modelismo

Sergio Cáceres colorea una figura de plomo de uno de sus encargos más recientes, en el taller de su casa en Conil.

Combatir el Chron y ganarse la vida pintando ejércitos en miniatura en Conil

  • I+N (Ideas y Negocios)
  • Paco Sánchez Múgica

El gaditano Sergio Cáceres convirtió su hobby en su profesión cuando le diagnosticaron una enfermedad. De tener una empresa de pintura de exteriores con siete empleados a su cargo pasó a colorear miniaturas con encargos por todo el mundo. "El más lejano vino de Australia", recuerda