Gatos, en la calle Santa Rosa, al que imprimen un nuevo aire al convertirlo en karaoke

Ninguno cumplirá ya los 50 años, lo cual no quiere decir que sean mayores, pero llama la atención que a estas alturas de la película Diego Pérez (56), Juan González (55) y Juan Manuel Medrano (52), amigos desde hace años, se aventuren a resucitar uno de los bares clásicos del centro, el Cuatro Gatos de la calle Santa Rosa, al que además le dan un nuevo aire al convertirlo en un karaoke, una oferta que, por otro lado, no disfrutaba todavía esta zona de Jerez y que piensan que está en auge.

“Teníamos ganas de crear un sitio donde se respire buen ambiente, un lugar distinto donde nos reunamos los amigos y clientes”, señala Juan. “Lo queremos enfocar sobre todo a gente de nuestra edad, porque creemos que Jerez tiene un cierto vacío en este tipo de clientes”, añade Diego, que junto a Juan Manuel ya abrió, a mediados de los 90, el bar Menos Cuarto, en la zona de Divina Pastora, que cuajó un gran éxito sobre todo entre los jóvenes universitarios. Juan también tuvo experiencia hostelera al abrir en los 80 el Iris Pub, en la plaza San Andrés, a unos pasos de este nuevo Cuatro Gatos.

Sin embargo, a diferencia de entonces, ahora ninguno monta este negocio para hacer dinero, sino como segunda actividad. “Con no perderlo ya es suficiente. Lo que queremos es que esto se convierta en un punto de encuentro, un rincón para disfrutar de las amistades”, incide Diego. Y es que, afortunadamente cada uno tiene un trabajo principal que les sirve de sustento, algo que ya es decir en una ciudad que, a pesar del importante recorte en mayo de solicitantes de empleo, sigue teniendo 28.672 inscritos.

Así, Diego es taxista y Juan es empresario, mientras que Juan Manuel —Güagüe, como se le conoce en Jerez— tuvo que reinventarse a los 50 tras ser uno de los afectados por el “arbitrario” ERE municipal que ejecutó en el Ayuntamiento el gobierno de María José García-Pelayo. “Después de 27 años, tras pasarlo muy mal y con tres hijos, me di cuenta de que la vida sigue”. Actualmente es tutor de los jóvenes que llegan a Jerez dentro del programa Leonardo da Vinci. Preguntado por la posibilidad de que un nuevo expediente de regulación de empleo sobrevuele en el futuro el Ayuntamiento, es claro: “Para mis compañeros tiene que ser terrorífico saber que su futuro pasa por lo que digan unos señores desde Madrid”.El nuevo Cuatro Gatos ofrece a todos aquellos con ganas de ser cantantes por un rato nada menos que 26.000 canciones —no sabemos si entre ellas estará el dichoso Despacito—, por lo que la oferta es variada. En principio solo abrirá los fines de semana —“ojalá pudiéramos abrir todos los días, pero es cuando suele salir nuestro público”— en horario de 17 a cierre los viernes, sábados y domingos, y los jueves, a partir de las 19 horas. ¿Se pondrán tras la barra alguno de los tres? “En principio no, porque vamos a tener a una empleada encargada del bar, pero oye, si fuera necesario porque hubiera mucho trabajo, ojalá”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *