okupa

Sandra, secándose las lágrimas, a las puertas de la vivienda que okupaba. / MANU GARCÍA.

Sandra y Sonia: volver a empezar tras un desalojo

  • Jerez
  • Francisco Romero

Una joven pareja con dos hijos a su cargo, de cinco y siete años, abandona una vivienda del Banco Santander tras ser denunciada y no llegar a un acuerdo para lograr un alquiler social