Gastrovoz

Transparencia en el etiquetado de la leche

En los próximos meses empezaremos a comprobarlo. La nueva normativa sobre etiquetado de leche y sus derivados va a suponer un cambio de estos productos. A partir del día  22 de enero de 2019 será obligatorio identificar en el etiquetado el origen de la leche, y derivados lácteos. Aunque la industria tendrá hasta dos años para actualizarse.

El nuevo Real Decreto 1181/2018 se ha consumado tal como ya advirtió el ministro Luis Planas hace unos meses, considerando que el etiquetado obligatorio del origen de la leche y los productos lácteos es una práctica “honesta de cara al consumidor y transparente”,

La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha señalado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que con esta medida se atiende a la demanda del 88% de los consumidores que consideran necesario poder leer y comprender de forma clara la etiqueta de estos productos.

Por primera vez, la jurisprudencia española toma la iniciativa frente a la legislación europea. Desde el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación se permite la libre comercialización de estos productos ya fabricados hasta agotar sus existencias. Además, señalan que se trata de unas actuaciones en pro de aumentar la confianza del consumidor en los productos que consume en el día a día, a la vez de un compromiso de transparencia del sector lácteo.

¿A qué productos se aplica la nueva normativa?

Según el texto legal, la norma afecta a la leche procedente de todas las especies de animales de abasto y se indicará el origen cuando la leche utilizada represente un porcentaje superior al 50 %, expresado en peso, respecto al total de los ingredientes utilizados.

La nueva normativa sobre productos como la leche y nata, con o sin concentrar, azucarar o edulcorar. Además del suero de mantequilla, leche y nata cuajadas, yogur, kéfir y demás leches y natas, fermentadas o acidificadas, incluso concentrados, azucarados, edulcorados de otro modo o aromatizados, o con fruta o cacao.

Otros productos son el lactosuero, incluso concentrado, azucarado o edulcorado; productos constituidos por los componentes naturales de la leche, azucarados o edulcorados. Además de mantequilla, demás materias grasas de la leche, quesos y requesón.

En España, Castilla y León es una de las principales productoras de leche en España, con 849.833.000 litros de leche de vaca en 2016, según la última estadística publicada por FENIL (Federación Nacional de Empresas Lácteas), el 12,3 por ciento del total nacional; más de la mitad de la producción de leche de oveja de España, con 292.297.000 litros, y 27.136.000 de cabra, el 5,3 por ciento.

¿Qué encontraremos nuevo en el etiquetado?

La etiqueta de la leche y productos lácteos incluirá las siguientes indicaciones obligatorias:

  1. a) País de ordeño: lugar donde la leche ha sido ordeñada.
  2. b) País de transformación: lugar donde la leche ha sido transformada.
  3. c) Cuando las operaciones de ordeño y trasformación ocurran en un mismo país se podrán sustituir por la mención: “Origen de la leche: lugar donde la leche ha sido ordeñada y transformada”
  4. d) El lugar de ordeño y el lugar de transformación se indicarán mediante referencia a una de las zonas geográficas

Esta información aparecerá cerca de la lista de ingredientes y se expresarán con el mismo tamaño y color de fuente utilizados para la lista de ingredientes

La miel, frutas y hortalizas, las siguientes.

En línea con esta propuesta del Gobierno, el Ministerio está comenzando a promover un cambio en el etiquetado de la miel para que el consumidor pueda contemplar con claridad y precisión la   procedencia.

Por otro lado, ha informado de la aprobación también de otro real decreto que regula los programas operativos de las organizaciones de productores de frutas y hortalizas: un asunto de “interés” porque “mueve 200 millones de fondos europeos y españoles”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.