Mano

Azucarera de Jédula, en todo su esplendor. FOTO: CEDIDA

Un maño de Jerez

  • Opinión
  • María José Romero

El reconocimiento es más que merecido, sin duda. Mi único pesar es saber que para mi abuelo llega tarde, muy tarde.