siglo XXI

Una casa de apuestas, en una imagen de archivo. FOTO: MANU GARCÍA

La heroína del siglo XXI

No podemos conformarnos con poner paños calientes, por más que Ansear, la patronal de salones de juego, con la desvergonzada retórica de siempre, se defienda con el mantra de los miles de empleos que supuestamente se perderían.