Cartas y vídeos

¡Que sus nombres no se borren de la Historia!

Con este nombre, hoy lunes 5 de agosto, a las 20:00 horas, el colectivo social portuense Rosa Luxemburgo, en colaboración con Aitana Transmedia, organiza un homenaje a Las Trece Rosas en El Puerto con motivo del 80º aniversario de su fusilamiento.

Que no se nos olviden: Martina, Julia, Virtudes, Dionisia, Carmen, Ana, Blanca, Adelina, Victoria, Elena, Joaquina, Pilar y Luisa. La mayoría eran modistas de profesión, y jóvenes de 18, 19 y 20 años. Muchas eran militantes de las Juventudes Socialistas Unificadas, pero no todas, que tras la victoria del general Franco, se arriesgaban a seguir militando en sus barrios para reconstruir la resistencia antifascista. Que no las olvidemos. Sin ningún delito de sangre. Y fueron sentenciadas a pena de muerte. Sin justicia y sin perdón. Su fusilamiento en las tapias del Cementerio del Este (Almudena) de Madrid en el alba del 5 de agosto de 1939, ha quedado en la memoria de toda una generación, pero la gente joven no debe olvidar este terrible suceso.

Nuestro homenaje tendrá lugar en la confluencia de la ronda del Ferrocarril y la calle Virgen de las Nieves, en la espalda del cementerio municipal, y durará poco más de una hora. Será un homenaje donde, además, se recrearán, de forma fotográfica, algunas escenas del fusilamiento de las jóvenes madrileñas, con mujeres que quieran participar vestidas de época en la medida de los posible. En las redes sociales se han proporcionado imágenes para que puedan inspirarse.

Para que estas fotografías puedan ser emotivas y creativas, cada grupo de 13 mujeres dispondrán de una persona del mundo del teatro local que las asesorarán de forma sencilla en los puntos claves donde poder expresar las distintas emociones que pudieron sentir esas jóvenes mujeres delante del pelotón de ejecución. El resultado final se publicará en las redes sociales para general conocimiento de este acto genuino de Memoria Histórica y Democrática.

Esta actividad está enmarcada, nos dicen los organizadores, dentro del terrorífico mes de agosto que se vivió en muchos pueblos de Cádiz, Sevilla y Huelva después del golpe militar de las tropas de Queipo de Llano en 1936. Las Trece Rosas son el símbolo más visible y mediático de las numerosas Rosas que perdieron la vida en aquella orgía de sangre y sadismo que padecieron muchas mujeres, jóvenes muchas, pero también de 60 y 70 años, tras el 18 de julio de 1936. Las Rosas de Grazalema, las Rosas de Fuentes de Andalucía (El Aguaucho), las Rosas de Zufre (Huelva), las Tres Rosas de Tabacalera (Cádiz) o las Rosas de Guillena, son solo los ejemplos más señalados que queremos recordar en este acto.

Después de la quema de mujeres acusadas de brujería, nunca antes se había asesinado y ejecutado a tantas mujeres en España. Solo por ser mujeres, de forma sistemática, y como terrible castigo por haberse atrevido a casarse civilmente, a votar, divorciarse, a trabajar fuera de casa, a organizarse en el sindicato o en los partidos, a acudir a mítines, a manifestarse, en definitiva, a empoderarse y elevarse a la condición de ciudadana, la represión franquista usó su más inhumano terror para que sirvieran de escarmiento a las demás mujeres. De ahí su rapado de cabeza, sus purgantes, sus paseos de burla, sus abusos y violaciones y sus ejecuciones en condiciones tan salvajes, que no hicieron con los hombres.

Que sus nombres no se olviden de la historia, ni que se olvide la libertad que consiguieron en aquellos años de la Segunda República y que, por ello, les costó la vida, pero nunca la dignidad.

Verdad, Justicia y Reparación.

Tribuna de opinión del colectivo social portuense Rosa Luxemburgo de El Puerto de Santa María.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *